miércoles, abril 1

Cuando uno ya no sabe escribir tiene que aprender a leer

"DEJAD EN PAR A CERVANTES" Y SUS HUESOS

"Cuando el 23 de abril, Juan Goytisolo (Barcelona, 1931) recoja el Premio Cervantes 2014, con el que fue galardonado el pasado 24 de noviembre, dedicará su discurso a las polémicas excavaciones y la investigación que se están realizando en Madrid para localizar los restos del autor del Quijote. Así lo anunció el escritor el pasado lunes en Tánger, durante una conferencia-coloquio organizada por el Instituto Cervantes de esta ciudad marroquí.

Goytisolo en el Instituto Cervantes de Tánger
En respuesta a la pregunta de uno de los asistentes sobre su opinión acerca de los posibles huesos de Cervantes, el autor de Reivindicación del conde don Julián manifestó: “Sobre eso irá mi discurso en la entrega del premio... Deberían dejarlo en paz [en referencia a Cervantes]. Esto sólo sirve para enriquecer la burocracia oficial”. Y añadió a continuación que, sobre este asunto, convendría recordar el poema de Luís Cernuda, en el que se refiere a “los vientres sentados”, unos versos muy combativos desde el punto de vista político del poeta sevillano.

El recuerdo le dio pie para criticar a la cultura oficial española. Aseguró que la “ortodoxia de esta” había estado negando durante muchos años las profundas raíces e influencias que la misma tenía de la cultura musulmana y judía. “Ha habido una resistencia heroica a darme el Premio Cervantes durante tiempo por este motivo”, manifestó el autor de Señas de identidad.
Su defensa y difusión de esas raíces culturales, tanto judías como musulmanas, contrastaban con las críticas de los sectores oficiales y católicos, según apuntó el propio autor."

Joaquín MAYORDOMO

***
VIENTRES SENTADOS

Con satisfacción 
Como quienes saben
Como quienes tienen en su puño la verdad 
Bien apresada para que no escape
Y con orgullo
Como vigilantes de vosotros mismos 
Domináis a lo largo a lo ancho de la tierra 
Vosotros vientres sentados.
No hay gas 
No hay plomo
Que tanto levante que tanto lastre proporcione 
Como vuestra seguridad deletérea
Esa seguridad de sentir vuestro saco
Bien resguardado por vuestro trasero. 
Miráis a un lado y a otro
Sonreís rasgando maliciosamente la hedionda boca 
Y desde allí emitís como el antiguo oráculo 
Henchidas necedades
Dictámenes que se escurren entre las rendijas como ratas 
Alabo el pie vigoroso
El pie juvenil y vigoroso 
Que derrumbará bien pronto 
Ese saco henchido de fango de maldad de injusticia 
Arrastrando consigo vuestro trasero y vientre 
Vuestra triste persona que mancha el aire
El aire limpio y justo 
Donde hoy nos levantamos 
Contra vosotros todos
Contra vuestra moral contra vuestras leyes 
Contra vuestra sociedad contra vuestro dios 
Contra vosotros mismos vientres sentados 
Con una firme espiga
A quien su propia fuerza empuja desde la tierra 
Para que se abra al sol
Para que dé su fruto 
Fruto de odio y de alegría 
Fruto de lucha y de reposo.
La verdad está en lucha y en ella os aguardamos 
Vientres sentados
Vientres tendidos 
Vientres muertos.

LUIS CERNUDA

No hay comentarios: