viernes, febrero 22

De palacios y barcos

Visto lo visto, oído lo odido, mandado a la porra lo leído, uno puede dedicarse a observar las camelias del jardín que vuelven a nacer o bien visitar un palacio que estaba deshecho y ha recobrado vida. A veces, hasta se usa bien el dinero de todos y los palacios de antaño se convierten en  Fundación Creativa. Allí se celebrarán cursos, talleres, exposiciones y toda clase de actividades culturales. Cuestión de gustos y menos chorizos. 

Hay hasta gente llamada María Ealo de Sá que declaró Monumento Nacional unas ruinas justo antes de su total derribo para la construcción de viviendas. Han tenido que pasar más de treinta años para recuperar lo que se creó hace 500 años y alguien nos recuerde lo que hemos dejado atrás de nuestra historia. Aunque eso de la 'historia', debe ser humo para los que gritan 'Sálvame'.



***


No hay comentarios: