sábado, abril 27

Desde Córdoba a las tierras de Castilla

AÚN ESTA TIERRA ESTA VIVA

De tanto  empecinarnos en mirarnos los ombligos, los nuestros, los que nos lo cuentan,  los que intentan y no lo logran, los que se coman las tajadas,   los que protestan pero sólo eso, los que lo padecen, los que nos vigilan y controlan,  los que nos mordemos los unos a los otros... De tantos problemas, siempre por 'culpa' de los otros, nunca la nuestra, quizá nos olvidemos de lo que otros construyeron. Sí, construyeron. Este Náufrago no se excluye de nada, ni echa culpas, cada cual que piense en lo que aporta para que vivamos, aunque sea un poquito. 

Aquí, hoy, los habitantes de la Isla  están disfrutando de un regalo que llegó a esta isla después de atravesar los mares. Y de paso, en un viaje de seis horas de autobús para 360 km., aposentado en un asiento junto a la ventanilla trató de ver esa llanura de colores primaverales. Así es una parte de esta tierra que a veces no apreciamos porque seguimos mirándonos  nuestro ombligo dolorido. 



No hay comentarios: