viernes, septiembre 11

Muere Scommer, maestro del retrato

EL ROSTRO COMO MÁSCARA
«El fotógrafo vasco Alberto Schommer ha muerto en San Sebastián a los 87 años como consecuencia de un proceso cancerígeno. Había nacido en Vitoria en 1928, y tenía la leyenda de ser testigo y protagonista de una época apasionante en España: la Transición desde el Franquismo hasta la democracia.

«No es tan bueno como él cree, pero es mucho mejor de lo que creen sus enemigos». Es una frase que ha circulado durante años para explicar la naturaleza conflictiva de Alberto Schommer.
Pero no estamos aquí para juzgar su carácter sino su trabajo y su significado. «No es tan bueno como él cree», decía la primera parte de la frase aquella. ¿Qué querrían decir? Schommer se había encasillado durante los años de la Transición en el rol de fotógrafo de cámara, no del todo honroso. Se hizo amigo del Rey Juan Carlos, al que acompañó en sus viajes, en los años de su juventud eufórica. 
Los famosos Retratos psicológicos que hizo en los últimos años 79 y primeros 80 son la prueba. El cardenal Tarancón, levitaba aquí y se agarraba allá a una madeja de cuerdas. Manuel Fraga aparecía con una interrogación escrita sobre su frente. Felipe González y su equipo posaban agarrados a unos capotes de torero... Y después, todos los intelectuales del momento: Pepe Hierro con mariposas, José Luis López Vázquez engullido por el suelo, Eduardo Chillida hecho puño de piedra, José Luis Aranguren, Rafael Alberti y compañía. Todos pasaron delante de su cámara. Aquel desparpajo no se había visto nunca en España.»

  LUIS ALEMANY

No hay comentarios: