viernes, julio 31

Esperando a su amo

LAS CRÓNICAS VERANIEGAS DE DOUCE

Pues mira, Douce, te contaré lo que pasó esta mañana, ya que no pudiste acompañarme. Como sabrás, hoy era el último día del mes de julio y eso se notaba en la concurrencia de gente en la playa. Los veraneantes 'julianos' habían hecho ya las maletas del regreso y los 'agosteños' aún no habían llegado. O sea que estábamos los de casa.

- ¿Y por qué me cuentas esas obviedades, para darme más envidia?

- ¡Caray, contigo, siempre tienes que tirarme alguna puntadita!. Simplemente quería contarte una anécdota que me llamó la atención. Y ahora que lo pienso, me da en la nariz que va a dar lugar a alguna puyita tuya.

- Tú cuenta y luego te diré si es 'puyita' o estoconazo.

- Te cuento. No sé si te habrás fijado que hay un señor ,algo mayor, que suele ir a nuestra playa. Casi siempre entre las once de la mañana y el mediodía. Llega con su mochila y su perrito, ata al animal a la barandilla que circunda la playa, saca de su mochila un botellín de agua y lo vierte en un cuenco de plástico. Luego le hace algunas caricias, como si le dijera: “Rinti, espérame un poquito que me doy a dar un baño y luego vuelvo”. Y el perro le hace caso, se queda allí y no pierde de vista a su amo. Mucha gente que pasa por delante se detienen a mirarlo, allí, sentado o de pie, esperando. Algunos le hacen carantoñas y hasta 'hablan' con él

- Por curiosidad, ¿estás tratando de insinuar algo con tu relato, referente a mí? ¿Por qué insistes en eso de “se queda allí y no pierde de vista a su amo”? ¿Es alguna indirecta? Porque te veo venir, y antes de que sigas, voy a decirte que yo también sabría esperarte. Quizá al principio armaría algún alboroto y me pondría a ladrar, pero eso es porque tú no me has enseñado a saber esperar.

- Lo sé. No he sabido enseñarte a tener paciencia, porque yo tampoco soy paciente y segundo porque no sé dejarte sola. Para tu tranquilidad he de decirte que comenté este hecho con su amo, sobre lo bien que se portaba Rinti y me dijo :"No crea, a veces también protesta un poco, pero luego se calla”

- ¿Lo ves cenutrio? En todos los pucheros se cuecen habas.

- Tienes razón, porque hoy, como si me hubiera oído, ladró un poquito cuando vio que su amo se metía en el agua. Duró poco. Luego se sentó y esperó pacientemente el regreso de su amo. Por cierto que también coincidimos en el regreso. Fue entonces cuando le pregunté por el nombre de su perro y su edad (la del perro, me refiero) Mientras me hablaba de él me llamó mucho la atención una frase que comprendo muy bien: “Es que me hace mucha compañía”. Y entonces pensé en ti.

- Menos mal, que lo has arreglado un poco

jueves, julio 30

In memoriam

CARLOS SÁENZ DE TEJADA GARCÍA, DIEGO SALVA LEZAUN

Sólo pienso en vosotros, Carlos y Diego. Veo vuestros jóvenes años, 27 y 28, truncados. No oigo las declaraciones de políticos, sindicatos y obispos… Todas esas palabras las he oído centenares de veces y me suenan ‘vacías’… A vosotros sobre todo, y a vuestras familias, no le sirven de nada. Ya no estáis, ya no ‘sois’. Vuestras vidas han saltado a pedazos en nombre de no sé que ‘patria’, de qué lengua, de qué locura… Pero ni siquiera sé abominar de estos ‘trastornados’, porque tampoco mis palabras sirven de nada. Sólo pienso en vuestro VACÍO, la inutilidad absurda de vuestra muerte.

Se hablará de vosotros dos días más, si llegan. Después de vuestra ‘nada’, sólo vuestros compañeros, vuestras familias, vuestro Cuerpo, medirán el riesgo que a ellos les sigue amenazando. Y sintieron… no sé cuántos sentimientos sentidos y cercanos. Los demás pensamos en vosotros y los vuestros lo que duran estas condolencias, pero seguimos nuestras vidas. Sólo lo sentimos, sin llegar nunca a profundizar en lo que es el DOLOR inmenso que produce la muerte de un ser querido y lo absurdo de unas muertes antes de sazón y sin nada que lo explique.

Miro vuestros rostros cuando no pensabais que teníais los días contados. No os ‘veo’ muertos, porque vuestros ojos hablan de vidas jóvenes. Y me equivoco.
------------------------
Fotos:Guardia Civil/EFE

Nosotros nunca lo haríamos

LAS CRÓNICAS VERANIEGAS DE DOUCE

Acabo de leer esta noticia en los papeles:
“La crisis está aumentando el número de perros abandonados en las casas protectoras de Lleida. Una de ellas, a cargo de Lidia Argilés, ha asegurado que en ocho meses ha pasado de tener 200 canes a los 350 actuales (un 42% más) y atribuyó gran parte de este incremento a los perros que le dejan parejas jóvenes en las que uno o los dos han perdido el empleo y dejan de convivir juntos para volver cada uno a casa de sus padres. "La familia acoge al hijo o a la hija, pero no quiere quedarse al perro", ha explicado Lidia Argilés.” (El País)
Ya estamos de nuevo con la ‘canción del verano’. Y si fuera sólo del verano… Pero es que desgraciadamente se van convirtiendo en la ‘eterna canción’. Ya no sólo se dejan a los perros, porque ‘estorbamos’, también se dejan a los abuelos con las palabras más mendaces que alivien su mala conciencia, a los que les queda algo de eso: “Papá, ya verás qué bien vas a estar aquí. Estas chicas te van a tratar a cuerpo de rey, no te va a faltar de nada. El jaleo de la playa no es para ti, aquí estarás más tranquilo, a mesa puesta. Te llamaremos para ver qué tal estás. Además es muy poco tiempo. Luego volverás a casa”

- "Gracias, hija," responden los abuelos condescendientes, sintiéndose como un trasto que se deja porque estorba.

Si eso hacen con sus padres que ‘estorban’ y chafan las vacaciones, qué no se va a hacer con nosotros. Ni siquiera nos avisan. Nos meten en el coche, y en el primer sitio que encuentran adecuado, nos dicen: “Chiky, baja, vamos a hacer un pis”, o cualquier otra chorrada semejante. Y mientras Chiky, sale alborozado, retoza, explora el nuevo territorio, el padre (?) se sube de nuevo al volante y si te he conocido, no me acuerdo.Sólo Sara, la niña, llora a lágrima viva y pregunta sin entender nada: “¿Volveremos a buscar a Chiky?”…

Aquí no prefiero oír la respuesta del padre. No podría escribirlo, porque sólo al pensarlo, se me parte mi alma de perrita en mil pedazos. Me parece hasta vano, reproducir lo evidente, lo que es nuestro mandamiento más sagrado: “Nosotros no lo hacemos, ni nunca lo haremos”. Lean este poema de A. Gala, si les apetece. Lo cuenta mejor que yo:
****
"Yo no creo haber hecho nada malo esta mañana.
Me parecieron todos muy nerviosos.
Iban y venían por los pasillos, esquivándose unos a otros.
Ella le gritaba a la madre de él, y los dos niños, con las manos llenas de cosas,
entraban en el dormitorio de los padres, que yo tengo prohibido.
La pequeña, la más amiga mía, chocó contra mí dos o tres veces.
Yo le buscaba los ojos, porque es la mejor manera que tengo de entenderlos:
los ojos y las manos.
El resto del cuerpo ellos lo saben dominar y, si se lo proponen,
pueden engañarte y engañarse entre sí;
pero las manos y los ojos no.

Sin embargo, esta mañana mi pequeña ni me quería mirar.
Sólo después de ir detrás de ella mucho tiempo,
en aquel vaivén desacostumbrado, me dijo: "Drake, no me pongas nerviosa.
¿No ves que nos vamos de veraneo, y están los equipajes sin hacer?".
Pero no me tocó ni me miro.
Yo, para no molestar, me fui a mi rincón, me eché encima
de mi manta y me hice el dormido.
También a mi me ilusionaba el viaje.
Les había oído hablar días del mar y de la montaña.
No sabía con certeza qué habían elegido; pero comprendo que,
en las vacaciones, y más en estas, que son más largas que las otras dos,
mi pequeña podrá estar todo el día conmigo.
Y lo pasaremos muy bien, estemos donde estemos, siempre que sea juntos.
Tardaron tres horas en iniciar la marcha.

Fueron bajando las maletas al coche, los paquetes, la comida, que olía a gloria,
y los envoltorios del último momento.
Yo necesitaba correr de arriba abajo por la escalera pero me aguanté.
Cuando fueron a cerrar la puerta, eché de menos mi manta.
Entré en su busca; me senté sobre ella; pero el me llamó muy enfadado.
"¡Drake, venga!", y no tuve mas remedio que seguirlo.
Mientras bajaba, caí en la cuenta de que,
en el lugar al que fuéramos, habría otra manta.
Ellos siempre tienen razón.
Los tres mayores, mi pequeña, su hermano y yo.
Era difícil caber en aquel coche, tan cargado de bultos;
pero estábamos bien, tan apretados todos.

Yo me acurruqué en la parte de atrás, bajo los pies de los niños.
La madre de él se sentó en un extremo, que suele ser su sitio,
y todavía no se le habían olvidado las voces de ella, porque no decía nada,
solo miraba las calles y la luz, que era muy fuerte, a través del cristal.
Los niños se peleaban con cualquier pretexto esta mañana,
seguían muy nerviosos.
Yo sufrí sus patadas con tranquilidad, porque sabía que no iban a durar
y porque era el principio de las vacaciones.
Cuando de pronto, el niño le dio un coscorrón a mi pequeña,
yo le lamí en cambio las piernas con cariño,
pero ella me dio un manotazo, como si la culpa hubiera sido mía.
La miré para ver si sus ojos me decían lo contrario.
Ella, mi pequeña quiero decir, no me miraba.

Fue cuando ya habíamos perdido de vista la ciudad.
Él se echó a un lado y paró el coche.
Los de delante daban voces los dos, no se por qué discutían.
La madre de él no decía nada, ya antes había empezado a decir algo
y ella la cortó con muy malos modales.
Tampoco los niños decían nada.
Él bajó del coche y cerro de un portazo, le dio la vuelta,
abrió la puerta del lado de los niños, y me agarró por el collar.
Yo no entendí.
Quizá quería que hiciese pis, pero yo lo había hecho en un árbol
mientras cargaba y disponía los bultos.
Empujó con violencia la puerta, y volvió a sentarse al volante.

Oí el ruido del motor.
Alcé las manos hacia la ventanilla, me apoyé en el cristal,
detrás de él ví la cara de mi pequeña
con los ojos muy redondos,
le temblaban los labios.
Arrancó el coche y yo caí de bruces.
Corrí tras él, porque no se daban cuenta de que yo no estaba dentro,
pero aceleró tanto que tuve que detenerme
cuando ya el corazón se me salía por la boca.
Me aparté porque otro coche en dirección contraria casi me arrolla.
Me eché a un lado a esperar y a mirar,
porque estoy seguro de que volverán por mí.
Tanto miraba en la dirección de los desaparecidos que me distraje
y un coche negro no pudo evitar atropellarme.
No ha sido mucho, un golpe seco que me tiró a la cuneta.

Aquí estoy. No me puedo mover.
Primero porque espero que vuelvan a este mismo sitio en el que me dejaron,
segundo porque no consigo menear esta pata.
Quizá el golpe del coche negro aquél no fue tan poca cosa como creí.
Me duele la pata hasta cuando me la lamo.
Me duele todo.
Pronto vendrá mi pequeña y me acariciará y me mirará a los ojos.
Los ojos y las manos de mi pequeña, nunca serán capaces de engañarme.
Aquí estaré.
Si tuviese siquiera un poco de agua, hace tanto calor y tengo tanto sueño.
No me puedo dormir.
Tengo que estar despierto cuando lleguen.
Me siento más solo que nadie en este mundo.
Aquí estaré hasta que me recojan.
Ojalá vengan pronto.
ANTONIO GALA

miércoles, julio 29

Malos vientos para Cantabria.

¿MOLINOS O GIGANTES?

He aquí el Manifiesto firmado por cerca de un centenar de artistas visuales y plásticos a los que se han unido otras personas del mundo del arte, ante la inminente amenaza de grave deterioro que puede sufrir nuestro patrimonio natural y paisajístico . En la imagen que sólo recoge la tercera parte del atentado ecológico, pueden hacerse una leve idea de lo que supone el programa de implantación de 700 aerogenerdores de enormes dimensiones.

Necesitamos miles de Quijotes que alanceen estos ‘molinos gigantes’ que nos amenazan con sus aspas de muerte. Douce y el Náufrago estaremos junto a los que apoyan este manifiesto contra los ‘paisajecidas’
Douce y el Náufrago



“Los firmantes de este manifiesto, artistas plásticos y visuales, y otras personas del mundo del arte, queremos manifestar nuestra preocupación ante la inminente amenaza que supone para nuestro patrimonio natural, cultural y paisajístico la abusiva imposición a nuestra región del programa de implantación de 700 aerogeneradores de enormes dimensiones, cuyas consecuencias de muy diversos tipos serán dramáticas e irreversibles, como innumerables pistas, desmontes, hormigonados, urbanización, así como las consiguientes especulaciones.

El medioambiente, el paisaje y su historia son bienes que por generaciones hemos heredado y nos pertenece a todos ser conscientes de ello, además de tomar las acciones necesarias para cuidar y prevenir al máximo lo que sea después irreversible para nuestras futuras generaciones.

Por ello nos declaramos opositores al referido plan y exigimos, previa paralización del mismo, un profundo debate social, que incluya información pública, transparente y democrática, ya que entendemos que hasta ahora no ha sido así el proceder de nuestros gobernantes.

Victoria Civera Redondo, Francisco Calvo Serraller, Simón Marchán Fiz, Juan Navarro Baldeweg, Josefa Ríos Ivars, María Corral López Dóriga, Juan Uslé Oceja, Oliva Pérez Arauna, Soledad Lorenzo García, Paloma Botín O'shea, Fernando Francés García, Kevin Clark Power, Enrique Juncosa Cirer, Luis Salcines Pérez, María José García Saiz, Mónica Carballaf Campo, Juan González Riancho Bezanilla, Joaquín Martínez Cano, Fernando Huici March, Pedro Fernández Palazuelos, Eduardo Gruber Gamechogoicoechea, Concha García Sánchez, Xesús Vázquez Pérez, Fernando Zamanillo Peral, Jorge Rojo Oves, Javier Arce Bueno, Juan Martínez Moro, Vicky Uslé Civera, Jorge Fernández Bolado, Juan Silió Cervera, Enrique Campuzano, Pilar Torre Montes, María Dolores Quevedo Ibáñez, Miguel Angel García Guinea, Rafael González Riancho Bezanilla, Begoña Calzada Aspiunza, Arancha Goyeneche Pérez, Juan Manuel Puente, Joaquín Cano Quintana, Fernando Bermejo Barriuso, María González-Camino Meade, José María Martínez Incera, Rosana Martínez Sancho, José Cobo Calderón, Pedro Calderón López, Violaya Sánchez García, Alio Vindio Uslé Martínez, Paloma Álvarez de Lara Alonso, Cristina Samaniego Fernández, Lourdes Fernández Calleja, Ricardo Cavada Díez, Antonio Mesones Peña, Ciuco Gutiérrez López, Pilar Gómez Cossío, Eva F. Matarranz Gutiérrez, José Gallego Cuenca, Nacho Zubelzu González, Bernardo Villanueva del Valm, Rafael García De Muro Sierra, Fernando Mastretta Rodríguez, Inés Cobo Calleja, Fernando González Riancho Bezanilla, Ascensión Rivero Tezanos, Mónica Álvarez Careaga, Carlos Limorti García, Daniel Gutiérrez Adán, José Luis Vicario Merino, Javier Díaz López, Lidia Gil Calvo, Eduardo Sanz Fraile, Isabel Villar Ortiz de Urbina, Sergio Sanz Villar, Emilia Trueba Solana, Juan López Díez, Orlando Britto Jinorio, Sara Huete Fernández, Pablo Hojas Cruz, José Luis Mazarío Bengoechea, Consuelo Matesanz Pérez, Emilio González Sainz, María José García Polanco, Manuel Sáenz-Messía Jiménez, José Luis de la Fuente Triana, Juan José Viota Sainz, Francisco Rodríguez Torre Roales, Laura Escallada Allende, Juan Carlos Román Redondo, Luis Felipe González Vázquez, Luis Bourgón Zubieta, Helena Cuevas de la Fuente, Eulogio Jesús Carrera Sainz, Marta Mantecón, Silvia Ortiz Llul, Inés López-Quesada y Carlos Suárez Fernández-Regatillo

( ver AQUÍ texto Diario Montañés)

Preparando la vuelta a casa

LA 'OTRA' CRÓNICA DE INDIAS


Los viajeros, después de un mes de marchas, sorpresas, viajes, por aguas, aire y tierra regresan fatigados pero satisfechos a casa. El Náufrago, también ha seguido en esta última etapa su aventura. Ha podido admirar Tenochtitlán, la otra capital del imperio Azteca, ha admirado con ellos los maravillosos murales de Diego Rivera, donde ‘escribe’ con sabio pincel la Historia de México y de paso ha podido ‘releer’ la trayectoria vital de su compañera Frida Khalo. Es la hora del regreso, de reposar y revivir los días, las vivencias y las emociones del viaje. Es la ‘tercera’ etapa después de haber soñado el viaje y vivirlo. Ahora es el momento de saborear y revivir lo experimentado.

Bienvenidos a casa:Asun, Concha, Maica, Javier, Paco, y Marcos

  • CRÓNICA 4. (Marcos)
Los infatigables pero fatigados viajeros, llegaron a Tapachula tras un largo viaje por la costa del Pacífico, y ser sableados con la correspondiente "mordida" en la frontera. Tapachula les recibió con un ambiente bochornoso y una lluvia torrencial. Por fin, tras un madrugador vuelo, llegaron a México--Tenochtitlán, la otrora capital del imperio Azteca. Voy a refundir en esta crónica las andanzas de los primeros días y las de los dos últimos.

Los Viajeros recorrieron la antigua Tenochtitlán en el "bus" turístico, pasearon por su famoso Zócalo, centro del imperio mexica, admiraron su Catedral, los restos del Templo Mayor, se extasiaron ante la representación de la historia de México, contenida en un imponente mural de Rivera, y aún les quedó tiempo ese día, para "echar un tequila con los valentones", en el Tenampa (donde suele tomar un trago Pérez Reverte)

Otro día, viajaron a Teotihuacán, donde subieron por empinados escalones, a las famosas pirámides del Sol y de la Luna, que entre el 200 a .C y el 800 d. C. fueron los centros ceremoniales más avanzados de la cultura mexica. Otros días, visitaron el magnífico museo de Antropología, las casas de Frida y Diego Rivera, así como la de Trotsky, en Coyoacán y llegaron a ver "las trajineras" navegando por los canales de Xochimilco, únicos restos del gran lago en que se asentaba Tenochtitlán.

En estos últimos días, además de perderse por varios mercados, han visitado la grandiosa ciudad de Puebla, gran joya colonial. El periplo toca a su fin. Pero los Viajeros ya hacen planes para el siguiente viaje. Nunca llegarán a Ítaca, pero, sin duda, el camino les compensará con creces de sus fatigas.

Dado en México-Tenochtitlán, en el año del Señor de Dos Mil y Nueve, reinando SS.CC.MM. Johannes Carolus I.

Abrazos de los Seis Viajeros: Asun, Concha, Maica, Javier, Paco, y Marcos

martes, julio 28

Douce se enfada

AUT CAESAR, AUT NIHIL
By DOUCE

Por primera vez en diez años de convivencia como pareja de hecho, he tenido una discusión con mi papá. Quizá no estuviera yo en mi mejor día, porque no soy nada celosa, pero lo que he visto no me ha gustado, y se lo dicho claramente: "¿O yo, o la ‘otra’? Bueno, en realidad son ‘otras’. Y ya no es que quieran sustituirme en mi posición de ‘becaria’ de esta isla, es que hay otros detalles que van más allá de la simple condición de secretaria-becaria. No me importa que se llamen Mónica, Isabel, Sophie, Charlotte y otros nombrecitos raros y hablen varios idiomas. Es que ya se han puesto a ‘juguetear’ con él, poner ojos tiernos, sonreír y demás arrumacos.

Se ha pasado media tarde, según él, haciéndoles un ‘test’. ¡Ja, ja, ja! Ahora a cualquier cosa llaman un test. Encima tiene el morro de decirme que es que son ‘políglotas’, y a mí ya esa palabra me suena a otra cosa. Cuando terminó de hacer las ‘pruebas’, le pregunté qué quería decir eso de ‘poliloquesea’. Me dijo que no era nada sospechoso, solamente que hablan varios idiomas. Yo no me callé y se lo dije bien claro: "si es por eso, yo también domino todas las lenguas y además has de saber que hay mucho analfabeto en varios idiomas".

Al final me explicó que se trataba sólo era una de esas curiosidades que aparecen en Internet . Se lo habían enviado y estaba jugueteando, pero que donde esté yo, de carne y hueso, con mi cariño, mi eficacia, mi vitalidad, mi fidelidad y todas mis ‘poliglosias’, que se quiten esas Sophie, Isabel, Mónica de mirada automática.

Eso ya me tranquilizó, aunque en el fondo yo también le había echado un poco de teatro para ver cómo reaccionaba. Sé que mi papá no me cambiaría por nadie, pero de vez en cuando me gusta provocarle.


Pinchen AQUÍ o en la imagen
Verán que hablan peor que yo,
por mucho que muevan los ojos
al pasar el ratón. Su voz de lata
no tiene ni comparación con la MÍA
DOUCE

lunes, julio 27

Hay miradas que fulminan

¿DÓNDE QUEDÓ EL 'FAIR PLAY'?


Sabido es que en un periódico no sólo vierte su opinión y sus puntos de vista a través de los titulares, los editoriales, las columnas de opinión o su humor gráfico. Las fotos también están escogidas para que hablen por sí solas, sin necesidad de más comentarios. Hoy en la portada de un periódico nacional, a cuatro columnas, podría verse parte del podio del final del Tour en los Campos Elíseos de París y a dos ‘empodiados’: Alberto Contador , ganador del Tour,( acompañado de las notas del himno danés), y la mirada torva y displicente de un Lance Amstrong que fulmina a su compañero (?) de equipo. La mirada y el rictus del americano ahorran mil palabras y admiten variedad de sentimientos: menosprecio, rencor, displicencia, envidia… Todo, menos satisfacción, felicitaciones, amistad de compañero de fatigas.

No es extraño que el madrileño se haya desahogado al llegar a su pueblo, y expresar lo que se ha medio callado durante la carrera. “Mi relación con Lance es nula, a nivel personal nunca le he tenido una gran admiración, ni se la tendré…En este Tour han sido más duros los días en el hotel que en las carreras en sí, ya que la situación era tensa y delicada porque la relación entre Lance y yo se extendía al resto del staff". (Pinto, Pinto, gorgorito, no se pueden decir las cosas más clarito).

Una pena, que hombres que den la talla como deportistas, no tengan las mismas dimensiones humanas. También en el deporte nos estamos olvidando del ‘fair play’, saber ganar, saber perder, con estilo.

domingo, julio 26

Las crónicas veraniegas de Douce

300.000 EUROS… ¿HAY QUIEN DÉ MÁS?

By DOUCE

- Pues acaeció que estando servidora pelín aburrida, acérqueme a husmear un poco lo que tenía tan ‘entretenido’ a mi papá.

- ¿Qué haces?, preguntéle.

- Pues ya ves, leyendo esta crónica veraniega.

- Pues tienes el semblante serio para estar interesándote sobre las serpientes de verano

- No es para menos Douce. Estoy enterándome de lo que ofrecen las revistas del ramo por fotos en bikini de algunas `beautifull people’ que andan por yates, playas, chiringuitos y sitios semejantes aliviando los calores veraniegos.

- ¿Y eso te interesa? ¿Vas a poner en venta tu cuerpo serrano?

- Pues algo así. Ya que por mi alma me han dado cuatro perras, me gustaría saber a cuanto se cotiza mi cuerpo en cueros.

- ¡Uyyyyyy! ¡Qué mal te veo! ¿Y cuánto dicen los papeles que ofrecen por esas ‘afotos?

- Pues mira, te leo el ranking. La ‘top’, más ‘top’ de 1’68 metros y 50 kilogramos se cotiza en el mercado paparazzi a 300.000 euros la pieza. Bueno, las dos piezas.

- ¡Jod….! , digo, ¡hay que jorobarse! ¿Tu crees que por mi ‘nu intégral’ darían algo?

- No lo sé, pero tendrías que ponerte a la cola. Delante de ti, además de la Leti, tienes a la Preysler, a Tita, a la escultural Belén Esteban y al ‘couple’ Pe-Bardem.

- ¿Todas ésas tengo delante? Pues yo por esa porquería de pasta… ¿Has dicho 300.000 ‘leuros’? Vamos, por esa birria a mí no me caza ningún ‘paparracho’ o como se llamen esos tíos del teleobjetivo. Mucho tendrían que currárselo, pringarse muchas horas de lancha, subirse a cualquier roca y esperar día y noche a que yo me muestre. ¡Nos ha merengao!

- Pues dicen que es por la crisis, que en tiempos de bonanza los del Hola, el Día o la Semana, los 40 Minutos, las Lecturas y las Escrituras estarían dispuestos a soltar hasta el millón de ‘leuros’ por la Leti en huesos y bikini.

- ¿Sabes lo que te digo, Náufrago mío? Que os habéis vuelto locos o es que hay millones de tontos de una parte del cuerpo que no menciono. ¿Quién me mandaría a mí venir a convivir con gente así? Bueno, perdón, salvando lo presente.

- Gracias, Douce. Ya veo que todavía quedan perros razonables

sábado, julio 25

EN GUATEMALA

PENÚLTIMA CRÓNICA

En esta tercera crónica de los Viajeros, comentan sus peripecias y experiencias por tierras guatemaltecas. Si la leen, verán que es toda una lección de historia, ecología, arte, sociología, religiones y muchas más cosas. El Náufrago se ha rodeado de mapas para ‘visitar’ algunos de los sitios que los viajeros han recorrido.

Les dejo con ellos, si les place. Desde la isla, besos y abrazos para ellas y ellos.

Crónica 3.- (Cronista Marcos)

"En la anterior crónica los Seis Viajeros estaban a punto de salir para Santiago de los Caballeros, fundada por Pedro de Alvarado en 1548 cerca de una población maya, llamada posteriormente Santiago de Guatemala, destruida por el gran terremoto de 1773, y nombrada, desde entonces, Antigua capital de Guatemala.

Pero no corramos. Detengámonos un poco más en El Petén. Este Departamento, el mayor de Guatemala, experimenta desde los años 70 una intensa deforestación, fruto de la instalación de una gran cantidad de colonos, expulsados de otras regiones por la guerra civil, que durante 34 años, asoló a Guatemala. Algunos de estos "colonos" son grandes latifundistas, que han convertido grandes extensiones de selva, en enormes ranchos ganaderos, conteniendo dentro de ellos bastantes poblados, cuyos habitantes son sus peones y aparceros. Recientemente está ocurriendo otro fenómeno: Ante la presión del gobierno mexicano, destacados "capos", están adquiriendo ranchos en el Petén, y otras zonas de la frontera, para poder operar con más tranquilidad.

Volvamos al viaje. Los Viajeros salieron el día 20 para Antigua. Dieron un gran rodeo, después se dirigieron hacia el Atlántico, hasta Río Dulce, en la frontera con Belice. Por allí pasaron cerca del Castillo de San Felipe, en el golfo de Honduras, que durante siglos defendió esa costa de los ataques de los piratas del Caribe. Cogieron la carretera Atlántico--Pacifico, y después de un pesado (por el gran calor) viaje, atravesando la caótica, peligrosa, horrorosa y contaminada Ciudad de Guatemala, llegaron al altiplano donde se asienta la deliciosa ciudad de Antigua.

Es una ciudad de calles empedradas, con gran cantidad de semiderruidos conventos e iglesias, casas de una planta, a menudo encaladas, con rejas en las ventanas, y una soberbia Plaza Mayor, con su Catedral y la Capitanía General, desde donde se gobernó Centroamérica, desde 1548 hasta 1773, año en que se trasladó el gobierno, a la actual Ciudad de Guatemala. También posee Antigua viejos palacios, hoy convertidos en hoteles, que acogen a gran número de turistas.

Desde Antigua, los Viajeros, se desplazaron al lago Atitlán, en una gran depresión rodeado por los volcanes Tlimán, San Pedro, y Atitlán. Los Viajeros recorrieron en lancha 3 poblaciones del lago. Se detuvieron, especialmente, en Santiago de Atitlán. Subieron sus empinadas calles, rodeadas por un multicolor mercado, entraron en su iglesia donde se estaban celebrando, por chamanes, rituales mayas, y fueron, a un pueblo cercano, a ver a Maximón. Es una deidad sincrética entre un dios maya, Pedro Alvarado, y Santiago. Estaba Maximón fumándose un cigarro, y presidiendo un ritual de curación de una chica.

Otra excursión de los Viajeros, fue al gran mercado de Chichicastenango, el mayor de Guatemala, que supera a los demás en bullicio, colorido, tipismo, y rituales mayas que se celebran en la iglesia de Santo Tomás.

Hoy, día 24, los Viajeros hacen las maletas, para viajar mañana a Tapachula, ciudad mexicana, fronteriza con Guatemala, en la costa del Pacifico. Desde allí, volaren a México--Tenochtitlàn, desde donde, este improvisado cronista, enviará su postrera crónica.

Desde Antigua, vigilados por sus imponentes volcanes, un fuerte abrazo de los Seis a su amigo Julio."
--------------------


Mapas: http://www.mapasdeguatemala.com/mapas/

Marc Bijl y su denuncia

“ALL THE WORLD IS A STAGE”
All the world's a stage,
And all the men and women merely players:
They have their exits and their entrances;
And one man in his time plays many parts.
W. SHAKESPEARE

A veces, quizá sea ley de vida, son los hijos los que empiezan a enseñar a los padres, o al menos los acercan al mundo en que vivimos, al que sus progenitores quieren dar la espalda. Durante la reciente escapada del Náufrago a Salamanca, su hijo y su compañera le invitaron a visitar una exposición del artista holandés Marc Bijl, al que por supuesto no tenía el gusto de conocer.

Su obra en los que utiliza objetos, instalaciones, graffiti, códigos de la publicidad y propaganda, utilizadas con ironía contra el sistema, recibe el nombre de “Arrested Development’. Se halla instalada en el museo de Arte Contemporáneo “Domus Artium 2002” sito en lo que fuera la antigua Prisión Provincial de Salamanca. Quizá la intención del artita no podría encontrar un sitio más adecuado. El trabajo de M.B. de una clara implicación política y social pretende ser una denuncia del sistema neoliberal y sus manipulaciones en las áreas de la política, la cultura y la religión.

El Náufrago, nada experto en el mundo del arte contemporáneo, no puede asegurar rotundamente que le satisficiera plenamente, pero sí supuso para él una sacudida, un latigazo, una invitación a la reflexión que pone al descubierto la violencia y las contradicciones de nuestro tiempo. Al menos esta ‘re presentación’ que es nuestro mundo real y mediático confirma el graffiti que se halla frente a la escultura que representa a Batman con su guitarra al hombro: “ALL THE WORLD IS A STAGE”

viernes, julio 24

Ausencia política

"LO TUYO ES PURO TEATRO"

Cada día me doy cuenta de que esta persona que se esconde bajo el heterónimo de El Náufrago, se va alejando del mundo real para crear uno propio hecho a su medida.
Lo digo así de rebuscadamente, para no decir alto y claro que se está alejando de eso que vulgarmente se llama un tipo ‘normal’. Pongamos un ejemplo. ¿A quién, medianamente sensato, se le ocurre dedicarse a leer las columnas del periódico, en lugar de ir a los toros, ahora que estamos en plena “Feria del Norte y después pasearse por las casetas-chiringuito y tomarse unas cervezas con su variedad de pinchos, o simplemente sentarse en una terraza frente al mar y dedicarse a eso que llaman ‘disfrutar de la vida?’ Desde luego es para pensárselo.

Y aquí lo tienen anotando en su blog, que sirve un poco para todo, subrayando algunos párrafos del periodista Pedro G. Cuartango de su artículo “La política ausente”. Porque como bien razona el autor, la verdadera ‘política’ ha salido por la puerta de atrás del Parlamento, para ser sustituida por un simulacro, una representación, donde los actores, bastante mediocres, se esconden tras sus máscaras, para representar más bien un melodrama. Iba a decir: ‘lean’ estos apuntes, pero mirándolo bien, no tienen por qué participar de las rarezas de un Náufrago:



  • "SE COMENTA con frecuencia que la política está en crisis pero este juicio me parece demasiado benévolo. Sería más acertado decir que la política está ausente de las instituciones políticas.

  • El Parlamento se ha convertido en un escenario vacío, los partidos son estructuras teledirigidas desde las cúpulas, las propias instituciones están secuestradas por el poder. La política ha huido de lo político y se ha refugiado en el espectáculo, donde el debate es sustituido por la representación.
  • Cualquiera que escuche a Rajoy, a Zapatero o a Carod-Rovira puede darse cuenta de la degradación, de la trivialización de un discurso político que suena puramente vacío.
  • El discurso político se ha vuelto esencialmente esquizofrénico porque se ha apartado de lo real. Apela a ideas y conceptos vacíos, a imaginarios cuya fuerza simbólica ha desaparecido hace muchos años.
  • Lo político se va por la puerta de atrás del Parlamento y los partidos, pero reaparece de manera subliminal en lo mediático, terreno de juego donde se dirime el poder.
  • Esa separación esquizofrénica de lo político y el poder, del discurso y el deseo, de la palabra y la acción marca el espíritu de este tiempo en el que lo verdadero es sólo un momento de lo falso.
  • Paradójicamente, la única manera de interpretar hoy el mundo en claves políticas es descifrar el lenguaje de la representación, donde se oculta la lógica del poder. Mirad el espectáculo y veréis a la política reaparecer tras la máscara de los actores."
Pedro G. CUARTANGO

De México a Guatemala

CUANDO VIAJAR ES VIVIR
Mas no hagas con prisas tu camino;
mejor será que dure muchos años,
y que llegues, ya viejo, a la pequeña isla,
rico de cuanto habrás ganado en el camino

K. Kaváfis: ÍTACA

A la vuelta de su breve escapada a tierras familiares, el Náufrago se ha encontrado con varias novedades de las que quizá dé cuenta, si es que Douce, algo impaciente por haberme marchado sin invitarla, me lo permite.

Una de esas novedades es la segunda crónica de los audaces viajeros que a estas horas ya han cruzado la frontera mexicana y se han adentrado en la selva guatemalteca del Petén. La crónica de Marcos - no confundir con el subcomandante del Ejército Zapatista - , es minuciosa y lo suficientemente clara para descubrir la diferencia que existe entre el turista y el verdadero ‘viajero’. Porque ‘viajar’ es una lección de vida, el turista sólo transita.
  • Entre Chiapas y el Petén: Crónica 2ª
Los Seis Viajeros, salieron al alba del día 15 de Julio de la hermosa ciudad chiapaneca de San Cristóbal de las Casas. Atravesaron sus adormecidas calles, dejando atrás sus cromáticas y bullangueras plazas oyendo, al pasar, el esquilón de algún viejo convento, por cuyo claustro se imaginaban, levitando, la sombra de Fray Bartolomé. Descendieron por una retorcida carretera, asomada a profundos barrancos, con sus laderas cubiertas por una espléndida selva tropical de montaña. Cerca del pueblo de Ocosingo, se encuentra el último bastión zapatista, una hacienda ocupada por los últimos guerrilleros del subcomandante Marcos. En San Cristóbal, el único recuerdo que queda del subcomandante, es una enorme cantidad de camisetas y carteles con su efigie, en venta en multitud de tiendas.

Pasado Ocosingo, y ya completamente de día, comenzamos a ver muchos indígenas a la puerta de sus viviendas de techos de lata acanalada y paredes de tablas o de bloques de hormigón (las más lujosas). Pasando por las bellísimas cascadas de Agua Azul y el impresionante salto de agua de Misol Ha, llegaron a la misteriosa ciudad maya de Palenque. Sus pirámides truncadas, sus templos y edificios palaciegos, " flotaban" entre los altos árboles de la inmensa selva. Pernoctaron en la nueva Palenque, típica ciudad del trópico, con calles polvorientas, llenas de baches, cables colgando, ambiente bochornoso, y música de marimba. Amaneciendo el día 16, en una atestada furgoneta, cruzaron por el Ceibo la frontera con Guatemala, y, por estrechas carreteras que recorrían enormes ranchos, y poblados bastante sucios, con casas de tablas y latas o palmas, llegaron a Flores, en la selva del Petèn.

Flores está en una pequeña isla del lago Petèn Itzà. Desde esta población, los Osados Viajeros, descendieron en lancha durante cuatro horas, por el río de la Pasión. Su destino eran las ruinas mayas de Aguateca y Ceibal. Para llegar a ellas, caminaron por empinados senderos, entre una vegetación lujuriosa, nubes de mosquitos, gritos de monos aulladores, en medio de un calor sofocante, y un fuerte chaparrón. Se sentían buscadores de una ciudad perdida en la jungla, cual otros tantos "Indiana Jones".Mereció la pena la visión de las citadas ruinas mayas, y el espectáculo que tuvieron en el río, a la vuelta, de una puesta de sol tropical. Después de asombrarse y emocionarse en Tikal al día siguiente, a pesar de lo ya visto, viajaron a la antigua capital de Guatemala, que será objeto de la siguiente crónica.

A los Viajeros les ha complacido ver, en el Rincón del Náufrago, sus vicisitudes viajeras.

Envían a su amigo Julio un fuerte abrazo,
Marcos


martes, julio 21

Hasta pronto



Un verano sin Sardinero

HUYENDO DEL MUNDANAL RUIDO

Llegado el verano, más o menos en el 15 de julio y el 15 de agosto, el Náufrago en la medida que puede, deja de frecuentar la zona más concurrida de esta ciudad de Santander, es decir las playas del Sardinero. Como buen Náufrago, es un tanto salvaje. Huye de las multitudes, las playas atestadas, las terrazas llenas, sin un sitio donde aparcar el coche y otras aglomeraciones que deja para turistas y ciudadanos a los que les gusta el bullicio y el jaleo. Para más ‘encanto’, este año han colocado en esa zona de la ciudad el recinto ferial, con lo que me imagino cómo estará el patio a las horas punta.

Menos mal que la ciudad y sus alrededores ofrece aún espacios maravillosos y vivibles, donde se puede respirar, pasear, bañarse, y disfrutar de ese don maravilloso que es el de sentirse un poco libre. De todas formas, y no se trata de hacer propaganda, Santander en verano es todavía vivible y habitable y este clima que a algunos les retrae, por si llueve, es una delicia para aquellos que buscan un verano fresco y con un amplio abanico de salidas, visitas en una variedad de amplia elección.

Y no es que el Náufrago haya nacido en esta hermosa tierra, ni el señor Revilla le haya regalado latas de anchoas, al módico precio de 20 euros unidad, tampoco se siente patriotero porque siempre se ha aclimatado a los distintos sitios en que le ha tocado vivir y son bastantes. Simplemente ama esta ciudad, estos paisajes que no se cansa nunca de admirar.

lunes, julio 20

Ferias de ayer, recuerdos de hoy

FERIAS

Ayer, después del chapuzón de la mañana en la playa, el Náufrago se pasó por el recinto ferial que este año por designio municipal han instalado cerca de la playa, para regocijo de feriantes y problemas circulatorios en esa zona playera. Pero dejemos ese aspecto que hoy es día de evocaciones, no de protestas.

Era avanzado el mediodía y no había gente, salvo los feriantes que descansaban, preparaban globos, limpiaban los alrededores y se duchaban con las mangas de riego. Si el Náufrago se dio por allí una vuelta, cámara en vano, era porque la palabra “Ferias” sonaba en su interior con un tono especial fiesta y regocijo. No abundaban en tiempo de su infancia muchos de estos festejos y sí muchas procesiones, novenas, rosarios de la aurora y ‘atracciones semejantes’, muy propia para un chico. Las pocas vías de expansión eran los guateques, los cines de barrio, los baños en piscinas y en el río salmantino. Todo las demás diversiones las encontrábamos en los juegos callejeros.

La llegada de las “Ferias’, allá en las primeras semanas de septiembre, era el gran acontecimiento de diversión de todo el año. El recinto ferial se instalaba en una alameda, a las afueras. Bastante diferente del emplazamiento por donde ayer se paseaba. Sin gente, los feriantes descansando y unos pocos preparando globos o limpiando con mangueras los alrededores de sus casetas y aprovechando el agua para darse una ducha. Mientras el Náufrago tomaba algunas fotos las atracciones, iba pensando en aquellas antiguas barcas, sostenidas por dos alambres a los que propios pasajeros debían impulsar a brazos esforzados para ponerlas en funcionamiento. Había que ver a aquellos mozalbetes haciendo ostentación de su fuerza y a las chicas que miraban orgullosas a su barquero. Los más pequeños, sin fuerza aún para balancear aquellos aparatos, nos contentábamos con mirar entre envidiosos y regocijados, y ver si en los vaivenes podíamos ver las bragas de las chicas.

A donde si podíamos subirnos a aquellas sillas metálicas sostenidas por cadenas que giraban alrededor de la plataforma y se elevaban cada vez más a medida que aumentaba la velocidad. Pero entre las atracciones del pequeño Náufrago, su preferida eran los coches de choques. Disfrutaba yendo al encuentro de aquellas bandas de gomas que protegían los coches. Se sentía impotente cuando quedaba atrapado en cualquier atasco era incapaz de salir de aquel laberinto de coches.

Hasta aquí unos recuerdos que el Náufrago se ha contando a sí mismo. ¿Cuánto vale un recuerdo de la infancia? Depende de en cuánto lo valore cada cual.
View more presentations from Douce .

domingo, julio 19

Euros para todos. Estamos en Jauja

Después de la playa el Náufrago aprovechó que las llamadas 'Ferias' de coches de choque, norias gigantes, mansiones del terror, ‘rápidos’, churrerías, ‘super mouse’ y demás atracciones estaban aún desiertas para dar un paseo y fotografiar a su infancia, aunque apenas ya se parezca. Pero ese paseo nostálgico lo dejaremos para otro momento.

Llegó a casa y se puso a leer la prensa. En mala hora se le ocurrió, porque en nada favoreció su digestión. Como siempre la maldita política. Se detuvo en la Carta del Director, que más que carta parecía una nota necrológica. Parodiando la película de Woody Allen: “Take the money and run”, aparecían ,junto al cartel ‘transformado’, unos ‘ladillos’ bastante sugerentes de lo que nos espera después del nuevo modelo de refinanciación del país o de lo que él va poco a poco quedando. Aunque dudo que el señor Zapatero haya tenido tiempo de leer ‘La España invertebrada’ de Ortega, él afirma después de este parto financiero ¡Oh magia entre las magias! ¡Oh vacuidad de vacuidades’! una de esas frases que le preparan sus redactores. El señor Rodríguez se jacta de haber conseguido “vertebrar a España en su diversidad”. Y luego, satisfecho, dijo a los suyos, “Hemos dado la talla. Estoy orgulloso de la coordinación que hemos demostrado entre el Gobierno y el partido” Se supone, los periódicos no lo dicen, que aplaudieron los Barreda, los Vara, los Iglesias, los Areces… Se ha logrado la cuadratura del círculo: todos han quedado satisfechos, hasta las arcas del Estado que cada vez deben andar más desbordantes. 11.000 millones de euros adicionales que los señores Griñán y Montilla, perceptores del 65% del pastel, no pudieron más que aplaudir.

Hasta aquí, al parecer ‘tutti contenti’, porque quizá ya no nos extrañe ninguno de los juegos malabares que hace el mago o el trilero, que ya suena lo mismo, acostumbrados como estamos a jugar con la semántica.Después de todo esto, no nos queda más que leer los ladillos de la imagen:

  • “No hay mayor sandez que alegar que el nuevo sistema favorece a todos las comunidades” (Siempre habrá unos más ‘iguales’ que otros)

  • “La mala noticia para nuestra economía es que el Gobierno tiene garantizada su estabilidad”. (¿Adónde vas economía mía?)

  • “No sabemos ni cuándo, ni cómo, pero lo que sí sabemos que este chico terminará muy mal”. (No importa cómo acabe el chico, sino cómo acabe el país que un día se llamó España)

Cosas de un Náufrago.

El niño y el perro

EN LA PLAYA

El Náufrago no es de los que va a la playa a pasar horas y horas, panza arriba, tomando el sol. Ustedes dirán, y con razón, ¿Y a nosotros qué coño nos interesa qué hace el Náufrago en la playa?. Aceptada la observación que es muy oportuna, porque cada cual va a la playa a lo que le apetezca. Por ejemplo, llevar sombrillas, hamacas, la nevera con sus cervezas, Caseras, tinto de verano, gambas, langostinos, o chistorra. También pueden ir con la baraja y echarse una partida de cartas y recoger los bártulos a la hora que les venga en gana.

Lo que pasa es que el Náufrago es un tío raro y lo más que lleva además de las gafas para ver un poco el fondo del mar, a veces le acompaña Douce si es día de poca aglomeración. Pero al ser hoy domingo fue solo. Se bañó y luego observó una pequeña escena, sacó su máquina y quiso reflejarla porque son dos personajes que les gusta ver actuar en su naturalidad.

Se iba a ir ya después del chapuzón, cuando apareció en la playa un señor con su perro y se retiraron a pasear por un rincón de la cala. Enseguida, un niño de unos dos o tres años, que hasta entonces había disfrutado viendo cómo las olas llevaban y traían su pelota, fijó su vista en el perro. Al principio, a pesar de esa atracción que sienten los niños por estos animales, se cuidó mucho de acercarse. Fue el amo del perro el que se acercó al niño para indicarle que no le haría ningún daño. Entonces el niño, más seguro, acarició el lomo del animal imitando lo que hacía su amo.

A partir de ahí, perro y niño hablaron el lenguaje mudo de la amistad. En ello estaban, cuando la madre que hasta entonces no se había percatado de las nuevas amistades de su hijo, se acercó para asegurarse que no corría ningún peligro. Allá estaban los cuatro: el dueño y su can, el niño y su madre.

No tiene nada especial la anécdota. Pero quién ha dicho que en una playa ocurren a diario escenas trágicas o maravillosas. La vida esta hecha pequeños sucesos, en los que ni siquiera reparamos. Tenemos asuntos mucho más importantes en qué pensar.




sábado, julio 18

Ante de disparar, léase el manual

TRIBULACIONES DE UN INÚTIL

Estaba el Náufrago esta tarde en casa cuando le asaltó la duda metódica entre darse un garbeo, para ver el ambiente festivo de la ciudad que inauguraba hoy su Fiesta Grande o quedarse tranquilamente en casa disfrutando de la compañía de su inseparable, Douce. Al final venció la pereza a la curiosidad. Entre otros motivos porque el señor Alcalde de la villa ha llenado la ciudad de casetas, tipo guardabosques, que los alquiladores se han encargado de adornar con banderolas, ornamentos chinescos, y botellas de Tío Pepe. La verdad es que los del negocio deben estar frotándose las manos y los bolsillos, pero las zonas ciudadanas más concurridas de esta villa marinera han quedado convertidas en un parque de atracciones y un horroroso chiringuito.

Pero no era en eso en lo que pensaba este Náufrago, cada vez más exigente, con la belleza de lo natural, pero el negocio es el negocio, y hay que rendirse ante el dios Mamón (dios de la pasta) al que se recurre sobre toda en época de crisis. Lo que se le ocurrió al Náufrago es que puesto la época se presta a salir con su cámara y dedicarse a captar algunas imágenes para su solaz y curiosidad, pensó que era llegada la hora de leerse el manual o guía de uso. Lleva más de dos meses con la dichosa cámara y aún no se ha dignado mirar de qué herramientas está dotada y para qué sirve cada una.

El día que la compró, por cierto a un antiguo alumno suyo, el alumno se percató de la ignorancia del ex-profesor en materia técnica y alteró los términos y se convirtió en improvisado y necesario maestro. Fue entonces cuando le explicó dos o tres funciones esenciales, luego dejó la cámara en ‘auto’, le regaló un libro, con esta consigna: “lo lees, sacas fotos, y cuando encuentres algún problema o quieras descubrir más secretos, vuelves por aquí, y seguimos la clase…”

Por supuesto el libro quedó por la mitad y el CD con las instrucciones de uso, hasta esta tarde no había salido de su carpeta de papel. Hoy, por primera vez, ha introducido el disco en el lector de cedés y ha intentado leer un poco. Demasiado pisto para un pollo. Después de haber localizado el idioma, apareció una sonriente señorita (en pdf) ofreciéndole el ‘menú’. Como primer plato pidió la “Guía del usuario”, lo más recomendable dada la época de calores. Pinchó y apareció su cámara y el título: “Tabla de contenido” y arriba, el ‘acrobat’ marcaba 300 páginas nada menos. Armóse de valor y empezó. Se saltó la ‘preparación’, porque eso ya se lo había dejado preparado el maestro. Pasó unas páginas y llegó a la 42. Allí apareció el primer obstáculo serio. Aparecía la cámara con nada menos que 24 botoncitos o controles. ¡Cielo, santo!, exclamó para sus adentros el perplejo ‘fotógrafo’ Y se preguntó acomplejado ¿y debo aprenderme para qué sirven cada uno de esos chismes? Por primera vez supo, que la cámara estaba dotada de altavoz, que el botón número dos era el “dial de ajuste dióptrico” (¿y eso qué è?), y el número 6 y 8 el ‘dial de modo’ y el ‘dial de ISO’…

Allí se detuvo. Pensó que para la primera ‘clase’ a distancia era más que suficiente. Y es que usar ahora cualquier cacharro: lavadora, microondas, televisor, escáner, móvil, palillo de dientes, tienes que leerte el manual de uso. Urge escribir una carta al señor Gabilondo (el ministro), no el otro, que incluya en el curriculum escolar una asignatura sobre “Mecánica doméstica y lectura de manuales de los distintos chismes”

viernes, julio 17

... Y yo pienso en la enfermera

Y PIENSO EN RYAN

Hablan de desorganización.... y yo pienso en la enfermera
Hablan de negligencia... y yo pienso en la enfermera
Hablan de dimisión de gerentes... y yo pienso en la enfermera
Hablan de error imperdonable... y yo pienso en la enfermera
Hablan los indocumentados... y yo pienso en la enfermera
Hablan los sabios... y yo pienso en la enfermera
Hablan los que tienen remedios para todo, cuando ya no hay remdio... y yo pienso en la enfermera
Hablan los que nunca se equivocan... y yo pienso en la enfermera

Yo pienso en la enfermera que no hizo más que acudir a un servicio que no era el suyo porque se lo mandaron, que quiso ayudar a dos compañeras que estaban asistiendo a una emergencia y erró en uno de los dos neonatos que atendió... Y sigo pensando en la enfermera, en una clínica psiquiátrica viviendo la muerte de su ‘culpa’. Una ‘muerte’ que difícilmente le dejará vivir toda la vida.

Pienso en la enfermera y pienso en Ryan, en su padre, en sus abuelos y en todos que querían sustituir la muerte de su madre. Y pienso en el montaje mediático sobre este desgraciadísima muerte, en los mil errores que ocurren a diario en todos los órdenes que se callan. Como se callan los miles de vida que se salvan cada día de los que nadie tiene noticia.

Pienso en ello y expreso lo que siento. Los sabios de siempre me dirán que estoy equivocado. Seguramente, porque me equivoco muchas veces y sé cómo duele el dolor de hacer daño involutariamente, por eso seguiré pensando en la enfermera.

Mirando al mar

LA PERPLEJIDAD DE LA MIRADA

Para empezar, al Náufrago le resulta difícil expresar lo que quisiera decir en esta entrada. Le traicionan algunas de las imágenes que ha escogido y no encuentra ni el fondo, ni la forma de lo que quiere transmitir. Ni las imágenes que abren y cierran la presentación fotográfica, ni digiere bien la cursilería de las letras que acompañan las fotos. Era una canción que oyó siendo niño mil veces. Entonces las canciones duraban bastantes inviernos y muchos veranos. Hablaban de amores de ‘plexiglás’ y vacuidades.

Se preguntarán entonces ¿Por qué las he escogido? …porque el mar, porque el paisaje, porque la perspectiva, porque el subconsciente… ¿Por qué, coño, si no lo sé ni yo? No me pidan que explique, lo que no sé explicar. Bastante hago confesando mi perplejidad y mi impotencia. Sería porque esas letras y el cantante era una voz ligada a Santander y que para ciudadanos y foráneos teñía a la ciudad de cursilería y aburguesamiento. Y quizá haya que reconocer que ese Santander debería existir y existe, como otros muchos santanderes de gente trabajadora, emprendedora, culta, sencilla, amante de sus tradiciones.

