martes, febrero 19

KINESIA: llantos y quebrantos

Esta mañana, como otras,  el Náufrago ojeó el periódico mientras la Becaria esperaba su primer paseo de la mañana. Es la única vía que le sirve de comunicación con el exterior o casi. Como es natural y tal como está el patio o como lo llamen , lo  y mejor es pasar todas las páginas ojeando el titular si acaso o mirando los ‘santos’, como hacíamos de pequeños cuando ‘leíamos’. Hoy era infumable el contenido, así que sólo leyó un artículo en la sección CIENCIA/PSICOLOGÍA.

En las fotos aparecían tres tipos de llantos de los bebés según  algunas emociones: ENFADO, DOLOR, MIEDO. En la revista Spanish Journal of Psychology, se llevó a cabo un estudio con 20 bebés de entre cuatro y 18 meses. Fue entonces cuando el Náufrago se preguntó si no habría algún investigador que se preocupara  de  investigar cómo se manifiesta un tipo normal acosado por todo que le rodea, antes de quemar la casa con sus habitantes. 

 Veamos primeros lo que expresan algunos llantos de los bebés:





***
Si esta "Kinesia" la aplicamos al ciudadano tipo 'indignado' , harto de aguantar tanta 'Prima de riesgo" tanta crisis, tanto recorte, tanto Bárce, tanta espada de Damocles, tanta Candela, puede encontrarse estos 'Tipos'  y más  (M mayúscula) que todavía pasamos las hojas del periódico porque lo demás ya está suprimido: Vean estos ejemplares y añadan:

 

El cabreado 'per se', el estreñido, el gilipollas, el rabioso, el rascapelo, el pensativo, el tonto el haba, el rogativas, el no me aclaro, el cornudo, el toma encuadres, el indignado al cubo, el rogativas, el 'usque tamdem'..,el ojo de ágila, el todo lo sé, el me las piro...
=========
Si esto no les satisficiere o pluguiere, pueden  hacer como los habitantes de esta isla, sobre toda la Becaria. Está entusiasmada con esa 'teoría heliocéntrica del Sistema Solar' , y no la teoría 'naucéntrica', porque lo que descubrió  el astrónomo y más cosas Nicolaus Copernicus (alias "Mikołaj Kopernik") es para mirarlo y quedarse con la boca abierta. Vean:


4 comentarios:

Campurriana Campu dijo...

Muy interesante el post. Un resumen de otras actualidades
...

María dijo...

Jajaja me he reído mucho con tus descripciones finales de perfiles de harturas varias jajaja

Lo de la clasificación de los llantos de los bebés queda muy mono, pero clasificar el llanto de un bebé, es como graduar las sonrisas por los motivos que los provocan. Supongo que siempre me ha dado un coraje tremendo es manía de los pediatras de colocar a los bebés en tablas, encajarlos en ellas a martillazos si hace falta y volvernos locas a las madres si no va acorde con su percentil, que si se pasa de largo, que si n llega al mínimo, que si tarda diez minutos más de lo previsto en engordar, que si engorda demasiado... buuufff le tengo verdadero terror a estas cosas, recuerdo on mi hija mayor que todo era perfecto y milimétricamente ajustado según lo previsto, con le pequeño me volvieron loca perdida, corre con el crío por esto, correo con lo otro, este gesto indica esto, el otro lo de más allá hasta que les dije ¡¡adisooos!! mi pequeñín y yo, nos vamos a crecer tranquilos al ritmo que le de la gana, déjenos en paz xD y en ese instante... magia potagia... todo encajó:-)


Mejor que no nos clasifiquen JULIO, tú pon la cara que te apetezca, grita fuerte o suave, según te salga y si ves que tal, enrróscate como DOUCE en un sillón tápate la cabeza con un cojín y que te dejen en paz:-)


Muchos besos y dulces sueños....esa es la cara más preciosa de un bebé, cuando duerme feliz.

Douce dijo...

Campu,

Por salud mental y otras razones es bueno atender otros menesteres. Asfixia ya la mayor parte de lo que reparten todo eso que llaman 'Medios de incomunicación'.

Por aquí, para consuelo y satisfacción, ha asomado un poco su cara una anticipada primavera.

Aprovecha avaramente todo lo que puedas

Douce dijo...

María

Por alguna parte hay que abrir la espita para que puedan salir algunos de los agobios que nos saturan. Por eso ese desahogo.

Lo que de verdad me llamó la atención después de haber ojeado y hojeado las noticias de papel fue ese artículo de la expresión física de algunos sentimientos de los bebés entre los cuatro y ocho meses. Miraba aquellas caras, aquellos ojos expresivos que ‘hablaban’ sin palabras y manifestaban claramente sus emociones. Nos vamos haciendo mayores y ya no somos tan expresivos, hasta tratamos de esconder físicamente lo que de verdad sentimos. Muchas veces, por distintas razones, tratamos de no mostrar lo que sentimos y almacenamos un montón de emociones. Espero que hayan hecho en su estudio sus manifestaciones de cariño, de alegría, de paz, y tratar de ‘leer’ lo que tan claro muestran sin palabras

La cuestión de pediatras de bebés y madres (sobre todo) es otro capítulo y sí puede agobiar. Quizá, a pesar de ser profesionales, una buena parte de ellos son hombres y entenderán mejor las madres que viven minuto a minuto.

Me gustaría expresar físicamente más mis emociones, pero para eso, como ‘buen’ náufrago soy bastante comedido y lo siento porque no es ninguna virtud aunque trato de ser más expresivo. Y eso que de chico era bastante ‘bufón’ como me llamó una vez el Director del cole. La vida.

Felices sueños ‘infantiles’ es signo de paz.