domingo, septiembre 20

PURA FACHADA

Artur Mas quiere ser un Kennedy y suma al 'look Ahmadineyad'

    Álvaro Rivas
 
"El que fuera líder de CiU, después solo de CDC pero muñidor final de JPS (Junts Pel Sí), cuenta con otra siglas misteriosas: TRX. Es el acrónimo de un artilugio deportivo tan sencillo como diabólico: dos cintas enganchadas en la pared, con anillas para que el sufridor president se agarre y mantenga su cuerpo tenso en un plano inclinado casi imposible de aguantar, mientras ejercita biceps, cuádriceps, deltoides y esternocleidomastoideos.

EQUILIBRIO. 

Aferrado al TRX se le ha visto a Artur Mas en su gimnasio de Barcelona. El no candidato quiere mantener a sus 59 años el aire de seductor kennedyano que siempre tuvo y que el procés, por extenuante, le está arrebatando. Por eso se afana en el Total Resistance Exercise para evitar parecer el caballero de la galanura oxidada. Mas otea ya, agotado, su costa de Ítaca. «Solo he tenido problemas», suele decir, cuando explica que en esta aventura del 27-S él no gana nada. Se ha metido, nos ha metido, dice, porque no había más remedio.

PRESENCIA. 

Un hombre elegante, con trajes de sastre americano, manga amplia, dos cortes en la parte trasera y talle alto, ha decidido últimamente unirse a la muy española tendencia política de no llevar corbata. Mal, Mas, si me lo permite. Todo por culpa de la quimérica cercanía con el ciudadano. En la Europa oficial no nos van a tomar en serio nunca. Nuestros líderes, descorbatados pero con americana, parecen miembros del antiguo gobierno de Ahmadineyad -el verdadero trender de los trajes sin corbata- o currantes de oficina en día festivo trabajado. También puede ser que este verano haya hecho más calor que en el Desierto de El Nefud y eso justifica tanto cuello liberado. Veremos qué pasa este otoño.

IMAGEN. 

A pesar del cansancio que deja tanta batalla siempre le quedará ese mentón cuadrangular ya mítico y la mirada de ojos entrecerrados. Flequillo rebelde, que lucha por no quedarse aislado como un penacho ante las dos entradas cada vez más notorias. Lo de la alopecia incipiente nos pasa a todos, tranquilo. Pero imagínenlo paseando por los Hamptons en septiembre, o practicando tenis en pistas de hierba, cual personaje de Scott Fitzgerald. Sería parte del paisaje. Y ahí sí que no encajamos todos."

"PAPEL-"EL Mundo"

No hay comentarios: