martes, junio 30

Terapia de grupo

UNA SONRISA NOCTURNA: (ESTAMOS COMO CABRAS)

Hoy el Náufrago quiere dejar en la isla una sonrisa , antes de cerrar la cabaña. Vean



TERAPIA DE GRUPO

(Cuatro pacientes reunidos.)

El terapeuta les pide que se presenten, que digan cual es su actividad y que comenten por qué la tienen.

El primero dice:
Me llamo Paco, soy médico porque me gusta que la gente esté sana.

El segundo dice:
Me llamo Angel. Soy arquitecto porque me gusta que la gente viva en casas bonitas.

La tercera dice:
Me llamo Maria y soy lesbiana. Soy lesbiana porque me gustan las tetas, los culos y me enloquece tener sexo con mujeres.

El cuarto dice:
Soy Manolo....

...hasta hace unos minutos estaba convencido de que era albañil, pero acabo de descubrir que soy lesbiana.

Lección de economía

CON VACAS SE ENTIENDE MEJOR.

Es probable que los visitantes de esta isla estén ya al cabo de la calle sobre lo que es la economía y conozcan de sobra lo bien que funciona en este país, al que le salen 'brotes verdes' hasta en los juanetes. Y por supuesto saben cómo funciona esto de Internet: alguien tiene una feliz idea, la difunde y aparece en la Red en todos los idiomas posibles, incluido el swuahili.

Por si alguien aún no se hubiera enterado, asistamos a esta clase de economía. Al tiempo que cantamos el último éxito musical:
"Tengo una vaca lechera,
no es una vaca cualquiera,
me da leche merengada,
ay! que vaca tan salada,
tolón , tolón, tolón , tolón."
Socialismo:
Tú tienes 2 vacas.
El estado te obliga a darle 1 a tu vecino que no tenía vacas.

Comunismo:
Tú tienes 2 vacas.
El estado te las quita y te DA algo de leche.

Fascismo:
Tú tienes 2 vacas.
El estado te las quita y te VENDE algo de leche.

Nazismo:
Tú tienes 2 vacas.
El estado te las quita y te dispara en la cabeza.

Burocratismo:
Tú tienes 2 vacas.
El estado te pierde una, ordeña la otra y luego tira la leche al suelo.

Capitalismo tradicional:
Tú tienes 2 vacas. Vendes una y te compras un toro. Haces más vacas.
Vendes las vacas y ganas dinero.

Capitalismo moderno:
Tú tienes 2 vacas.
Vendes 3 de tus vacas a tu empresa que cotiza en bolsa mediante letras de crédito abiertas por tu cuñado en el banco.
Luego ejecutas un intercambio de participación de deuda con una oferta general asociada con lo que ya tienes las 4 vacas de vuelta, con exención de impuestos por 5 vacas. La leche que hacen tus 6 vacas es transferida mediante intermediario a una empresa con sede en las Islas Caimán que vuelve a vender los derechos de las 7 vacas a tu compañía. El informe anual afirma que tu tienes 8 vacas con opción a una más. Coges tus 9 vacas y las cortas en trocitos. Luego vendes a la gente tus 10 vacas trozeadas. Curiosamente durante todo el proceso nadie parece darse cuenta que, en realidad, tú sólo tienes 2 vacas.

Economía japonesa:
Tú tienes 2 vacas. Las rediseñas a escala 1:10 y que te produzcan el doble de leche. Pero no te haces rico. Luego ruedas todo el proceso en dibujos animados. Los llamas ‘Vakimon’ e incomprensiblemente, te haces millonario.

Economía alemana:
Tú tienes 2 vacas. Mediante un proceso de reingeniería consigues que vivan 100 años, coman una vez al mes y se ordeñen solas. Nadie cree que tenga ningún mérito.

Economía rusa:
Tú tienes 2 vacas.
Cuentas y tienes 5 vacas.
Vuelves a contar y te salen 257 vacas
Vuelves a contar y te salen 3 vacas.
Dejas de contar vacas y abres otra botella de vodka.

Economía china:
Tú tienes 2 vacas.
Tienes a 300 tíos ordeñándolas.
Explicas al mundo tu increíble ratio de productividad lechera.
Disparas a un periodista que se dispone a contar la verdad.

Economía iraquí:
Tú no tienes vacas.
Nadie cree que no tengas vacas, te bombardean y te invaden el país.
Tú sigues sin tener vacas.

Economía suiza:
Hay 5000000000 vacas
Es obvio que tienen dueño pero nadie parece saber quién es.

Economía francesa:
Tú tienes 2 vacas.
Entonces te declaras en huelga, organizas una revuelta violenta y cortas todas las
carreteras del país, porque tú lo que quieres son 3 vacas.

Economía neozelandesa:
Tú tienes 2 vacas.
La de la izquierda te parece cada día más atractiva.

Economía española:
Tú tienes 2 vacas, pero no tienes ni idea de donde están.
Pero como ya es viernes, te bajas a desayunar al bar que tienen el Marca.

Si acaso, ya te pondrás a buscarlas el miércoles después del puente de San Aniceto

Llamando al 902

No sé si se habrán dado cuenta los posibles visitantes de esta isla que el Náufrago es un poco, bastante masoquista. Se diría que a veces disfruta haciéndose daño. Esta mañana que había alcanzado un nivel aceptable de tranquilidad, de repente le vino a la cabeza la idea de cómo podría ponerse de los nervios. Enseguida encontró la solución, porque para estas cuestiones es todo un genio. Se preguntó: ¿Y por qué no llamar a un 902? Sabía que no fallaría.

Y así fue. Como tenía que hacer una consulta sobre su televisor TDT, llamó a la tienda donde lo había comprado. Después de buscar por Internet un teléfono de información, encontró un 902.100.XXX. Como siempre empezaron las propuestas de rigor: si quiere hablar con el Jefe que no está, pulse 1; si necesita remedio para su dolor de barriga, pulse 2; si desea una coca cola fría o del tiempo: diga su elección… ¡FRÍA! ‘No he entendido su opción’, repita:( ‘que vaya a tomar por culo’), Perdón, no he entendido: ¿desea hablar con su muda madre? Le paso con un operador. …/… / musical o lo que sea… /…/…. / “En estos momentos todos nuestros operadores están ocupados. Perdone la espera” Grrrr!! Bufff!!! ####!!!... Y luego unos pitidos: tic. tic. tic tic…

Han pasado por lo menos diez minutos…Como comprenderán el nivel de adrenalina, bilirrubina, y demás ‘inas ’y ‘ones’ ha alcanzado niveles notables. Es entonces cuando decide trasladarse directamente al PCCITY correspondiente, se ahorrará tiempo, dinero y sobre todo litros de malos ácidos lácticos. Durante el camino va echando pestes del ‘progreso’, de las malditas tecnologías, de las voces sordas metalizadas. Siente un odio irrefrenable por estos aparatos de incomunicación y no sabe si tirarlo por la ventana o directamente a la cara del inventor de este sacaperras y generador de mala leche.

(NOTA:Como verán, mi papá, está hoy inaguantable. Voy a ver si logro calmarlo un poco, porque yo soy el mejor relajante que existe. No le hagan caso, enseguida se le pasará. Le conozco. DOUCE)

lunes, junio 29

A veces llegan...botellas

Hay veces que cuando el Náufrago se acerca a la playa de la isla se encuentra con botellas, llegadas desde los rincones más lejanos. Dentro vienen mensajes de todos los tipos. Algunos tiernos, otros llenos de humor, otros desesperados.

He aquí dos que llegaron esta tarde



Lo que cambia una sola letra

Apriétense los cinturones

DE HERMÈS A HERMES

El Náufrago no ha asistido nunca a ningún mitin. Es un problema suyo. Quizá piense que no tiene nada que aprender. Sin embargo está muy confundido. Hay gente observadora que de un solo detalle obtiene un montón de lecciones prácticas. Claro que es necesario saber mirar, y no todas las personas están dotadas de la perspicacia necesaria.

Veamos la jugada. El observador A, asiste a un mitin, con un slogan en la cabeza: “En tiempos de crisis hay que apretarse el cinturón”. Él se mira. Lo lleva bien apretado, así que puede entrar. Piensa en las familias españolas que ya van por el tercer o cuarto agujero del cinturón apretado.

