viernes, marzo 8

Los paseos de Douce

NO OS PREOCUPÉIS POR MÍ

Os lo explicaré. Quiero que me sintáis como yo sé que lo sabéis hacer. De cierto modo SOY 'inmortal'. Os lo explicaré. Ahora estoy echando la siesta... ("Me encanta")




Sé que lo explicaría mejor ‘ella’, DOUCE, pero va intentar el Náufrago expresar lo que ella supone en esta Isla. Douce es mucho más que una Becaria. O por mejor decirlo es un ‘heterónimo’, pero también mucho más. Douce tampoco es una ‘perra’, más bien es la esencia de un ser que quizá habría que ponerlo con mayúscula.

Douce es eso que llamamos ‘animal’,  palabra que debe tener relación con la palabra ‘ánima’ porque a ello se parece,  por más que muchos seres humanos hayan derivado su etimología.


  (INTERRUPCIÓN)
- “Querido Náufrago ¿No podrías dejar esas ‘filosofías baratas’ y hablar de otra manera que te entienda la gente y me entere yo de mí? Me dan ganas de tomar la palabra y explicarlo de forma más simple …

-          Tienes razón una vez más, trataré de decir algo que se entienda… Me temo que no lo lograré

Así es ella. Douce es una forma de vida. Hace lo que quiere, no pide permiso porque ella se muestra como es. Y en ese es NO, no hay ni una pizca de contradicción. Acepta con igual temple la obediencia y sus deseos, sin un mal gesto. Jamás ha levantado una voz más alta que otra, pero eso no obsta para seguir siendo ELLA.

Douce respeta los gustos y las formas de los demás, aunque ella tiene su personalidad. Jamás exige,  más bien insinúa y lo hace de tal modo que lo consigue. Eso hace que el Náufrago trate de esa manera de vivir, cuando hay tan sabiondo y tan cerrado que sólo vale lo que él piensa, incluido el que escribe.

Pero vayamos a la Douce que ha motivado lo que estamos escribiendo. Douce vino a esta casa desde el abandono y el maltrato. A pesar del Náufrago, la insistencia de los salvadores y la actitud de ella, lograron que el primero NO, se tornare en ‘VALE’. Fue su primera conquista. No habían pasado dos días  y ella ya había ‘impuesto’ su ‘Ser’. Sin argucia ninguna desde los primeros días ganó el corazón de todos, aunque luego no cumplieran su primera decisión de cuidarla, aunque sí el cariño.

Ahora puede tener catorce años o alguno más, no tenemos la fecha de nacimiento. Nunca se ha quejado y ha pasado por pequeños problemas, pero ha vivido con la serenidad de su temple: gozando de los paseos, de los juegos, de sus descansos y de su compañía, sin palabras, hablando con su mirada, con sus muestras de gozo, esperando que alguien le invitara a compartir ‘manjares’… y todas sus argucias.

Douce es mucho más que un ser de cuatro patas: es una forma de vida que se transforma en una sensación que quedará como un sello dentro, formando parte de los que hayan querido hacerlo propio. Es algo difícil de explicar, porque las sensaciones son difíciles de describir porque son partes de vida. Hoy ha vuelto a demostrar cómo vive cada momento sin pensar más que aprovechar su vida.

Douce, sigue bien, aunque una ligera nube haya reforzado aún más lo que significa esas cinco letras 
D O U C E que describen quien la lleva:
 
D: Dulce
O: Oasis
U: Unión
C: Corazón
E: Efusión

5 comentarios:

Lúa dijo...

Esto está mucho mejor. ¡Pero si estás estupenda!

Me ha encantado el vídeo, a ver si se repite. Si es que no hay nada como un paseo.

¡Ah, se me olvidaba! A mí también me encantan las siestas, las mías se hacen interminables.

¡Miaauuuuu!

Campurriana Campu dijo...

Ya me quedo más tranquila. Veo a Douce muy bien. Poquito a poco...
Un abrazo a los dos.
:)

Campurriana Campu dijo...

Saldrá el sol.
Vivir el día a día...nada más. Mucho tenemos que aprender. Muchísimo.
Felicidades, Douce. Por ser así.

Douce dijo...

Voy a daros unas gracias muy grandes a todas las que habéis sentido esta parte de mi vida conmigo y el Náufrago. Yo soy la primera en aceptar lo que ahora me ha proporcionado la vida que la considero una etapa de mi vida.
Nunca he mirado hacia atrás - la he vivido - y lo mismo hago conlo presente sin proyectar nada.

Ayer vivía las consecuencias de un 'sueño' y poco a poco fui recuperándome y hoy ya he vuelto a mi vida. No me preocupo de más. Me dan y yo doy y ahora os agradezco que hayáis estado a mi lado.

Por eso quiero daros las gracias con mi cariño.

¡Viva la Vida!

Campurriana Campu dijo...

¡Viva!

Merece la pena y mucho. Aunque haya sucesos-nube y personas-nubarrones, siempre merece la pena.

Un abrazo. ¡A cenar se ha dicho!
:)

Buen finde.