Me doy cuenta que sigo divagando y de paso creándome algunos amigos. Lo que de verdad quería transmitir es esa belleza que serena, que empapa y colma el alma. La ciudad queda detrás, pero si vas bordeando la bahía no se cansan los ojos de mirar, el mar, los islotes, la ‘península, las playas con diferentes vidas propias, las montañas cercanas.

Ayer, cuando el Náufrago llegó a la playa, lucía el sol y la temperatura era muy agradable. Eran las seis de la tarde. De pronto por detrás de Peña Cabarga, vigía de la ciudad, fueron apareciendo nubes que pronto se transformaron en negros nubarrones que cubrieron el mar y la playa y los bañistas fueron poco a poco vaciando la playa. El Náufrago subió al paseo y completó sus ‘anotaciones’ fotográficas. Necesitaba robárselas al mar y al paisaje, para seguir viéndolas de nuevo muchas veces y descubriendo sus múltiples facetas.

Se queda con la sensación de no haber sabido expresar el por qué había escogido aquellas ‘miradas’. Seguramente al repasarlas, encuentre en ellas el misterio que encerraban.

jueves, julio 16

Memorias de Douce (2ª parte)

CUANDO LLEGUÉ A ESTA CASA (viene de ...)

…”Pero con esta digresión –como notarán soy una perrita que tiene sus letras – me había alejado de decirles cómo fue el recibimiento en mi nuevo hogar. Mi segundo padre, el “francés” para entendernos, bajó al jardín, me observó de arriba a abajo, de delante hasta atrás y de lado a lado. Yo miraba la expresión de sus ojos y la verdad es que me sentí un poco asustada y un escalofrío interior recorrió todo mi cuerpo. Me veía de nuevo en aquella perrera, estaba segura de que si volvía allí, me dejaría morir de pena...Después de este minucioso examen en el jardín, subimos a la casa. Yo temblaba por dentro. Asistía muerta de miedo a la discusión entre mi segundo padre y los chicos.

-“¿Por qué habéis traído este perro sin consultarnos?” (Me dolió que me llamara “perro” en aquel tono enfadado, en todo caso debería haberme llamado “perrita”. Señor, hasta para con los perros hay eso que los cursis llaman “violencia de género”)

-“¿Quién se va a ocupar, de sacarla a pasear, a comprarle la comida, a llevarla al veterinario?” Los chicos se vieron también sorprendidos, no sabían qué responder, balbuceaban algo así como 'nosotros nos ocuparemos...'

- “¿Y dónde se va a quedar cuando tengamos que salir de viaje? ¿Eh, dónde?

La discusión subía de tono, yo, para sentirme protegida, me subía a las piernas de mi “dueño”. Tenía tanto miedo oyéndoles gritar que me hice pis en una alfombra. Mi segunda madre, me dio algo de comer y me serené un poquito. Así quedó la cosa, los chicos me sacaron de casa y me llevaron al veterinario. Me desparasitó por completo y dijo que nunca había visto tanta pulga junta en un cuerpo tan pequeño.

Al volver a casa los ánimos estaban ya algo más calmados. Seguían las frases de rechazo pero eran más suaves. Los chicos y yo seguíamos perplejos la evolución de los acontecimientos, pero sus caricias me tranquilizaron un poco. “Ya verás, es sólo la primera reacción, en poco tiempo se le habrá pasado y podrás quedarte en casa. No tengas miedo» Así pasé la noche, dormida junto a mi “amo”. Con el miedo aún en el cuerpo pero más tranquila.

Memorias de Douce (1ª parte)

CUANDO LLEGUÉ A ESTA CASA
  • Introducción: Como mi papá está ahora muy ocupado, o al menos es lo que él dice, yo no lo veo tanto, me ha dado cancha libre para que cuente mis memorias. Algunos ya las conocen, pero puede que haya todavía quien no conoce mi historia que dentro de muy pocos días cumplirá los diez años. Para empezar les contaré cómo llegué a esta casa. Para no hacerlo muy largo, y los lectores de blogs tienen prisa, he repartido este primer capítulo en dos partes. He aquí la primera de cómo llegue a esta casa.

- "Pues sepan vuestras mercedes,ante todas cosas, que a mí me llaman Douce, que así me pusieron mis padres adoptivos, porque de mis verdaderos padres no me acuerdo. Sólo recuerdo que me dejaron sola, abandonada, en una casa de asilo donde deja la gente desalmada a los perritos que por cualquier causa ya no quieren. Bien pudiera llamarse a estos sitios “perrerías” porque deacuerdo con el diccionario de la RAE – yo, como irán viendo, soy una perrita muy leída – la palabra perrería, además de “muchedumbre de perros “, significa también “acción mala o inesperada contra alguien” . Y a fe que perrería fue lo que mis padres naturales me hicieron, dejándome abandonada en aquel lugar donde , en muypocos días , todas las pulgas de aquella perrera se instalaron en mi cuerpo . El estrés , la angustia que me produjo el sentirme sola entre tantos congéneres también famélicos, tristes, desesperados hizo que me salieran grandes ronchones, haciendo de mí una perrita muy triste, con ganas de morirme cuanto antes en aquel sitio donde todo eran ladridos y gritos de desesperación y abandono.

Pero un sábado del mes de julio, hace ahora algo más de 10 años, se presentaron en aquel asilo de perros cuatro jovencitos: dos chicas y dos chicos que tendrían en torno a los 20 años, aunque la más joven de las muchachas rondaría los 15. Estuvieron echando una ojeada a las decenas de canes del albergue y, no sé por qué, se fijaron en mí. Quizás porque no era demasiado grande, quizá porque se apiadaron de mi cara desvalida y triste, o puede que su instinto les dijera que yo era la más dulce de todos mis compañeros. Lo del dulce lo digo, porque cuando al llegar a casa, y preguntarse qué nombre me pondrían, salió espontáneamente “Dulce” y todos coincidieron en que me cuadraba como anillo al dedo. Lo de “Douce”, fue luego ocurrencia de mi segundo padre,que es un poco cursi, le gusta el francés, y dijo que así sólo los de casa sabrían el verdadero significado de mi nombre, porque para mucha gente el nombre de “Dus” no les dice nada. (Escribo “Dus”, porque es como se pronuncia mi nombre en francés, yo soy una perrita que conoce muchas lenguas)

Pero no crean que con la llegada a mi nuevo hogar se acabaron los problemas. Los jóvenes que me sacaron de aquel antro no habían dicho nada sobre mi llegada, porque temían que sus padres no quisieran tener un perrito en casa. Así que antes de subir a mi nueva morada llamaron al telefonillo para que bajaran a verme. El primero en bajar fue mi segundo padre. Le llamo segundo porque el primero es el mayor de los muchachos que me recogieron. Se llama César , yo le quiero, pero ha pasado largas temporadas fuera de casa y lo he visto menos. Cuando volvía, o ahora que está de nuevo en casa, duermo con él, y aunque a veces me haya sentido un poco abandonada por él, le quiero mucho.

(continuará)

miércoles, julio 15

Por tierras de Yucatán

LOS VIAJEROS INCANSABLES

El Náufrago dijo hace unos días que ‘viajaba’ sin moverse de casa.

Hoy ha recibido la crónica de sus amigos hablando de sus últimas aventuras mexicanas , por tierras de Chiapas. Douce ha hecho su película para que viera alguno de los sitios citados por los viajeros.

Lean y vean. La visita también es gratis


CRÓNICA
.-
Cronista, Marcos

“En Yucatán, bajo un sol abrasador, que se abría paso entre densos nubarrones negros, y más de un fuerte chaparrón, los Seis Viajeros, visitaron los magníficos restos arqueológicos mayas, de Chichén Itzá y Uxmal. Navegaron por el río Celestún en su desembocadura en el Golfo de México, y visitaron la amurallada ciudad de Campeche, que sufrió los ataques de los más afamados piratas del Caribe.

En la enigmática tierra de Chiapas, atravesaron selvas tropicales de montaña, rios, cañones, lagos, pueblos con deliciosas iglesias coloniales donde se celebran ritos mayas, y llegaron a la magnífica ciudad, de San Cristóbal de las Casas. La población es mayoritariamente indígena maya. Las casas de la ciudad, son de una planta, pintadas.con calles empedradas que se abren a plazas parecidas a las de Castilla. Rodeando las plazas, se ubican viejos palacios del XVI y XVII.

Mañana, día 15, los Viajeros irán a la antiquísima ciudad maya de Palenque, y el 16 entrarán en la selva del Petén, de la Capitanía General de Guatemala, desde donde este cronista de Indias, enviará la próxima crónica.

Un abrazo de los Seis Viajeros.”

Meninas en los Jardines de Pereda

ARTE EN LA CALLE

Esta mañana lucía un cielo espléndido en la ciudad, cosa que no ocurre todos los días como decían en los chistes de la mili. Lo que ocurre es que es en aquellas historias lo que sucedía era “el eclipse del Sr. Coronel en uniforme de campaña a causa del sol”. El exceso de luz no les gusta a los fotógrafos, aunque ellos tendrán sus tretas para lograr la luz conveniente. Como el Náufrago, no es experto en artes fotográficas y no podía escoger una hora más adecuada, sacó las fotos en pleno mediodía. Tal vez lo intente a otras horas.