Aparecen en el escenario los dos ‘mitineros estrella’. El de la izquierda, un señor más bien delgadito, aparece en un discreto segundo plano. Tiene piernas largas y finas, su chaqueta negra, abrochada, no deja ver su cinturón, pero no parece portador de una barriga cervecera. El de la derecha, que ocupa el primer plano, levanta el brazo izquierdo para saludar a los asistentes. Lleva también chaqueta oscura, desabrochada, viste pantalones vaqueros y su cintura ceñida por un cinturón. No parece demasiado apretado.

Nuestro avispado observador fija su mirada en la hebilla del cinturón. Como hombre versado en moda y complementos, distingue perfectamente una hebilla en forma de H. Enseguida ata cabos y obtiene todos los detalles del cinturón de marras y anota:
HERMÈS. Cinturón hombre de piel reversible, piel ternera box/ternera Togo, colores negro/chocolate, hebilla metal plateada paladio (32 Mm.). Ref. 041310CKAR085. 500 €”.
El asistente abandona la sala, Ya tiene suficiente información. Para sus adentros va pensado en Hermes, hijo de Zeus y de Maya, el mensajero más veloz de los Dioses, provisto de unas pequeñas alas en casco y sandalias que le permiten caminar a gran velocidad, Dios protector de comerciantes, pastores, ladrones e inventores, encargado asimismo de ser portador de las almas al Hades.

Como ven, no se puede sacar más provecho de unos minutos de asistencia a un mitin.

domingo, junio 28

Victoriano Crémer, 'vive'.

Esta mañana ha llegado hasta la isla la noticia de la muerte de Victoriano Crémer, mancebo, amanuense, poeta, escritor, periodista, nacido en Burgos pero Leonés de corazón y vida. Ha muerto a sus 102 años. Una vida llena. Murió con la pluma en la mano. Si hemos recogido otras pérdidas, hoy queremos dejar testimonio de un ejemplo de vida luchadora y plenamente vivida.

Nos quedan sus libros y sobre todo nos queda su poesía. Hay muertes que nos reconfortan y nos sirven de ejemplo de vida. Con el título de su crónica diaria en el Diario de León , su periódico:"Crémer contra Crémer”, ha escrito Martín Ferrand en su periódico un artículo que dibuja parte de la silueta de este ‘leonés’ de adopción


  • «Crémer contra Crémer»
M. MARTÍN FERRAND Domingo, 28-06-09

HACE un montón de años, en una cena con premios en el Hotel Fernán González, en Burgos, me contó Victoriano Crémer que de jovencito se ganó la vida, en León y tras renegar del oficio de mancebo de botica, acudiendo a fondas y hoteles para servir de amanuense a los huéspedes analfabetos que disponían de las cinco pesetas -¡un duro!- en que cifraba sus honorarios. Escuchaba con atención la letra de los mensajes de aquellos viajeros y luego, pluma en mano, les ponía la música epistolar más conveniente para cada caso. Después amplió el negocio y pasó de las cartas a los discursos, a cincuenta duros la pieza, con los que se lucieron algunos próceres de la región en actos que, por su solemnidad, reclamaban el lujo de la oratoria. El ejercicio de negro literario siempre tuvo un inmenso valor formativo y sirvió de escuela de humildad a los novicios de las letras.

No creo en los horóscopos ni en los efectos fulminantes de los astros sobre nuestras vidas, pero llevamos unas cuantas fechas de notables coincidencias mortuorias. Ayer, amaneciendo, le llegó la hora a Victoriano Crémer, aceptable novelista, gran poeta y maestro indiscutible en la última forma de esclavitud que queda en Occidente, el artículo diario. Con el título que hoy, en su homenaje, encabeza esta columna mantuvo hasta hace muy poco una colaboración diaria, cáustica y brillante en Diario de León. Algo excepcional por su calidad literaria, su ejemplar seguimiento del ritmo de los días y la edad de su autor, que llegó a cumplir los 102 años.

Aunque suelen ser los bilbaínos quienes presumen de nacer donde se les antoja, Crémer era un leonés nacido en Burgos. En plena Guerra Civil, en el diario Proa, de Falange Española, simultaneó el trabajo de linotipista con el de articulista de postín e hizo notorios los pseudónimos de «Asterisco» y «Vick». Luego se desmarcó del ámbito del poder naciente y contra los jóvenes del Régimen que centraban su juventud creadora en la revista Escorial, se unió a los discordantes de Espadaña. Historias que ya no le interesan a nadie porque la memoria decretada por el nuevo régimen se centra en el odio y el revisionismo y no en el reconocimiento del talento, plural y diverso, que despilfarraron los años de esta evocación. La concordia crítica que predicó Crémer. También en la radio, en la Ser, con sus famosas «Cartas a la tía Federica». Mañana será su funeral.



Coky

Lo he visto esta mañana en brazos de su madre. Dos dolores, dos soledades. Ella caminaba despacio como si lo que apretaba contra su pecho fuera un tesoro preciado, el único que le queda entre tantas soledades. Nos vio y lo depositó con cuidado en el suelo. Sus brazos débiles sintieron el descanso. Él se quedó en el suelo, casi inmóvil, sus cuatro patas apenas aguantaban el leve peso de su cuerpo llagado. Sus ojos tristes, llorosos, miraban alrededor como buscando algún consuelo, una caricia que le confirmara que aún estaba vivo.

Un especie de jersey cubría su cuerpo invadido por la llagas de la psoriasis. Llagado por fuera, herido de muerte por dentro. Ella hablaba de su Coky, de lo que fue, de lo que sigue siendo para ella, esperando desesperanzada el milagro. Coky nos miraba como si nosotros tuviéramos el remedio, miraba a Douce y a Terry que, inconscientes, corrían alrededor suyo. El revuelo de la vida danzando en torno de la muerte.

Y su madre hablaba y hablaba, como si hablara para sí, intentando que sus palabras fueran sanación y remedio. Y los que asistíamos a ese soliloquio no hacíamos más que pronunciar palabras vanas. Inútiles palabras que querían sonar a verdaderas ante tanta posible ilusión."El veterinario me ha dicho..."

¿Quién puede convencer a quien ama que su amor no tiene vocación de inmortalidad?

sábado, junio 27

Reflexiones en torno al 'ídolo'

MICHAEL JACKSON

El Náufrago no ha querido dar su opinión sobre lo que supone para él la imagen del fallecido Michael Jackson, por una razón fundamental, su ignorancia sobre su valor artístico y por otra parte falta de elementos de juicio para dar una opinión sobre su personalidad que nunca le atrajo.Sobre ambos aspectos y habría muchos para examinar en la compleja personalidad del ídolo, he leído dos comentarios que , sin contradecirse, completan uno de los muchos retratos que podrían hacerse sobre él.

El primer texto lo leí anoche, creo que lo entendí y me pareció muy sensato. Si les interesa, pueden leerlo en el blog “Un paseo por las nubes”. El otro se lo transcribo aquí abajo. Luego sigan admirándolo, compadeciéndolo o lo que cada cual sienta

  • LA FRÁGIL SALUD MENTAL DEL ÍDOLO
750 millones de discos vendidos, oropeles y éxitos fascinantes... Un matrimonio desgraciado, una identidad en conflicto, el delirio de Neverland, las acusaciones de pederastia, el descontrol de su conducta... Michael Jackson acabó por ser un manual de psiquiatría ambulante.Su muerte ofrece muchas y sugerentes observaciones erizadas de dificultades, matices, vertientes y laderas.

Primera consideración: el dinero no da la felicidad. La felicidad es un polinomio de muchos factores en el que hay un fondo de armonía, de equilibrio, de buena conjunción entre los ingredientes que se deben hospedar en su seno. Amor, trabajo, cultura, amistad... Michael Jackson, el excéntrico, no ha sabido alcanzar una vida lograda.

Segunda idea: una de las principales puertas de entrada al castillo de la felicidad es una personalidad equilibrada. Y el éxito no ayuda. La administración inteligente de ese éxito en personas como Jackson es esencial y, al mismo tiempo, difícil. Jackson tenía un trastorno de la personalidad, probablemente narcisista, histriónica, quizá rasgos límite y inmadurez sentimental.

El tercer factor es la educación sentimental. Los sentimientos hacen de intermediarios entre los instintos y la razón; y el primer sentimiento es el amor. En Jackson, la relación afectiva, por lo que conocemos de su vida, está marcada por la excentricidad, el caos, el desorden y el escándalo. Un hombre extraordinario y al mismo tiempo un niño pequeño… El amor se inicia en el enamoramiento, el deseo de hacer eterno lo pasajero y sigue por el deseo de engendrar en la belleza. Una quimera para Jackson.

Nos queda el síndrome de Peter Pan, ese no querer ser mayor, vivir instalado en la edad de los niños, en el jugar y pasarlo bien, sin más. Jackson, que no tuvo nada parecido a una infancia se quiso desquitar en sus dorados años 80. Los mismos años en los que su nariz se empezó a afilar y su piel a blanquear. Debieron de ser años duros.

Enrique Rojas es catedrático de Psiquiatría

“La otra crónica”. El Mundo

Douce va a la playa

Hoy, mi papá y yo hemos dado por inaugurada nuestra temporada de baños veraniegos. Bueno, en realidad, la ha 'inaugurado' él y yo me he sumado al acontecimiento. Quiero decir que hoy nos hemos dado el primer chapuzón de la temporada. La verdad es que lo mío ha sido un entra y sale, porque no soy demasiado amiga del agua, sobre todo estas del norte. Lo mío es hacer hoyos en la arena, darme revolcones, trepar por las rocas y luego sentarme a descansar o juguetear con algún colega.

Tengo que aprovechar estos días en que nuestra cala favorita aún no está muy frecuentada, porque más tarde se pasean por aquí los guiris de paisano y nos endosan una multa por 'tipos peligrosos'. Y si no vienen ellos, siempre hay algún amargado o amargada que echa mano de su móvil para dar el chivatazo. Sobre el asunto me gustaría hablar, pero hoy estamos de fiesta y sólo quiero disfrutar.

Esta playita es nuestro rincón preferido. He venido aquí infinidad de veces desde que llegué a esta casa. Los visitantes ya somos conocidos y disfrutamos tranquilos y recogidos, lejos de las playas donde la gente se aglomera y es difícil encontrar un sitio sin invadir la toalla del vecino. Hay rincones y rocas para todos, disfrutamos de vistas maravillosas y los que quieran dar cuenta de una ensalada o una tortilla, tienen arriba un parque donde comer en familia. Además las aguas están limpias y si buceas un poco puedes ver aún, cada vez menos, bandadas de peces dibujando maravillosos ballets subacuáticos.

Hoy mi papá ha probado el agua, no estuvo demasiado tiempo porque, aunque 'revitalizadora' como dicen algunos atrevidos, no está todavía para demasiadas hazañas. Volveremos por aquí mientras las distintas 'circunstancias' lo permitan, al menos para mí.

viernes, junio 26

París, cuaderno de viaje

FABRICE MOIREAU

Hay regalos y regalos, pero el de un libro resulta siempre arriesgado. Cada persona, cada lector, tiene gustos diferentes o atraviesa determinados momentos. Por muy bien que se conozca al receptor del regalo, la pregunta siempre será una incógnita: "¿Le gustará?".

Ayer, el Náufrago recibió un libro como regalo. Ya sólo por el formato, aunque envuelto en papel de regalo, le anunciaba de qué tipo de libro se trataba. Lo abrió impaciente e intrigado y no se equivocó en su presagio. Era un libro sobre "París, cuaderno de viaje". No era el típico libro de fotos espléndidas, de monumentos, plazas, jardines, Arcos de Triunfo, y avenidas interminables. Era, como rezaba el título los 'apuntes gráficos' de un visitante que mira la ciudad con ojos especiales y lo plasma en su cuaderno, de norte a sur, de este a oeste, junto a su historia y su memoria.

Las acuarelas de sus apuntes y bocetos hablan de la sutileza de lo juegos de luz y trasmitir la atmósfera de un rincón, de un jardín, de un mercado... El autor de los 'apuntes' es Fabrice Moireau que también ha dibujado sus apuntes de Venecia, Londres, Nueva York... Los textos que completan el libro son de Yves Simon, escritor, compositor e intérprete. Como escritor y viajero, no sólo por Francia, sino por el mundo entero ha hecho de Paris sus principales temas de inspiración.

Inútil decir que este 'Cuaderno de viajes' ha llenado de luz sus ojos, ha removido viejos recuerdos y le ha enseñado a ver con una mirada nueva viejos escenarios.

El último vuelo de un ángel

FARRAH FAWCETT

El Náufrago escribe esta reflexión desde la pena envuelta en la nostalgia. Se da cuenta de que cuanto más nos adentramos en la vida, más pérdidas vamos dejando en la cuneta. Son desapariciones más o menos sentidas, pero al fin y al cabo pérdida de trozos de vida.

Entre estas despedidas no sólo se hallan familiares, compañeros, amigos. También forman parte de nuestras vidas, los poetas que despertaron en nosotros emociones, los que con su música, su voz o sus palabras nos hicieron sentir escalofríos, los que hicieron de su vida un modelo de vivir, aquellos y aquellas que desde las pantallas nos hicieron soñar, desear, animarnos o estremecernos. Estoy recordando pérdidas recientes.

Hoy los medios de comunicación cubren páginas enteras de los periódicos, cuentan los últimos momentos con obituarios y recuerdos de dos vidas conocidas. Al Náufrago le ha afectado sobre todo el vuelo de un ángel rubio. Quizá porque se sentía más cercano, porque en tiempos más jóvenes estuvo enamorado de aquellos ojos, de aquel cuerpo ágil y hermoso, de aquella sonrisa, de aquella inmensa melena rubia, Se llamaba Farrah Fawcett. De aquellos tres "Ángeles de Charlie", Jill era su preferida.

Hoy siente su pérdida, por ella, por el coraje de su última batalla perdida, pero quizá también porque con ella se van también un amasijo de sentimientos y sensaciones de esos años. Es que como si ella se llevara también una parte de su vida. Creía haber vencido a ese enemigo sordo y negro que amenazaba destruir un cuerpo que un día fuera bello y un espíritu que fue valiente. Luchó con coraje, pero aquella valiente policía no pudo abatir al ladrón que le robaría su vida.

Ya que te vas, ya que te has ido, déjame que recuerde tu sonrisa, déjame seguir soñando con tu melena de oro al viento del peligro. Contigo también nosotros despedimos un poco de una parte de nuestras vidas.


jueves, junio 25

España ya no es Roja

LE ROUGE ET LE NOIR

El Náufrago no es especialmente futbolero. Ayer, mientras seguía escribiendo, echaba de vez en cuando una mirada a la pantalla. Vio que las cosas no iban bien y los 'sabios' periodistas que anunciaban una victoria fácil, poco a poco fueron amainando en su euforia. Pero no es de eso de lo que querría hablar este isleño, algo alejado ya de exaltaciones o decepciones por este tipo de eventos. Una vez más España da prueba de su 'bipolaridad': asciende con la misma facilidad a la cumbre de la gloria como desciende a lo más profundo del averno.

Leyendo esta mañana alguno de esos foros donde los 'forofos, nunca mejor dicho, dan rienda suelta a sus pasiones y desengaños, los que anteayer eran considerados héroes, imbatibles, conquistadores de récords, selección victoriosa, los que Bancos, empresas petroleras, automovilísticas, cadenas televisivas se vestían de rojo, hoy se ha tornado 'negro', 'fracaso absoluto', 'ridículo total', 'Ramos inútil, 'del Bosque dimisión', 'Luis, vuelve' y piropos semejantes . Nunca este país había sido tan rojo y estos hijos de Obama lo han vuelto negro.

En esta época de crisis y apreturas, la Selección y sus victorias habían servido de bálsamo, de eficaz antidepresivo del pueblo. Para muchas gentes era su anafranil, su prozac, su seroxat, su tranxilium... que les sosegaba y elevaban su ánimo. Aquel humo de euforia, de rayas rojas y amarillas en las mejillas, aquella exhibición de enseñas patrias, de rojas camisetas, han vuelto al baúl de las quejas, las lamentaciones y el derrotismo a ultranza. Muy propio de este país que tan pronto se entusiasma como se sume en la depresión y la protesta .

Por favor, necesitamos ídolos, otros dioses que nos 'entusiasmen'. No en vano la palabra 'entusiasmo', tiene su origen en griego 'en' 'theos' (νθουσιασμός), 'habitados por los dioses', los que sean, pero que nos saquen de nuestras tinieblas patrias. Esperemos que Zapatero, pida explicaciones a Obama, por haber ennegrecido el cielo patrio.

miércoles, junio 24

Vos... ¿teza?

