miércoles, octubre 31

Corcovado

"Corcovado" ('Quiet nights of quiet stars', ) la bossa nova cantada por Asrtud Gilberto (La niña de Ipanema), con letra de Antonio Carlos Jobim y esta presentación son:

unas imágenes para elevarse, una música para perderse, unas palabras para decirlas en silencio.

Es el 'Buenas noches ' del Náufrago.
(Feliz 'puente' a los que disfruten de él. Hasta el lunes)



Corcovado
(Quiet nights of quiet stars)

Quiet nights of quiet stars,
quiet chords from my guitar
Floating in the silence that surrounds us
Quiet thoughts and quiet dreams,
quiet walks by quiet streams,
and a windowlooking on the mountains and the sea.
How lovely! this is where i want to be.
Here, with you so close to me,
untill the final flicker of lifes ember.
I who was lost and lonely, believing life was only
A bitter tragic joke, have found with you
The meaning of existence oh, my love


Um cantinho, um violao,
Este amor, uma cançao,
Pra fazer feliz a quem se ama
Muita calma pra pensar,
E ter tempo pra sonhar
Da janela, ve-se o Corcovado, O Redentor, que lindo
Quero a vida sempre assim,
Com voce perto de mim,
Até o apagar da velha cha- ma
E eu que era triste,
Descrente desse mundo
Ao encontrar você eu conheci
O que é a felicidade, meu amor

Antonio Carlos Jobim

Viaje: De Valéry, al Museo del Prado

"La educación profunda consiste en deshacer y rehacer la educación primera".
Paul Valéry

Ocurre a veces, que el Náufrago vive al margen de la ‘candente actualidad’. Así, cuando esta mañana todos los ‘medios’ dirigían sus cámaras y micrófonos hacia la Audiencia Nacional, él se entretenía con asuntos que le interesaban mucho más, harto ya de tanta goma dos, de tanta mochila, de tantas 'kangoos' , tanta zancadilla y tantos peritajes. Ojalá todo esta baraunta politíco-mediática se acallara por un tiempo y tratáramos de vivir la realidad que se nos presenta.

  • Los ‘Cuadernos’ de Paul Valéry

- Así pues, mientras que los que quisieran, dedicaran su tiempo a oir las ‘conclusiones’ que más les interesaban, había dos noticias que le interesaban bastante más. La primera, quizá no interese a la mayor parte de la gente. Se trata de la traducción al castellano de los ‘Cuadernos’ del poeta, filósofo, ensayista Paul Valéry a los que el autor del “Cementerio marino’ había dedicado más de 50 años de su vida. Cincuenta y un años levantándose a las cuatro de la mañana para anotar sus ideas, escribir sus impresiones, sus destellos de lucidez ,en unos “Cuadernos” convertidos en leyenda.

“A mis años (71) uno se puede preguntar: ¿Qué queda de lo que fui? ¡Cuántas cosas no encontraría! ¡cuántas cosas meherían, hasta lo insoportable y ya no sé cuáles siquiera…!” Así pensaba, mientras escribía aforismos, dibujaba, filosofaba, escribía citas eróticas camufladas… En la fuente de sus Cuadernos bebieron muchos otros después: Gide, Eliot, Borges, Octavio Paz y tantos otros. Decía un buen amigo, del que el Náufrago ya ha hablado en esta isla, algo así como “Hay personas cuya misión es acercar sus cangilones a las verdaderas fuentes del Saber, para tratar de abrevar la sed de las próximas generaciones”. La cita no era así exactamente, pero el Náufrago tendría que revisar los libros del ‘Hurón canadiense’ si quisiera encontrarla.

  • El nuevo Museo del Prado
- La otra noticia que atrajo su atención fue la inauguración del ‘nuevo’ Museo del Prado. No se trataba de valorar la arquitectura añadida al viejo Edificio Villanueva que tanta polémica ha despertado. Lo que más le llamó la atención fue la ‘foto de familia’ de reyes, príncipes, presidentes, ministros o directores del museo. El ‘fondo’ escogido, “El fusilamiento de Torrijos” (Antonio Gisbert) atraía más la atención que la de los fotografiados. En algunas de las fotos, los prisioneros que van a ser ejecutados, de pie y maniatados, miran de frente al espectador, esperando el próximo momento de la muerte, parecen querer suplantar a los fotografiados. Las miradas se siente atraídas por la figura del general liberal que coge de las manos a dos de sus compañeros mientras van siendo vendados por un fraile. Los demás desde la preocupación, la rabia, la resignación, el desafío o el desaliento hacen frente a la muerte.

Con seguridad, la foto – diferentes ‘tomas’ aparte – trata de transmitir un mensaje que va más allá de dejar constancia de los ‘inauguradores’. Las lecturas que de ella se hagan variarán según las sensibilidades. Y es que en la España de hoy, hay que hacer infinitos ‘guiños’ al pasado y cada cual leerá los que ya lleva dentro.

PALABRAS: Bienvenidas a casa

En esta isla se recibe con satisfacción que los ilustres académicos encargados de limpiar, fijar y dar esplendor a este idioma que comparten 400 millones de hispanohablantes - ojo avizor- vayan engrosando nuestro acervo lingüístico con las palabras que usa el pueblo, a un lado y otro del océano. El idioma es algo vivo que construimos , día a día, todos los parlantes.

Y si se usan expresiones como “vender la burra”, es que saben muy bien cómo los políticos y otros prestidigitadores del lenguaje, tratan de endosarle el muerto al personal, a poco que se descuide. Hay “animales políticos’ que, Boggno, como no espabiles, te engatusan con su manchega vegggbogea. Conocer la diferencia entre ‘modernez’ y ‘modernidad’ nos permite ver claramente la diferencia que hay entre la Z de Zapatero y la D de decencia torera.

Gracias al 'placet' de los señores académicos ya sabemos que no todos los “animales de bellota” andan trotando por las dehesas dedicados a la montanera. También se ceba esa especie animal, en los bares, en los estadios, en el metro, en la calle, hasta en la propia casa . Ahora también, gracias a los vigilantes de la Lengua, podemos decir estoy ‘neura’ sin que nadie nos mire de forma sospechosa, o haya que recurrir, ipso facto, a la camisa de fuerza. La Lengua, cuando es expresión clara de conceptos y emociones, sirve hasta para liberar de absurdos complejos, porque no sólo los coches o las motos pueden ya ‘perder aceite’, también el ser humano deja rastro de su condición o manera de ser. Del mismo modo, los préstamos linguísticos tomados de otro idioma pueden dar fe, con precisión, de aquel que las recibe todas en el mismo carrillo, corre con todos los gastos en cualquier ronda de chiquitos, o sea, el ‘paganini’ en el club de los listillos.

Hay otros términos recientemente incorporado ‘corpus linguae’, hasta 4.618 modificaciones que desde junio de 2004 hasta diciembre de 2006 y que a partir del martes pueden consultarse en el DRAE. Bienvenidos sean casa.

El "Jalouin" nacional

El que el Náufrago aborrezca estas moderneces ("modernez", es uno de los últimos vocablos admitido por la RAE, para dar gusto a don Z) del "Jalouin", no es óbice u cortapisa para ahuyentar a los 'fantasmas' nacionales enviándoles al Castilo de Brun, en la Transilvania rumana.

Este exorcismo le liberará, al menos por unos momentos, de su alargada sombra.

Pueden pinchar aquí o en el gráfico para verles en uno de sus aquelarres.
Abran la postal y véanles bailar

Photo Sharing and Video Hosting at Photobucket

martes, octubre 30

Última hora:" La Carcajoda"

Ya se ha puesto en marcha "La Carcajoda", una máquina de hacer reír que ha empezado a rodar a más velocidad que el AVE.

Javier Capitán y Luis Figuerola son el Jefe de Estación y el Maquinista, tanto monta, monta tanto, del nuevo "TRENHUMOR", .

Salida , todos los días a las 12 de la mañana, de la estación de "Elmundo.es"

Sin necesidad de túneles, ni estaciones fantasma, sin grietas en las casas.
Ha sido inaugurado, hoy, en la fecha señalada

Por favor, ¡blogueros al tren!


Viaje con nosotros
si quiere gozar.
Viaje con nosotros
a mil y un lugar
y disfrute
de todo al pasar
y disfrute
de las hermosas historias
que les vamos a contar.

Blogadicciones

Visitando un blog de un conocido periodista, encontré está dirección sugerida por alguno de los comentaristas. Ya saben que en la red hay test para todo. Vean algunos ejemplos:


Hice este último, los demás los reservo para otro día que esté igual de tonto que hoy. El resultado es el que figura ahí abajo. La verdad, no me parece muy acertado, quizá no haya entendido del todo bien alguna de las preguntas.

¡Hagan juego, señores! ( O mejor, no haga demasiado caso)




(Otro día les contaré cuántos gérmenes habitan en mi teclado.
Más que nada , para que no se contagien al leer estas chorradas.)

Meditaciones fúnebres de un Náufrago…

ÁNIMAS Y CALABAZAS

Que quiera o no, llegados estos días finales de octubre y primeros de noviembre que tienen para él resonancias de ánimas y de muertos, el Náufrago no puede evitar pensar en unos ritos y celebraciones que nunca acabó de entender del todo. Con la edad, los recuerdos de la infancia se hacen más vivos y es como si resucitaran viejas emociones, que a lo largo de la vida fueron quedando relegadas al armario del olvido.

Lo que más desconcertaba a su niñez, encubierta de sombras y de luces era la ambigüedad de estas fiestas. La noche donde todo eran ‘ánimas benditas’, muertos y resucitados que poblaban pasillos y habitaciones, preces, responsos, campanas… ¡Ay el toque fúnebre de campanas de aquella noche en que todos los muertos dejaban el silencio de sus tumbas para inquietar a los olvidadizos vivos! Todo olía a crisantemos, a buñuelos, a ‘huesos de santo’, a fríos y oscuridades otoñales. El cementerio pasaba a ocupar un primer plano y era un nervioso pasear en busca de una tumba, un cuajar de flores, un limpiar de lápidas como si todos los difuntos reprocharan a sus familiares el abandono de su fría soledad y les citaran todos los años, allí, los mismos días , a las mismas horas.

Aquellas tinieblas hechas de rezos - "una flor sobre su tumba se marchita, una lágrima sobre/ su recuerdo se evapora / una oración por su alma, la recibe Dios"- visitas, sonar interminable de campanas, ocupaban todo el espacio emocional. Aquel chaval no veía por ninguna parte la alegría que se supone quería significar aquel día, que religiosamente pretendía ser festivo, ascendiendo a los cielos de ‘Todos los Santos’. No sé qué hispana realidad hacía que la ‘alegría celestial’ brillara por su ausencia. Se diría que la fiesta de verdad, macabra fiesta, era la de todos los ‘Fieles difuntos’. ¿Qué oscura fuerza nos succiona con tanta intensidad hacia la muerte? Una muerte que nada tenía de reposo, de calma, de final de un trayecto. Todo era lúgubre, lloros, temores, miedos, seres purgatorialmente animados… ¿No habían sido suficientes los trabajos y fatigas de la vida, también sus satisfacciones, para que las ánimas debieran ‘purgar’ sus ‘culpas’ en inlocalizables purgatorios? ¿Por qué algunas religiones subrayan tanto la noción de culpa, de pecado, de purgación y de infierno? ¿Por qué ese interés en mantener encogido al hombre, en un afán de tenerle sometido?

De nuevo, Náufrago, te has ido por cerros que no estaban en tu mente recorrer. Si tú querías hablar de cómo aquellas viejas costumbres , poco a poco van siendo sustituidas por foráneos modelos… Soprenderte al ver cómo los muertos de antaño han dejado su paso a calaveras, calabazas agujereadas, brujas a lomos de escobas cibernéticas, fantasmas ensabanados, zombies, esqueletos, dráculas, vampiros, muertos vivientes, vivientes semovientes... salen de los armario del terror para tratar de suscitar artificiales miedos… Si lo que pretendías era abominar de cómo las gentes son manejadas, antes por las iglesias, ahora por las leyes arrolladoras de la estupidez y del consumo, podrías haberte ahorrado los fantasmas de antaño y decir que también aborreces las pantomimas de ahora.

Pero la vida no la haces tú, Náufrago de pacotilla, la vida, como te descuides un poco,
te la seguirán haciendo.

El macabro vuelo de los buitres

Ya están aquí de nuevo los buitres de antaño, los buitres de siempre, dando vueltas en torno de lo que queda de los cadáveres. Para nada les interesan los muertos. Suben, bajan, dan vueltas, planean, se alejan un poco, para volver al mismo sitio en cuanto creen que pueden sacar tajada. Mañana, en vísperas de fieles difuntos: los que murieron en sus camas, en los hospitales, en una carretera, de una puñalada, los que iban en trenes de muerte y saltaron por los aires, habrá una sentencia que los buitres del ala derecha y de la izquierda ya sospechan y han empezado a preparar su penúltimo vuelo, su penúltimo graznido. Unos dirán que ellos en ningún momento los utilizaron, los otros, tratarán de que no se note demasiado la sonrisa producida por la noticia que oficialmente apoye sus ‘razones’. Para unos quedará todo 'claro', para otros no se han disipado las sombras.

