domingo, octubre 4

LIS: Museo Art Deco Nouveau y Art



La Casa Lis es un palacete urbano enclavado sobre la antigua muralla de la ciudad mandado construir por‭ ‬D.‭ ‬Miguel de Lis‭ ‬(1855-1909‭)‬.‭ ‬El encargado de llevar a cabo este proyecto fue‭ ‬Joaquín de Vargas y Aguirre‭ (‬1857-‭ ‬1935‭)‬,‭ ‬natural de Jerez de la Frontera,‭ ‬que desembarcó en Salamanca para ocupar la plaza de arquitecto provincial.‭ ‬Don Miguel de Lis era propietario de una fábrica de curtidos que había heredado de su padre y que adaptó a los nuevos sistemas de producción en la última década del siglo XIX.‭ ‬Este próspero negocio le facilitó una desahogada posición económica,‭ ‬de modo que D.‭ ‬Miguel es,‭ ‬en la época en que construye su nuevo palacio urbano,‭ ‬uno de los cien mayores contribuyentes de Salamanca.‭ ‬Definido como una persona hábil para los negocios y trabajador infatigable,‭ ‬su carácter‭ “‬moderno‭” ‬se puede apreciar en la concepción de su nueva vivienda.

La casa-palacio cambió de propietarios en‭ ‬1917,‭ ‬cuando‭ ‬D.‭ ‬Enrique Esperabé de Arteaga‭ (‬1869-1966‭)‬,‭ ‬futuro rector de la Universidad de Salamanca,‭ ‬se muda aquí junto a su familia.‭ ‬Después,‭ ‬la Casa Lis fue habitada por diversos inquilinos hasta que en los años setenta,‭ ‬cerrada y sin uso,‭ ‬comienza un periodo de decadencia y degradación.‭ ‬Así,‭ ‬aunque la Casa Lis vivió una época de esplendor,‭ ‬también fue víctima de un periodo de abandono que a punto estuvo de hacerla desaparecer.‭ ‬En‭ ‬1981,‭ ‬el‭ ‬Ayuntamiento de Salamanca,‭ ‬consciente del valor del inmueble,‭ ‬inició un expediente de expropiación que logró salvarla.

2 comentarios:

Campurriana Campu dijo...

Nau, me ha encantado recordar mi visita a este lugar tan mágico. Recuerdo también esa colección de muñecas.
Bonita presentación. Y muy didáctica.

Douce y el Náufrago dijo...

Hola Campu

También me gusta el Museo por varios razones que tendría que contar.Lo que sí es seguro cada vez que voy a Salamanca, recorro esa zona, la Casa LIS, el Museo. Esos lugares de la ciudad me siento otro:

Y te diré una cosa: aunque te parezca tonta. Con lo que está pasando y pasará, no me siento en este país... Quizá sea algo mío. No me hagas caso

Berta vive muy bien y alegra la casa.

Que tengas buenos momentos