POR UN PUÑADO DE EUROS


¡Qué descansada vida
la del que huye el mundanal ruïdo
y sigue la escondida
senda que han escogido
los pocos listos/as que en el mundo han sido!

Para mayores, sin reparos

EXCUSAS

Cualquier visitante que se haya pasado por esta isla algunas veces, habrá podido observar que esto, más que el 'Rincón de un Náufrago', se parece al 'Baúl de los recuerdos' de Karina. Un día tomó la decisión de que no aburriría a sus hijos contándoles sus 'hazaña bélicas' infantiles. Es una lección que aprendió de pequeño cuando no dejaban de decirle:"pues cuando yo tenía tu edad por cinco perras chicas te comprabas...", "en mis tiempos teníamos que estar en casa a las ..."

Todas aquellas 'historias' me sonaban igual que la invasión de los moros, o las batallas de Aníbal. Se esforzaban en vano que yo pudiera entender mi 'prehistoria'. Fue entonces cuando debí tomar la decisión de no hablar de ciertas cosas con personas que no pudieran entenderme. Por eso, rara vez he contado a mis hijos cuántos pirulís me podía comprar con cinco perras gordas, ni si podía ir al cine parroquial por cincuenta céntimos. Tampoco les he dicho que no existía la calefacción, que eso de la televisión no existía y que me partía de risa oyendo por la radio al 'Zorro, zorrito, zorro' y a Matilde Perico y Periquín. Se partirían de risa, o lo que es peor, pensarían si ya me había llegado el Alzheimer. Así que me callé y cuando hacen asco al pescado o a las legumbres, no les digo los 'cocidos' diarios que me tocaron en suerte.

Yo creo que como revancha surgió este blog, así podía contarme a mí mismo lo que me pluguiera sin tener que ver un montón de caras y ojos incrédulos y circunflejos y dar explicaciones. Por eso, cuando un amigo me envía cosas como éstas me sonrío yo sólo y vuelvo a mi verdadera patria que es la infancia.

Queridos visitantes, una vez revelado este secreto del Náufrago, pueden sentirse libre de pasar ciertas páginas y dedicar su tiempo a asuntos más serios. Paso a reproducir el texto que me han enviado. Sé que a muchos, estos recuerdos no les dirán gran cosa.

  • TE ACUERDAS DE…
    Cuando llegues a la última frase..., ¡¡vas a sonreír!!
Te acuerdas de...
Aquel tiempo, cuando las decisiones importantes se tomaban mediante un práctico... 'Pito-pito gorgorito... ¿dónde vas tu tan bonito?... A la era verdadera... pim pom fuera!'
Te acuerdas de...
Cuando se podían detener las cosas si se complicaban con un simple...' No ha valido' o 'Eso no vale' o 'Trampa, no, trampa'

Te acuerdas de...
Cuando los errores se arreglaban diciendo simplemente... 'Empezamos otra vez'

Te acuerdas de...
Cuando el peor castigo y condena era que te hicieran escribir 100 veces 'No debo...'

Te acuerdas de...
Cuando tener mucho dinero, sólo significaba poder comprarse un helado o una bolsa de chucherías a la salida del colegio

Te acuerdas de...
Cuando hacer una montaña de arena , podía mantenernos felizmente ocupa dos durante toda una tarde

Te acuerdas de...
Cuando para salvar a todos los amigos en las cogidas bastaba con un grito: '¡Por mí! ¡Por todos mis compañeros y por mí primero!'

Te acuerdas de...
Que siempre descubrías tus más ocultas habilidades, a causa de un '¿A que no haces esto?'

Te acuerdas de...
Cuando no había nada más prohibido que jugar con fuego


Te acuerdas de...

Que ¡TONTO EL ÚLTIMO! Era lo único que nos hacía correr como locos hasta que sentíamos que el corazón se nos salía del pecho

Te acuerdas de...
Cuando el ladrón y policía era sólo un juego para el recreo, y por supuesto era mucho más divertido ser ladrón que policía

Te acuerdas de...
Cuando los globos de agua eran la más moderna, poderosa y eficiente arma que jamás se había inventado

Te acuerdas de...
Cuando la mayor desilusión era solo haber sido elegidos últimos para el equipo del colegio

Te acuerdas de...
Cuando los hermanos mayores, eran el peor de los tormentos, pero también los más fieles y feroces protectores

Te acuerdas de...
Cuando nunca faltaban los caramelos que tiraban los Reyes Magos, ni el dinero que nos dejaba el Ratoncito Pérez bajo la almohada

Te acuerdas de...
Cuando 'GUERRA' solo significaba arrojarse tizas y bolas de papel durante las horas libres en clase

Te acuerdas de...
Cuando los helados y la leche con galletas constituían el grupo de los alimentos básicos y esenciales

Te acuerdas de...
Cuando quitar las ruedas pequeñas a la bici significaba un gran paso en tu vida

Te acuerdas de...
Cuando el mayor negocio del siglo era conseguir cambiar los diez cromos repetidos por el que hacía tanto tiempo que buscabas

Te acuerdas de...
Cuando hacer cabañas con ramas cuando íbamos de excursión al campo nos entretenía durante horas, hasta que venían a avisarnos de que teníamos que marchar y llorábamos desconsolados

Te acuerdas de...
Cuando todos te admiraban si lograbas cruzar la comba mientras saltabas

Te acuerdas de...
Cuando era un gran tesoro si encontrabas trozos de escayola en los cubos de basura y poder dibujar en el suelo y jugar con ellos

Te acuerdas de...
Cuando nos sentábamos frente al televisor a las 5 en punto con los ojos desencajados para ver Barrio Sésamo

Te acuerdas de...
Cuando te creías superman o superwoman y te ponías el 'babi' del colegio a modo de capa mientras subido en cualquier escalón deseabas con todas tus fuerzas poder volar como ellos

Te acuerdas de...
Cuando todas estas simples cosas nos hacían felices, no necesitábamos nada más que un balón, una comba y dos amigos con los que hacer el ganso durante todo el día

martes, junio 23

Recordando a Boris Vian

50 ANIVERSARIO DE LA MUERTE DE UN 'TRASGRESOR'


Cincuenta años después su muerte, el 23 de junio de 1959 a los 39 años, Boris Vian, escritor inclasificable, poeta y músico, sigue siendo un extraterrestre de la literatura francesa que ya influyó sobre varias generaciones de jóvenes.

- "Nací, por casualidad, el 10 de marzo de 1920, a la puerta d' una maternidad cerrada a causa de huelga”: Vian abordaba su biografía con esta mezcla de seriedad y gamberrismo que es la marca de su obra.

Una obra pasada bastante inadvertida, que sería redescubierta después de mayo de 1968 con la edición de sus novelas, "La espuma de los días" o "El otoño en Pekín". Hoy su obra es recogida en la selectiva colección de La Pléyade y el cincuenta aniversario de su muerte es recordado con homenajes, conciertos, recitales de sus poemas. Como tantos adelantados a su tiempo, que en su vida no fueron reconocidos en todo su valor, no pueden disfrutar de las celebraciones post mortem.

Boris Vian,es un escritor de una gran fuerza inventiva combinada con un espíritu científico. La imaginación cohabita en sus textos como en su vida con un sentido agudo del orden y la organización. Hiperactivo a pesar de la enfermedad que le acompañó toda su vida, escribe poemas, críticas de jazz y lanza algunos de los éxitos de su tiempo. En 1954, causa un nuevo escándalo con " El desertor", una canción pacifista que estará prohibida en las ondas la víspera de la guerra de Argelia.
Photobucket

Me llamo Zar. Soy un perro guía

¡Hola, amigos!

Soy Douce y me voy a echar la siesta. Luego os explicaré quién es Zar. Por su 'acento' reconoceréis que es 'porteño', de Buenos Aires. A mí me gusta ese acento, quizá porque es un poco más melodioso que el que yo hablo. Hacerle caso. Luego os contaré algo más, cuando me despierte:

LA HISTORIA DE ZAR

... Perdonen mi descortesía, si lo fuera, por haberlos dejado solos mientras yo iba a dormir la siesta, pero es que es algo sagrado para mí . Quería hablarles de Zar, así lo he llamado porque se parece mucho a un perro guía del que un día me habló mi papá.

Zar estudiaba el bachillerato nocturno, bueno, quiero decir que acompañaba a Eduardo , su amo, que seguía sus estudios nocturnos en el instituto donde trabajaba mi papá. De esta forma Zar terminó también sus estudios secundarios. Acudían puntuales a las clases, se ponían en la primera fila y él se sentaba al lado de su amo. Eduardo se sentaba en el pupitre, sacaba una maquinita con la que tomaba los apuntes y Zar se hacía todo orejas, sentado en el suelo, siguiedo atento todas las clases: Filosofía, Historia del Arte, Literatura, Biología ... Tomaba nota de Sartre, Boticelli, Torrente Ballester y el anabolismo autótrofo y heterótrofo...

A veces, entre clase y clase, se paseaba con Eduardo por los pasillos o le acompañaba al servicio si lo necesitaba. Se conocía perfectamente todas las dependencias del instituto. Subía y bajaba las escaleras, se dirigía al aula correspondiente y al terminar las clases, ya de noche cerrada, la novia de Eduardo les esperada a la salida del instituto e iban a casa comentado las últimas tareas de la tarde.

Lo que no me ha dicho mi papá si luego se presentó a la Selectividad, pero estoy seguro que Zar no se arredra por nada.
*******
1.-También podéis entreteneros en hacer este test para ver cómo anda de joven vuestro coco
2. Teclea 'start'
3. Aguarda que comience después del 3, 2, 1;
4. Memoriza la posición de los números y cliquea en los círculos, siempre partiendo del número menor al número mayor; Nota: Comienza con el CERO si está presente.
5 . En el final del juego, la computadora te va a decir la edad de tu cerebro.

Pincha AQUÍ o en la imagen
  • (Señoles japonoses sel muy colteses con edad de pelita."Arigatô Gozaimasu". Muchas glacias)

lunes, junio 22

Outlet

OUTLET OR NOT OUTLET, THAT’S THE QUESTION

Perdonen pero los blogs no están hechos simplemente para mostrar lo poco que uno sabe, sino para proclamar lo mucho que uno ignora. El Náufrago se encuentra en este segundo plano. Hoy, una vez más, ha tenido ocasión de comprobarlo y no se sonroja al proclamarlo.

De un tiempo a esta parte, viene intrigado por un palabro que ha visto en prensa, anuncios publicitarios y algunos establecimientos y nunca se tomó la molestia de tratar de encontrar su o sus significados. Simple pereza, o es que es poco dado a comprar. Quizá más de uno, o más de una, dirá ¿Pero este hombre es un 'asnalfabeto', o vive en otro planeta? Yo creo que podemos dejar la cosa a medio camino y así colocarlo, si no en el pelotón de los torpes, torpes, sí no poder incluirlo en la lista de los que están a la última.

Para terminar de explicarlo de una vez, habrá que decir por qué, al fin, ha decidido enterarse. La ocasión, como no podría ser de otro modo, llegó hasta la isla vía "Corte Inglés" dejando en su correo su anuncio: "OUTLET informática". Pregunté a Don Google y me dijo algo como esto:
"El término outlet, que tiene su origen en el ramo de la indumentaria, en un principio sólo se refería a una manera de resolver problemas de ventas; posteriormente, por extensión, pasó a designar a los lugares destinados a la venta de artículos de segunda calidad de grandes marcas. Actualmente, se ha extendido a otros productos y es utilizado como un elemento publicitario que trata de inducir en los consumidores la idea de que en esos locales se puede obtener –por distintas razones: pequeños defectos de calidad, falta de talles, finalización de temporada, etc. precios más convenientes"
Y me pregunto yo, en mi ignorancia. ¿No existían ya los SALDOS, las REBAJAS, las GANGAS, LIQUIDACIÓNES...? ¡Ganas de joder o parecer más modernos!

El lenguaje de las flores

DOUCE AL HABLA
"Mi edad al amanecer
era lustrosa azucena;
diome el sol y ya soy morena".
(Cantar de siega)

Estos últimos días he visto a mi papá interesado por las flores y plantas del jardín y otras zonas verdes por donde paseamos. Mientras yo me entretenía en oler y husmear por todos los rincones y el tronco de los árboles, le miraba de reojo y veía que se pasaba varios minutos contemplándolas. Qué es lo que estaría pensando, no lo sé, porque yo no ‘filosofo’, huelo, rebusco los mensajes que han dejado mis amigos y si es caso, dejo también mi recado.

No es que sólo se fijara en las hortensias, las calas, las rosas o los cactus. Se quedaba medio extasiado observando las flores de trébol, las margaritas, a eso que yo llamo ‘molinillos’, porque no sé cómo se llaman. Hasta las espigas y las hierbas que yo como cuando siento mi estómago algo pesado. Yo llamo así a las plantas porque mi papá no me ha enseñado mejor y tampoco entiende mucho de botánica. Hay una flor amarilla que es como una especie de margarita, pero que no es una margarita, que brota de unas hojas como si fueran cardos. Mi papá se ha pasado unos días fijándose en ella y le tiene muy intrigado. La muy jodida cuando sale el sol despliega toda su melena como para coquetear con él. Al atardecer, cuando salimos a dar nuestro paseo nocturno, una vez que se ha puesto el sol, recoge sus pétalos, los cierra como si fuera a dormir.

He observado hace tiempo la diferencia que hay entre él y yo en esto de mirar. Mientras yo miro normalmente hacia el suelo y sólo estiro el cuello para mirarle a él, sobre todo a la hora de la comida, por si cae algo, el muy torpe se pasa el tiempo tratando de entender el lenguaje de las flores. No sé si da cuenta que también las plantas, duermen, sueñan, descansan, se lavan y abren sus pétalos para que cantidad de bichitos, abejas y abejorros vengan a posarse en su corola.

Estos días ha andado con su cámara colgada al cuello, tratando de fotografiarlas de cerca. Me hace gracia, porque se agacha, acerca muchísimo la cámara, selecciona el macro o como se llame, y a veces le sale un churro y echa la culpa a la cámara. A veces se llama torpe y más cosas que no digo porque soy una perrita prudente y bien hablada. Pero bueno, no me quejo. Mientras él se dedique a hablar con las flores yo haré el recorrido de mis olores que es mucho más interesante.



domingo, junio 21

Fiestas en la Alameda

  • LO QUE DICEN LOS PAPELES
"Los trabajos de urbanización de la Alameda de Oviedo se iniciaron en 1.833, con la demolición de los últimos tinglados urbanísticos. Hasta la fecha, la vía principal de acceso y salida de Santander era la calle Alta, y su prolongación, Calzadas Altas, vías de origen medieval.

La Alameda de Oviedo, con una longitud de 725 metros, nació con la función de ser un paseo principal y también como arteria para propiciar los accesos a la ciudad.

En 1.869 se instalaron por primera vez en esta avenida las Ferias de Santiago, que se mantuvieron en la zona durante unos ochenta años.El 5 de noviembre de 1.909 la Corporación municipal aprobó que pasara de denominarse Alameda Segunda a llamarse Alameda de Oviedo, como señal de confraternización con los vecinos asturianos".
  • LO QUE DICE DOUCE:
Pues verán, lo que dice Douce es mucho más simple. No es que ella sea 'simple', en el sentido simplón de la palabra. Es simple, es decir, directa, nada alambicada. Si mi papá cuenta que ayer por la tarde fue a visitar la "Alameda de Oviedo", que celebraba su centenario, fue sobre todo a captar con su cámara algunas fotos que a él le llamaran la atención. (Desde que le limpiaron la última no la suelta de su cuello)

Y ahí tienen el resultado de lo que él selecciona: fotos de niños, de payasos, de objetos y juguetes del año catapúm, de cuando él era niño (il y a très longtemps) y señoras vestidas de época. Hasta ligó con alguna de esas elegantes damas, de largos vestidos, sombreros y sombrillas, que por la alameda paseaban. A eso es a lo que va a estos festejos aunque le agobie un poco esta masa de gente que va , que viene, que husmea y no compra u otros 'aprovechaos' que se pasean con una 'tabletita' solicitando, sólo con signos, que le firmen y le den algunos euros para un montón de instituciones benéficas que se sacan de la manga. Vean

sábado, junio 20

ElDía.es

EL DÍA DEL ESPAÑOL

En tiempos en que algunos hacen de la lengua un instrumento de enfrentamiento más que de comunicación y entendimiento, no está mal la idea del Instituo Cervantes que ha escogido la llegada del solsticio del verano para celebrar un día de puertas abiertas en todos sus centos y para sacar el idioma a la calle. Poemas, cuentos, proyección de películas, talleres de escritura infantil, el Día del Español en concierto. La lengua española aparece como 'una lengua de relación, alegre, cálida y diversa', han formado parte de la celebración

En la web creada al efecto: http://www.eldiae.es/, aparecen vídeos en que hablantes de español de centros de distintos países hablan de sus palabras favoritas. En dos listas diferentes se recogen las palabras más votadas y un 'ficcionario'.