Ningún recuerdo para aquellos que con el sacrificio de sus vidas facilitaron la ‘ascensión’ de los unos y el desplome inesperado de los otros. Aquellos días ni unos ni otros tuvieron tiempo de pensar en ellos, mientras policías, médicos, enfermeras, psicólogos, supervivientes, espontáneos auxiliares se ocupaban de atenderlos. Los buitres celebraban nerviosos conciliábulos en sus respectivas madrigueras. Y mientras los unos acudían a los medios de comunicación, pasaban mensajes, asaltaban sedes, salían a la calle, los otros no sabían como tapar lo que a segunda vista parecía más claro, dudaban, trataban de dar largas, de aguantar, sin salir del asombro de no saber nada sobre su ineficiencia.

Ahora vuelven a volar de nuevo. En realidad, unos y otros llevan tres años y medio sin soltar sus presas y preparándose a celebrar su particular banquete. Es un buen bocado que ofrecer, ahora que los trenes no marchan, y empiezan a aparecer extraños socavones. La consigna secreta es ‘aguantar’, coger todo el oxígeno que nos den los acontecimientos que creamos que nos son propicios. Los otros tratarán de decir: “nosotros no los hemos utilizado”. Pero la realidad es más triste que estas tristes ‘victorias’ y derrotas.

La realidad está muda, olvidada, sin poder protestar, ni siquiera poder decir: “ya que nuestra vida no nos sirvió de nada, dejad de aprovecharos de ella. Nosotros hemos perdido lo único y más precioso que teníamos, unos asesinos fanáticos – no nos importa quién fuera – nos desposeyeron de veinte, treinta, cuarenta hasta cincuenta y sesenta años que nos correspondían de vida. Las perdimos para siempre, nunca , nadie nos la devolverán y con ella el tiempo que nos quedaba por vivir. Por un momento olvidaos de vuestros sucios y carroñeros intereses y miradnos a nuestras caras muertas y , después de mirarnos, pensad si os sentís a gusto en los sillones que ocupáis o en aquellos que perdisteis. No nos utilicéis más. Aunque sabemos que seguiréis por mucho tiempo aún alimentándoos de nuestras carnes, viviendo de nuestras muertes. Podéis estar satisfechos.

lunes, octubre 29

¡Presenten... armas!

EJERCICIOS DE ESTILO

La noticia de una soldado de infantería 'ligera' en la portada de Interviú se presta a todo tipo de interpretaciones. Hagamos algunos ejercicios de estilo 'literarios' y de 'lectura de imagen'.
  • LECTURA DE IMAGEN:
Nuevo uniforme militar para la época de verano. No es necesario llevar la gorra durante las maniobras.La cantimplora además de calmar la sed, puede usarse para dar un coscorrón al enemigo, si traspasa la línea del frente de combate.También puede usarse a modo de ducha después del fragor de la batalla. El collar, además de señalar las líneas de cota de la elevación del terreno, puede servir para distintos usos en el ejército enemigo. Es conveniente que durante el combate el cuerpo se adapte lo más posible al terreno

  • INSTRUCCIÓN MILITAR.
  • Durante la marcha: Marcar el paso, acortar el paso, paso redoblado, paso acelerado, paso veloz, paso atrás… ¡Altoooo, ya!
  • Formaciones: Alinearse, columna de a dos, reunirse, separarse
  • Giros: Alto por flanco derecho.Alto por flanco izquierdo.Alto por media vuelta.
  • Órdenes:¡
    "Soldada Raquel, a su puesto, ya!" (¿En qué cama , mi sargento?)
    "¡Soldados, presenten … armas, Ya!" (¡Esas , no!)
    "¡Media vuelta… ya!" (A ver los de la cola, ¿a qué esperan?)
    "Descanso a discreción" (después del combate)
    "¡Medio flanco derecho!" (véase imagen)

  • DEFINICIONES:
“Cuerpo de tropa”: La organizada para maniobrar y combatir a pechos descubiertos
“Tropa de línea(s): La organizada para maniobrar y combatir en orden apretado y por cuerpos.Las líneas curvas deberán acoplarse.
“Tropa ligera”: La organizada para maniobrar y combatir ligera de ropa
“Soldadesca”: La tropa que igual que rompe filas, rompe moldes.
“Soldada”: Sueldo, salario o estipendio percibido por la número Pilar Pacheco. Haber de algún soldado.
“Guerra fría”: Aquella en la que no participa la soldado Pacheco
  • EXCLAMACIONES: ¡Vaya moza! ¡Vaya tropa! ¡Vaya grupo! ¡Vaya grupa! ¡Vaya, vaya!