Hoy, el Paseo de Pereda, principal arteria de la ciudad, amaneció cubierta de meninas, reinas, damas de Elche, odaliscas y otras figuras míticas. El autor de estas esculturas es el valenciano Manolo Valdés que reside desde los años 80 en Nueva York. La mayor parte de estas obras han formado parte transitoriamente del paisaje urbano de grandes ciudades como París a Nueva York y cuatro de ellas fueron creadas expresamente por Valdés para esta exposición, que ya se ha mostrado en Valencia, Palma de Mallorca, Sevilla y Bilbao.

Al parecer el deseo del escultor es el que su obra salga de los museos y se exhiba en las calles para que el público se fotografíe con ellas, las toque y las abrace. Y a fe que antes de saber estas intenciones el Náufórag se apoyó en el miriñaque de una de las meninas y tuvo que retirar su mano porque abrasaba.

De todas formas no desentonan demasiado en los jardines de Pereda y el alcalde de la ciudad, barriendo para casa, como es de rigor en los cargos, “ha subrayado que esta exposición es uno de los acontecimientos culturales más esperados de los últimos tiempos”. Tampoco hay que exagerar tanto.

martes, julio 14

Questo blog alza la voce


Yo, Douce, como becaria de este blog, quiero apoyar a los blogueros italianos. El ínclito Cavaliere, dueño de periódicos y cadenas de televisión quiere amordazar a los blogueros. Para eso tiene en cartera el "Proyecto de ley Alfano" que amenaza con obligar a los blogueros a rectificar en 48 horas una información cuando ésta les sea contestada, so pena de ser castigados con multas de hasta 13.000 euros.

Ante esta situación, han decidido ir a la huelga en el que se supone primer paro de este sector de Internet. Además está previsto que muchos de ellos participen esta tarde, a partir de las 19'00 horas, en una concentración de protesta en la Piazza Navona en Roma.

Aquí queda mi protesta

NO A LA MORDAZA


lunes, julio 13

Un hombre solo

Desde que el Náufrago conoció la noticia del accidente del periodista Julián Lago son muchas las veces que ha pensado en él y ha tratado de seguir su proceso, varado en esa 'Unidad de Terapia intensiva' de Asunción (Paraguay), a un paso de la muerte.

Seguí su trayectoria periodística, sobre todo en la etapa en que manejaba aquella misteriosa máquina de nombre pomposo, 'polígrafo', vulgo 'Máquina de la verdad'. Se le veía poderoso, seguro, administrador de la verdad y las mentiras. Capaz de escrutar las interioridades mejor guardadas y diciendo entre el misterio y el aplomo al acusado: “No me responda ahora. Hágalo después de la publicidad”.

Un día, meditando sobre su vida de éxitos profesionales, se detuvo a pensar y escribió “Un hombre solo”. No es nada anormal sentirse sólo rodeado de triunfos y agasajos. El libro era una catarsis y una secreta intuición de la proximidad de una muerte cercana. Su frágil salud, su necesidad de cariño, de descanso y de lejanía le llevó hasta un pequeño rincón del Paraguay, a 14.000 kilómetros al sureste de su tierra natal. En Simón Bolívar, el pueblo de su novia Leva, de poco más de 8.000 habitantes, compró una finca de 66 hectáreas y algunas cabezas de ganado. Su propósito era encontrar la soledad acompañada, la tranquilidad y el deseo de ayudar a los demás.

Su sueño se truncó un jueves, 14 de mayo, al salir de su coche en Coronel Oviedo y un motorista borracho e insolvente destrozó su cráneo. Tardaron las asistencias en ayudarlo y cuando llegó a Asunción el diagnóstico no podía ser más determinante. Ahora ronda los 60 días en coma. Ante una cierta estabilidad y después de otras operaciones, los médicos que le asisten han autorizado su posible traslado a España. Sólo necesita un avión especial, debidamente medicalizado y con el suficiente equipo médico que le cuide durante su viaje. El precio está marcado:150.000 euros (25 millones de pesetas). Su novia y sus hijos esperan que en España se produzca otro milagro Neira.

Mientras tanto Eva, su novia, sigue a su lado, confiando . Ha solicitado ayuda en la Embajada de España. La respuesta no ha podido ser más 'asquerosamente' diplomática. “No podemos ayudarle porque está con usted. Si estuviera solo si le tendríamos que ayudar” ¡Qué frío suena todo!

Hoy, Martín Prieto en su columna titulada:"En el corazón de las tinieblas"
"Hay voluntades para traer a Madrid a Julián, pero hace falta coordinarlas. Nadie mejor para crear esa constelación de los astros que la Asociación de la Prensa, con su autoridad gremial. Al menos que su junta directiva resuelva o se declare impotente para el caso. Pero Julián Lago no se debe pasar el invierno austral en un coma doblemente oscuro y remoto mientras los demás nos condolemos farisaicamente."

Cambio de planes

Ante las nuevas perspectivas que le ofrece la vida, el Náufrago se está planteando seriamente si no ha llegado la ocasión de abandonar la isla. Douce está que trina , y por nada del mundo abandonaría esta isla.Pero no me digan si no vale la pena volver al barullo del mundanal ruido ante ofertas como éstas.

Siempre pensé que todas la tentaciones nacieron desde el momento en que Eva ofreció a un Adán de hombre que dieran un mordisco aquella dichosa 'manzana'. Reineta para más señas.
  • Vean la primera parte de la tentación que hace perder a un náufrago la sensatez:

Pero las cosas no terminan en la cama. Dentro de la manzana hay también otra trampa,la oferta de una ganga, la pasta: " Dale un mordisco, y serás tan rico como Dios".

Y aquí ha llegado esta mañana la 'manzana'. Una oferta 'fabulosa':

"¡Buenos dias!, Don Julio

Soy el gerente de selección de personal de la grande sociedad internacional. Nuestra sociedad desarrolla diferentes direcciones, incluso:

1. Activos reales
2. Creación y disolución de sociedades (incluso al extranjero)
3. Apertura y acompañamiento de cuentas bancarias
4. etc.

De momento, estamos formando un equipo de gerentes regionales en España.
Sueldo a 2.400 euros + primas.
Ocupación parcial.
Un flexible horario de trabajo.

Si le ha interesado a Ud., por favor envíenos la siguiente información al correo: oportunidadesfabulosasparanáufragos@gmailparatontos.com

Nombre y apellido completo:
El pais:
La ciudad:
E-mail:

Es muy deseable enviar tambien Su C.V. y indicar teléfono, por que es posible contactar con Usted

¡Atención!
Buscamos a las personas que tienen el derecho de trabajar en España.
-----------------------------------------------------
NOTA: (Soy Douce, por favor no tengan en cuenta lo que dice mi papá. No sé si es la absenta, o un tansitorio-perenne trastorno de las neuronas. Él dirá lo que quiera, con cama o sin cama; con euros o sin euros, pero yo de esta isla no me muevo. ¡Que le den!

domingo, julio 12

Sonlía pol favol

微笑、お願いします

El Náufrago no tiene ni zorra idea de cómo son los japoneses. Nunca ha estado en Japón y apenas si ha conocido dos o tres japoneses en algún 'stage' veraniego. Con ese bagaje no puede hacer juicios de valor sobre estos señores que se pasean por nuestras calles con ojos pequeñitos, sonrientes, y disparando con su cámara a cualquier iglesia, estatua, paisaje, o monumento que se les ponga a tiro. En resumidas cuentas que tiene la impresión de que los japoneses viven apretados en un país pequeño geográficamente, pero que ellos han sabido a colocar a la cabeza de la técnica y el progreso. El conocimiento del Japón no puede ser más menguado.

Si hoy se me ha ocurrido hablar de los japoneses de los que sólo conozco, Toyota, Sony, Kawasaki, Nissan, Honda, Toshiba, Nintendo y poco más, es porque alguien me ha invitado a leer un artículo de la BBC, por un nuevo hallazgo muy propio de los hijos del Sol Naciente.

La firma de software Omron ha creado para una empresa de ferrocarriles de Tokio, una especie de escáneres que miden el grado de curvatura de la sonrisa de sus empleados cuando atienden al público. El corresponsal de la BBC en Tokio afirma que los japoneses valoran mucho el servicio de atención al cliente. A los que no sonríen suficientemente les llaman a capítulo y les ruegan que sean menos serios y aparezcan más alegres.

La idea de la Omron ya se ha instalado también en algunos hospitales y no sería raro que dentro de poco se instalaran en las tiendas para medir la reacción de los clientes ante los productos exhibidos. El lema es: “Es agradable sonreír, pero más importante dar un buen servicio.”

Con un poco de suerte , allá por el siglo XXII, nuestras tiendas, oficinas de correo, medios de transporte, nuestros amables funcionarios, harán saltar esos artefactos de tanta sonrisa y tanta atención a los clientes. Hay que tener en cuenta que entre Madrid y Tokio hay casi 13.000 kilómetros y habrá que esperar un poco.