Entre las más votadas aparece en primer lugar: malevo, seguida de chapuza, albricias, malabarista, valentía, infamia, cariño, bregar, luz, abrazo. Y en el 'ficcionario', vocablos como: ambientólogo, guarrindongui, progresí, lonchafinismo, o pidrigüili.

Como homenaje de los habitantes de esta isla y por sugerencia de la becaria del blog
hemos escogido un poema de Oscar Hahn, chileno nacido en Iquique y residente en Estados Unidos como profesor de literatura en distintas universidades americanas.

¿POR QUÉ ESCRIBE USTED?

Porque el fantasma porque ayer porque hoy:
porque mañana porque sí porque no
Porque el principio porque la bestia porque el fin:
porque la bomba porque el medio porque el jardín

Porque Góngora porque la tierra porque el sol:
porque San Juan porque la luna porque Rimbaud
Porque el claro porque la sangre porque el papel:
porque la carne porque la tinta porque la piel

Porque la noche porque me odio porque la luz:
porque el infierno porque el cielo porque tú
Porque casi porque nada porque la sed

porque el amor porque el grito porque no sé
Porque la muerte porque apenas porque más
porque algún día porque todos porque quizás

Oscar Hahn


viernes, junio 19

Vicente Ferrer. Vive


Vicente Ferrer,

una de las figuras

más relevantes de nuestro
siglo
en el ámbito de la Cooperación,
ha fallecido en Anantapur,India,
donde trabajó los últimos 40 años de su vida.


http://www.fundacionvicenteferrer.org/vicente_ferrer/


¡Qué mundo tan extraño! Cuando unos hacen de su vida una matanza, un reguero de sangre y muerte, hay otros, como Vicente Ferrer, que se mueren dejando un reguero de vida.

¡Cómo cambiaría el mundo con tan sólo unos centenares de 'Ferrers' ! Hay hombres que nunca mueren, sobreviven a sí mismos. Como dice su viuda Anna en su mensaje de despedida:
"Para mí, mi esposo no se ha marchado, sino que vive en cada rincón de Anantapur y en cada parte del trabajo en nuestras aldeas. Para todos nosotros en India y en España, él sigue viviendo a través de sus sencillas palabras y mensajes, que tienen significado para todas las personas, sea cual sea su credo o condición."


Leer más>

Me faltan las palabras


Estoy buscando las palabras,
y no las encuentro.
Me faltan las palabras.
Me siento mudo
ciego
Digo dolor y no es bastante
Grito
horror, ira, impotencia
nada,
muerte, desamparo, crimen,
odio, vacío..
No me bastan.

Y a ti, Eduardo
¿Qué más te da ya, si nadie pudo
sofocar tu grito?
No hay ya palabra que defina tu vacío.

Quisera que tu muerte no fuera
inútil
Y no acabo de entenderlo
¿Qué le vamos a decir a tu mujer,
a tus dos hijos, que les consuele?
Tu nada, tu vacío, no hay palabra que lo colmen

Si todo el odio junto sirviera
de bomba trampa para terminar
de una vez con esas manos de muerte
ahora mismo la creara
No hay ningún dios, ninguna patrria
que valga la muerte de un hombre.

Acabo de escribir y siento la misma
nada.
No encuentro las palabras

jueves, junio 18

Un pueblo que sigue esperando

UNA PÁGINA NEGRA DE NUESTRA HISTORIA

Esta es la historia de un pueblo abandonado y expoliado que lleva esperando más de treinta y tres años la vuelta a su casa, de donde fueron expulsados.España tiene un deuda con ellos que los diferentes gobiernos han preferido no afrontar. Desde Adolfo Suárez hasta Rodríguez Zapatero, pasando por Calvo Sotelo, Felipe González, José Mª Aznar, han optado por mirar para otro lado, para no ofender a los 'hermanos' Mohamed de turno.

Nunca nos cansaremos de recordar su historia, por olvidadizos que seamos. Alguien que conoce las condiciones en que viven estas personas, me ha enviado esta presentación.No está mal que asumamos la parte de responsabilidad que nos corresponda.

miércoles, junio 17

Los ‘sueños’ de Douce

DE CÓMO DOUCE PASÓ UNAS HORAS EN EL LIMBO

- ¿Qué me pasa? ¿Dónde estoy?

- Tranquila, Douce, estás en casa, en el salón. Ya ha pasado todo

- ¿Y qué es ‘todo’? Sólo recuerdo que me encontraba en la consulta del ‘vete’, subida en aquella mesa metálica. No me gusta ir donde el ‘vete’.

- Lo sé, Douce. Pero es necesario ir de vez en cuando. Además él te quiere, aunque de vez en cuando te haga alguna ‘perrería’.

-Ya estamos con vuestro vocabulario de ‘género’. ¿Por qué a las cosas que hacen daño las llamáis ‘perrerías? Sería más justo que las llamarais ‘humanerías’. Pero cuéntame. Yo sólo me acuerdo de cuando me pinchó en el culete y cómo poco a poco me pesaban los párpados y me fui quedando dormida. Luego ya no veía tu cara, ni la del ‘vete’.

- Te durmió para que no sintieras daño mientras te limpiaba la boca porque tus muelas se habían ido llenando de porquerías.

- ¿Y luego, qué pasó? Porque no me he enterado de nada ni del tiempo que he estado dormida.

- Después de dejarte con el ‘vete’ para que te limpiara bien tus dientes y tus muelas, volvimos a recogerte. Seguías bastante dormida, pero al oír nuestras voces moviste el rabo que era lo único que hacías reaccionar, en forma de saludo. Tuvimos que cogerte en brazos y llevarte hasta el coche porque tus patas no te sostenían. Hacías esfuerzos para mantenerte de pie, pero no eras dueña de ti. Producías pena y ternura al ver tus esfuerzos y tu impotencia para poder caminar.

- ¿Pasó mucho tiempo?

- Cuando llegamos a casa había transcurrido más de hora y media. Al llegar sólo querías encontrar un rincón en el salón donde dejarte caer. Te mirábamos, te acariciábamos. No estábamos acostumbrados a verte así. Abrías los ojos y volvías a cerrarlos.

- ¡Y todo eso, sin enterarme! ¿Sabes una cosa? No me gusta nada haber ‘perdido’ esta parte de mi vida sin tener idea de lo que me hacían.

- Puedo entenderlo. A todos nos gusta ser conscientes de lo que hacemos, aunque soñemos. Ahora ya ha pasado todo. Poco a poco te fuiste levantando y tratabas de andar. Te temblaban las piernas en la primera salida al jardín, hiciste pis y volviste a tumbarte en la hierba. Subimos de nuevo, dormiste otro poco y de pronto ¡zas!, diste un brinco y empezaste a corretear. Y aquí estás de nuevo, preguntándome: “¿Qué ha pasado? ¿Dónde estoy?” Lo que ha pasado es que has estado un poco zombi durante más de tres largas horas de tu vida en un mundo del que no recuerdas nada. Ahora tú y yo, aprovecharemos para disfrutar cada minuto todos los días.

- ¡ Ozú, qué cosas más raras hacéis los hombres!

martes, junio 16

¡Y yo sin saberlo!

AVISO

Cada vez más mi correo se convierte en una caja de sorpresas. Me ofrecen las más grandes fortunas, me hablan de ‘elixires’maravillosos, me regalan diplomas universitarios, por la ‘jeró’, me invitan a conocer a mi ‘alma hermana’, rusas juveniles están interesadas en conocerme, me anuncian premios monetarios y mil gangas más. Todo por mi cara bonita.

