miércoles, julio 1

"Dejé Twitter y Facebook : mi vida es más tranquila"

Kristine Billmeir posa en la Universidad CEU San Pablo en Madrid, donde firmó un convenio de colaboración.

La decana de Educación Continuada de la Universidad de Columbia defiende que estar callado con alguien signifique más que las palabras.

Por Juan Cruz


5 comentarios:

Campurriana Campu dijo...

No lo dudo. A mí también se me ha pasado por la cabeza pero... hay que saber utilizar las redes. Por ellas, puedes conocer cosas interesantes...a veces, son entretenidas...descubres la envidia que hay en España...las intenciones políticas del Alcalde de tu ciudad...el cuadro de tal o cual pintor...

Eso. Hay que saber utilizarlas.

María dijo...

Supongo que las redes, el silencio y todo en la vida ...hay que saber utilizarlo, es verdad. Ni todo lo que sale en Twitter son mil chorradas por segundo, ni todos los silencios son hermosos como el Fujiyama... por cierto que no valen de ejemplo tipos tan estrambóticos como Beckett y Joice, másime cuando Beckett siempre ha dicho que nadie más aislado de todo y todos que Joice...su amistad fue tan toemnatosa omo íntima, no sé, es lo que decimos, hay silencios y silencios .. igual q hay charlas y charlas.. depende, además ¿ qué más da Twitter, que Face que un patio de vecinas ? por eso no frecuento ninguno de los tres;-)


Muchos besos para todos en la isla.. y mira, últimamente tb yo estoy bastante más calladita que de costumbre.. a todo se aprende en esta vida... es cuestión de entrenar ;)

Douce y el Náufrago dijo...

Campu

No dudo que unos y otros sean provechosos si son utilizados para lo que fueron creados ( y por supuesto sacar provecho). No es tanto el uso que se hace de ello pero sí puede ser “maligno” y de hecho lo es , lo tengo muy cerca.

Personalmente tengo muchos medios para aquello que me es útil o simplemente divertido, pero no me gustan las redes.

Exactamente: hay que saber utilizadas.

(Berta lo tiene todo para lo que necesita:-)

Douce y el Náufrago dijo...

María, eso es verdad: hay tiempo para el silencio que es muy necesario y hay momentos de acción. Quizá lo del silencio no se utiliza demasiado y sería necesario por todo lo que nos rodea en este mundo.

No sé ya si hay muchas patios de vecinas:¡ esas si que eran “redes”!:-) Al fin y al cabo las “redes” es el Gran Patio para mucha gente.

Que entre bien el verano, que va a venir bastante “caliente” y lo que viene luego ni te cuento.

Muchas gracias, estaremos al tanto . Berta no necesita “redes”, lo tiene todo

Campurriana Campu dijo...

Nau, suponen también mucha pérdida de tiempo. Es verdad. Yo a veces las amo y, a veces, todo lo contrario.

;)