jueves, noviembre 12

Empieza de verdad el baile

PREGUERÍAS
Victoria PREGO
"Empieza de verdad el baile Es ahora cuando empieza de verdad el baile. Ahora que el Tribunal Constitucional ha suspendido la resolución independentista y ha advertido a 21 altos cargos del Parlamento catalán y de la Generalitat de que les llevará ante los tribunales por la vía penal si desobedecen sus órdenes. Ahora que la vicepresidenta del Gobierno en funciones ha anunciado que ella y sus correligionarios van a hacer caso omiso -tal y como ya se han comprometido por escrito en esa misma resolución- de las órdenes del TC. 

Ahora es cuando se pone, de verdad, en marcha la maquinaria del Estado, que no puede detenerse mientras los insurrectos no cesen en su actitud, cosa poco probable porque, en ese caso, sumarían al ridículo supremo en el que ya están, y al total descrédito internacional en el que ya han caído, el reconocimiento explícito de su fracaso. 

 No se trata de ser alarmistas pero no se debe esperar que ésta gente abandone su actitud. Están presos de su propia trampa y de esa pretendida astucia de la que se jactaba no hace tanto tiempo el pobre Artur Mas, que ya ofrece como cosa propia la fórmula de presidencia coral que al comienzo de las negociaciones se le había ocurrido a la CUP y que a muchos nos provocó una carcajada. Qué exóticos, pensamos, éstos tipos. Pues, nada, no hay problemas en ceder hasta la vergüenza total, así que Mas ya asume como propia la fórmula, que consiste básicamente en que él permanezca como un pasmarote de adorno al frente de la Generalitat y el Gobierno pase a varias manos: Junqueras, Romeva y Munté. Pues ni con esas le dan el pase los de la CUP. Al final va a tener que tirarse por la ventana sin red y dejar pista libre para lo que la CUP ordene. Todo con tal de seguir adelante con este esperpento que tiene estupefactos a todos los gobiernos democráticos del mundo que jamás de los jamases, ni ellos ni ninguno de los organismos internacionales, reconocería a esa Cataluña independizada a tortas con la ley y de espaldas al más elemental respeto a las normas y a la realidad."...