Hoy, sin embargo, me ha llegado un mensaje que me ha dejado perplejo y preocupado. Alguien está vigilando mi vida secreta de Náufrago que guardo con toda la privacidad que puedo. Lean si no tengo razón para estar preocupado:

Hola
Discúlpame por el atrevimiento de enviarte este email,
siento mucho en no poder decírtelo personalmente,
me siento con la obligación de avisarte porque te aprecio,
abrí los ojos: te están siendo infiel.

Yo sé que es difícil que me creas pero como las imágenes valen más que mil palabras, te envío estas fotos para que las veas con tus propios ojos.
Cuídate, Un abrazo!

Lo firmaba una tal Talita. Por supuesto, venía con un 'anexo'. No sé qué ‘cobardía’ o qué complejo de avestruz me ha impedido pincharlo. ¿Qué me aconsejan? ¿Qué descubra el misterio y me pase la mano por mi frente?

Estoy en un sinvivir. ¡Maldita, Talita!

Las dudas de Douce

DUDA METÓDICA

Conocí su historia el otro día en el periódico. Un tipo de noticia por la cual no suelen interesarse demasiado los periodistas a los que les interesa mucho más otro tipo de reclamos. Hay noticias que ‘venden’, sobre todo si es algún escandalillo o escandalazo que huela a política, a catástrofe o sexo. El esfuerzo cotidiano por vivir o sobrevivir no es noticiable. Sólo interesa cuando ‘un hombre muerde a un perro’…

- ¡Eh, alto ahí! ¿Qué oigo? Sí, parece ser que para vosotros, los perros nos dedicamos a morder a los humanos. En mis diez años de vida perruna, aún no he mordido a nadie, ni canino, ni a humano. Sin embargo conozco más de un humano que merecería un buen mordisco por cómo se portan con mis colegas.

- Douce, no te des por aludida, sólo hacía alusión a un tópico periodístico

- Vale, sigue con tu ‘noticia’

- Lo que quería decir, es que tenía interés por conocer a César, el peruano, del que hablé aquí el sábado pasado. Quise charlar con él, preguntarle qué tal le iba el negocio, felicitarle por su iniciativa y de paso comprarle un perrito caliente de ‘a un euro’ y una coca-cola, aunque no soy muy partidario de esas americanadas. Simplemente era una forma de animarle.

- Todo eso me parece muy bien. Sólo me concome una duda que me gustaría que aclararais César o tú.

- Pregunta, te escucho

- ¿Por qué demonios llamáis a una salchicha emparedada en un bollo, un ‘perrito caliente’? Podríais haberlo llamado ‘un hombrecito caliente’, o ya que hablas de calenturas, cierta parte de la anatomía humana que se asemeja más a una salchichita…

- ¡Douce!

lunes, junio 15

Esto es lo que mola

... Si no les 'hace', también hay otros

El rumor de una canción

JE NE CHERCHE PAS, JE TROUVE

Hay veces que sin saber por qué, de pronto vuelve el sonsonete de una canción que se niega a abandonarnos. Con la canción vuelve un momento, un haz de sentimientos que la acompañan. Eso ocurrió anoche al acostarme. Enseguida la recordé. Hace casi cuatro años y más tarde también la había cantado decenas de veces. Fue en un ‘Atelier chanson’ que dicen los franceses durante un cursillo de verano en Besançon. Un poeta, un músico, un profesor, mitad bohemio, mitad soñador, si es que ambas cosas pudieran ser separables, nos enseñó francés cantando.

En aquel ‘atelier’, módulo, cursillo, taller o como queramos llamarlo, porque todo eso era, un grupo heterogéneo de participantes, italianos, irlandeses, polacos, japoneses, arzebayanos… de ambos sexos, aprendimos cantando y hasta participamos en conciertos y cantamos en la Grand Rue bisontina. Las fotos de aquella actuación callejera no pude recuperarla, un hábil ‘caco’ me sustrajo la cámara en una estación de metro de Paris. Se llevó las fotos, pero no se llevó el recuerdo de aquellas canciones: Lara Fabian, Brel, Joe Dassin, Piaf, Jules Bocarne, Trenet, Florent Pagny… y varias del profesor ‘bohemio’.

La que anoche rondó por mi cabeza decía : “ Je ne cherche pas, je trouve / Tu ne cherchais pas non plus / Vraiment le bonheur se trouve / juste en dedans de nous... »

Es cierto que la canción tiene todo su sentido, su ritmo y su rima en el idioma original, cantada por un canadiense que en realidad hablaba de su propia vida. Bien mirado, es una lección que sirve para todos. Podemos dar mil vueltas alrededor del mundo, podemos andar buscando en torno nuestro, pero la felicidad, ese sentimiento tan frágil y tan sutil, sólo se encuentra dentro de nosotros o no está en ninguna parte.

He aquí una torpe traducción, incapaz de recoger algunos matices que sólo se entienden de verdad en su lengua de origen:

Yo no busco, encuentro
Tampoco tú buscabas
En realidad la felicidad se encuentra
Justo dentro de nosotros

He dado la vuelta al mundo
No sé cuántas veces
Gracias
He visto mil países
También
He derrochado una fortuna
Por alcanzar la luna
Qué más da,
Ni me acuerdo

Yo no busco, encuentro...

He dado vueltas a mi alrededor
No sé cuántas veces
Gracias
He corrido como un loco
Y me he recuperado
También
El tiempo que he empleado
En superarme
Se terminó
Ya ni me acuerdo.

Yo no busco, encuentro...

Texto y música: J.P. Bérubé

domingo, junio 14

Mañana de regatas

Llevaba el Náufrago varios días semi enclaustrado. Sin poder manejar el coche y sentirse ‘autónomo’ se ve 'perniatado'. Esperar en la parada de un autobús, subirse a la plataforma y sentirse en una jaula, es todo uno. Aprovechando que ya su hombro le permite conducir y conducirse, aprovechó esta mañana grisácea de domingo para acercarse al mar al que echaba de menos.

En principio tenía intención de darse un paseo alrededor de la península de la Magdalena, lugar privilegiado, antigua residencia de reyes, hoy sede de la Universidad de Verano y lugar de solaz para locales y foráneos. En el camino observó una aglomeración de espectadores y curiosos y quiso saber qué evento congregaba a tanta gente en los alrededores del muelle. Buscó un lugar donde aparcar el coche y se unió al grupo de mirones. Estábamos en junio y ya había empezado la temporada de regatas.

El Náufrago, aunque habitante de una isla, es más de tierra adentro. Se crió entre encinas y toros bravos y no vio el mar hasta la edad de 14 años en rías gallegas. Casi cuarenta años en tierras cántabras le han hecho amar el mar, este mar que seduce y atrae como un misterioso imán del que es difícil desprenderse. Hoy no puede imaginarse un paraje sin un horizonte de cielo y agua. Adora esa línea azul que es como si abriera su alma pero aún así no vive con la misma pasión de las gentes del Cantábrico esta noble y esforzada prueba de las regatas. Aquellas rivalidades de los pescadores del norte por llegar primeros a puerto para vender su pesca, se ha convertido hoy en un deporte que entusiasma y levanta pasiones entre los aficionados de toda la cornisa cantábrica.

Y así es como el Náufrago se unió al grupo de espectadores y cámara en mano trató de recoger algunos momentos de este atractivo espectáculo.

sábado, junio 13

Póngame un perrito caliente, por favor

¡A UN EURO, OIGA!

A veces, entre los ‘grandes’ titulares de los periódicos con noticias de millonarios contratos futbolísticos, catástrofes aéreas, pandemias, bancarrotas o exterminios varios, se cuelan referencias a historias sencillas, cotidianas, que apenas encuentran sitio en las páginas de los grandes periódicos.

Hoy, leyendo la prensa, el Náufrago ha sentido un 'pellizco' al encontrarse con la sencilla historia de César Prada, un emigrante peruano que llegó a Cantabria hace ocho años en busca de trabajo. Cuando la crisis del ladrillo le dejó en la calle, Prada no se quedó cruzado de brazos esperando el subsidio del paro.

Un buen día decidió crear su propia ‘empresa’. Recordó que en su Lima lejana se había dedicado a vender perritos calientes. Con el dinero ahorrado encargó a un taller de la localidad que le fabricara un carrito como los de la Gran Manzana. Pagó los 4.000 euros del carro, al que tuvo que añadir 2.000 euros más por la máquina de salchichas y la nevera. Ahora sólo le faltaba la licencia donde ubicar su ‘empresa’. Presentó en el Ayuntamiento varias solicitudes pero tan sólo obtuvo una.

