miércoles, diciembre 13

Palabras, emociones, actitudes


Traducir a palabras lo que sentimos no resulta fácil a veces y tampoco tendría por qué ser necesario. Sentir y punto, aunque no sepas explicarlo muy bien. La emociones están hechas fundamentalmente para ser sentidas y no tienen por qué ser 'ex-plicadas', es decir, desplegadas en forma de palabras.

Pero puede haber circunstancias, sobre todo si la persona no está habituada a expresar sus sentimientos y los retiene para sí , que resulte útil el esfuerzo mental de sentir su proceso y tratar de ver por qué no siempre acierta a explicarlos.

Viene esto a cuento de que en tiempos en que está uno de despedidas, recibe de diversas formas muestras de afecto o las personas expresan emociones que en circunstancias normales simplemente sentían en forma de aceptación , de indiferencia o de claro rechazo. Ayer recibí, por escrito, uno de esos adioses adelantados. Al leerlo sentí que interiormente iba desde cierto rubor, al cariño, al afecto, al agradecimiento hasta notaba sensaciones de halago que contribuían a valoración interior procedente de fuera. Sentirse resumido en una despedida laudatoria produce al mismo tiempo un “no es para tanto” y a la vez “me siento valorado” por este elogio amasado por el afecto.

Uno es consciente de que ni las alabanzas deben elevarte por encima de tu ‘realidad’ que a veces quizá no te sientes capaz de valorar justamente, ni tampoco los reproches o las críticas tienen por qué ‘anonadarte’, reducirte a las cenizas de la nada. Saber aceptar, agradecer y sentir la afirmación íntima que suponen los halagos, para estar preparados también para cuando los demás critiquen lo que hacemos y no interpretarlo como un rechazo total a la persona.

Al escribir esto, no puedo por menos de recordar aquellas líneas del poema de Kipling, tantas veces copiado y recopiado...

If you can dream, and not make dreams your master,
If you can think--and not make thoughts your aim;
If you can meet with Triumph and Disaster
And treat those two impostors just the same;
If you can bear to hear the truth you've spoken
Twisted by knaves to make a trap for fools,
Or watch the things you gave your life to, broken,
And stoop and build 'em up with worn-out tools:

……
Yours is the Earth and everything that's in it,
And--which is more--you'll be a Man, my son!

--Rudyard Kipling


Si puedes soñar, sin que los sueños te hagan su esclavo
Si puedes pensar, sin que los pensamientos sean un fin
Si eres capaz de hacer frente al Triunfo y a la Derrota
Y tratarles a ambos de la misma manera, como dos impostores
Si puedes soportar oír la verdad que has expresado
Tregiversada por los astutos para tender una trampa a los tontos
O ver aquellas cosas por las que diste tu vida, rotas,
Y te agachas y las reconstruyes con tus viejas herramientas

......

Tuya es la Tierra y cuanto hay en ella
Y lo que es más importante, serás un hombre, hijo mío