No se desanimó, busco un lugar estratégico y allí instaló su negocio. Fijó un precio que aunque no fuera demasiado rentable de momento, serviría para ‘atraer clientes’ que era su objetivo principal: 1€uro el perrito ‘básico’, (con salsas). Para los más exquisitos, el bocadillo, con bacon, cebolla, queso o patatas a los que añadiría cincuenta céntimos más, por los ingredientes.

El sitio, un lugar de mucho tránsito, la Plaza de las Estaciones de ferrocarriles y autocares era perfecto, el horario de trabajo de 12’00 a 20’00 horas. De cara al verano ha solicitado al Ayuntamiento una ampliación de horario hasta las 23’00 horas y ya está pensando en ampliar el negocio y presentar la solicitud para más licencias: “Quiero tener cuatro para generar trabajo y que personas que están en el paro, como yo recientemente, tengan la oportunidad de trabajar”.

No sé si a ustedes, pero al Náufrago le parece una gran noticia. La de alguien con iniciativa, tesón y coraje para hacer frente a la vida en lugar de esperar mirando al cielo para que caiga el maná del trabajo.
- “¡Enhorabuena, César, : Póngame un bocadillo de salchicha y bacon
- Buen provecho."

Florentinos y Cristianos

By DOUCE

Hay veces en que mi papá estaría mucho más guapo callado. Yo como perrita sabia que soy por naturaleza – perdonen la inmodestia – le he sugerido en más de una ocasión que cierre su piquito, pero ¡nanay!, cuando le da, le da, y no hay recomendación que lo detenga.

Por eso, antes de que él empiece a largar, me he adelantado yo, antes de que se ponga a hablar de asuntos de los que no sabe ni papa. ¿Qué idea va a tener él de negocios si le cuesta hacer una regla de tres y apenas sabe hallar el área de la circunferencia? ¿Por qué se escandaliza de que Don Floren sea el pagano de una porrá de millones por ese Cristiano? Y para celebrar el macro contrato el tal cristiano y metrosexual, o como llamen a este muchachito de pinta chulesca, se gasta 17.500 euros en una noche de champán y ‘hiltons’ a 800 euros la botella. ¿Quién habló de crisis en este planisferio de cristianos y paganos?

¿Quién es un Náufrago de taparrabos para criticar lo que hace un ingeniero de caminos que abre autopistas sueltapasta para formar un equipo de ‘cristianos y kakás’ como antes hizo otro de ‘zidanes y pavones’ que terminó como el rosario de los calderones? Menos mal, que como becaria discreta le he tapado la boca a tiempo porque ya empezaba a desbarrar y hablar de crisis, de becerros de oro y miserables, de deporte y circos. Y él, que no es de los de ‘¡Barça. Barça, Barça!’ empezó a sentir envidia de algo que aun con sus divos y caprichosos, que también los tiene, por lo menos forman un grupo con más coherencia y eficacia.

Al final, la ganadora de esta desmesurada operación seré yo, porque me dedicará más tiempo y se olvidará de tanto niño bonito, chupaeuros. No es que mi papá sienta envidia por esto de los dineros.Se contenta con lo que tiene para vivir, aunque pase sus apuros jubilares. Pero le consuela que a hasta Esperanza Aguirre le cuesta llegar a fin de mes. (¡Tiene gracia!)

viernes, junio 12

¿De verdad el poder es un negocio?

“SOY EL MINISTRO Y HAGO LO QUE ME SALE DE…”

Había leído en el periódico una reseña sobre un libro recientemente aparecido. La simple lectura del apunte le abrió el apetito de leerlo. Se dirigió a su librería habitual y preguntó si lo tenían. La empleada consultó en la pantalla del ordenador, rebuscó en varias estanterías y volvió al cabo de algún tiempo: “En este momento no lo tenemos, dijo, pero puedo encargárselo, es cuestión de unos días” Él aceptó con alguna reserva dada su condición de impaciente cagaprisas.

Al llegar a casa quiso ampliar la información y en una página web encontró no sólo la reseña de portada sino un ‘breviario’ de los dos primeros capítulos del libro en formato PDF. El título hablaba claramente: “El negocio del Poder”. En su nativa e irremediable candidez no acababa de concebir que el poder se pudiera subir con tanta rapidez y naturalidad a la cabeza, al parecer sin rebozo alguno.

La primera ‘historia’ se refería al inefable ex-ministro Bermejo que los hados hayan recogido en su seno. La ‘bermejería’ transcurría en un fin de semana en la muy renombrada finca de Quintos de Mora: 6.865 hectáreas de Patrimonio Nacional que ha servido para distintos ‘compromisos’ de presidentes y ministros. La historia que recogía el ‘breviario’ aparece contada por un testigo que se esconde tras del nombre de ‘Luis’. También recoge en otro capítulo anécdotas reales, en el sentido más propio del término. Pero eso será quizá tema para otro día. Vayamos al grano, o a la caza:


"-Luis no sabía mucho del ministro, salvo que le gustaba la caza y gastaba bastante mal genio. Ya le habían avisado de que el personal de la finca tenía que estar a su servicio, gratis, por supuesto, pero con el menor contacto personal posible.«Qué humos se gastan estos socialistas», pensó Luis. Aznar, cuando iba allí, se llevaba al personal de Moncloa para asignar el gasto a su departamento de Presidencia. «Éstos se creen que una vez que han llegado al Gobierno todo lo público es suyo», le comentó a su mujer mientras aguardaban la llegada del ministro, junto a su esposa y su hija

Enseguida aparecieron a lo lejos las luces del Jeep de la Guardia Civil y, detrás, el coche del ministro y el de la escolta. Aparcaron en la entrada y el chófer se apresuró a abrir la puerta del coche para que bajara el ilustre invitado. «Ocúpense de las maletas», espetó Bermejo a Luis y a su mujer sin casi mirarles, «y prepárennos algo de cenar después de enseñarnos la casa. Luego quiero dar una vuelta por los alrededores». El ministro y su familia pasarían tres días seguidos en la finca. Su intención, hacer aguardos nocturnos de jabalíes y una montería, en la que tenía previsto recibir invitados.

Bermejo le dio las oportunas instrucciones a Luis sobre sus planes para el largo fin de semana, y una final: «Aquí sólo cazo yo, los guardeses, a partir de ahora, tienen prohibida la caza». «Vaya —pensó Luis—, con éstas venimos.» La caza estaba, y sigue estando, prohibida; con la excepción sólo de la que sea necesaria para mantener el equilibrio ecológico de la zona. Un detalle menor que no importaba mucho al ministro Bermejo. El ministro más «rojo» del Gobierno, según se definía a sí mismo el hijo de un ex jefe de la Falange Española y de las JONS, era un gran aficionado a una de las actividades que más se prodigaban en el franquismo entre aquellos que ocupaban las altas esferas del poder. Estampa que se haría un hueco en el imaginario colectivo gracias a una película filmada por Luis García Berlanga, La escopeta nacional, en la que, por cierto, también había un personaje que respondía al apellido de Bermejo.

Esa misma noche Bermejo participó en su primera aguarda de jabalíes y abatió dos ejemplares. El jabalí tiene una carne muy preciada y su cabeza es habitual en los establecimientos de taxidermistas para colgar como trofeo en la pared de sus cazadores. Bermejo elegiría la más gallarda para llevársela a su vivienda unifamiliar en las afueras de Madrid, puesto que ya por aquel entonces ocupaba el famoso ático reformado de Plaza de España. Luis apuntaba cuidadosamente en un cuaderno los resultados de la caza del ministro. « ¿Qué hace?», le espetó éste. «Es que luego hay que hacer un memorándum del coto para presentarlo a la Dirección General de Política Forestal para que la Junta tenga constancia de que aquí se caza cumpliendo todas las normativas…», respondió muy serio Luis. «Deje de apuntar, hombre, yo soy el ministro y hago lo que me sale de los cojones sin que nadie me controle, coño. Los fachas ya cazaron todo lo que quisieron, y ahora me toca a mí.»

NOTA: Por lo que veo en la portada y lo que he leído, los autores del libro también debían hurgar en el otro lado. En esto del 'Negocio del poder', en todos las partes se cuecen habas. Que se lo pregunten a los de Gürtel. Desgraciadamente sólo nos enteramos de la décima parte de lo que ocurre.
-----------------------------
Referencia: Altera