Monigotes y ‘carcajodas’

PONGA UN POCO DE HUMOR EN SU VIDA ,(POR EL HUMOR DE DIOS)

Hoy el Náufrago ha sido sabedor de dos buenas noticias, cosa nada frecuente de ver en los periódicos , porque según el absurdo aforismo periodístico: ‘una buena noticia no es noticia’. Así andamos con esas caras que andamos por la vida.

En primer lugar he visto que la edición digital de “El Mundo”, “elmundo.es” abre en su portada una nueva sección titulada “Mundo tOOns” por donde desfilarán todos nuestros egregios y nunca bien ponderados políticos: los ZP, los Rajoys y su primo, la señora de la Vogue y sus trapitos, los Blanco, lava blanco blanquísimo, Acebes y sus acebías, Zaplanas y sus planes, los Bojjnos y su bonojjmía,las llamadas de los Llamazares y las gallardías de los Gallardones… Vemos a don Z encaramado en el estrado del Congreso anunciando la buena nueva: “Españoles, os debemos una buena noticia. Y esta buena noticia que os debemos , os la vamos a dar ( si no nos la ‘damos’ nosotros antes). Por el humor de Dios: hoy nos vamos a reír más que ayer y menos que mañana”

Y es que el humor formará parte las promesas electorales de todos los partidos. El humor será una de las prioridades del nuevo gobierno de salvación nacional. Habrá un Ministerio del Humor y de la Chanza. Se revivirá la figura del bufón de modo que el Ministro del ramo se encargará de que el humor esté presente en todos los Consejos de Ministros, en las sesiones de la Conferencia episcopal, en todos los Consejos de Administración, se inflitrará en todas las bandas terroristas, hasta que “Estepais” estalle en ‘carcajodas’.Esa será la finalidad de la nueva viñeta del citado periódico titulada: Carcajodas. La ‘carcajoda’ es, según el diccionario del desaparecido José Luis Coll, "un golpe de risa que le da al fornicante cuando, en pleno coito, ella le dice que es la primera vez".

No podemos más que felicitarnos de estas iniciativas y ojalá todos los telediarios, todos los periódicos introduzcan ‘cuota’ humorísticas en sus medios, no sólo en forma gráfica, sino audiovisual, escrita y digital. El Ministerio de Hacienda desgravará a todo aquel que, por cualquier medio, trate de alegrar al personal. Habrá un descuento por cada sonrisa, se prevé una disminución de bajas laborales por depresión, disminuirán los accidentes de tráfico por cabreo, habrá menos víctimas de la violencia doméstica, servirá de disolvente de todo fanatismo, disminuirán los infartos de miocardio, se practicará el sexo de una manera más jovial, en resumidas cuentas: será menos jodida la vida.

He dicho.

Charla desde lo alto de la vida

LEONARD COHEN & PILIPH GLASS: “The book of longing.

A veces, siempre que tiene ocasión, al Náufrago le gusta escuchar a la gente que ha ‘vivido’. Ya sabe que todo el mundo puede pensar que ha vivido, pero hay vidas y vidas, vivires y vivires. Cuando el Náufrago dice ‘vivir’ se refiere a personas que se han hecho a sí mismos desde las dificultades, los problemas, las contradicciones, aquellos a los que la vida no se la han dado hecha. Los desequilibrados en el sentido más amplio y más profundo de la palabra. Los que un día vivieron más o menos intensamente y luego cayeron, y se levantaron como pudieron, para volver a equivocarse y fueron aprendiendo leyendo el libro de sus ‘fracasos’

Ayer tuvo la suerte de asistir a una charla entre dos personas de éstas. Comentaban desde sus cumplidos 70 años, cómo les había tratado la vida, lo ‘poco’ que habían aprendido y lo mucho que estaban dispuestos a descubrir. Hablaban Leonard Cohen y Philip Glass, un canadiense y un estadounidense, un poeta y un músico. Repasaban sus 25 años de amistad, lo que uno ha aprendido y sigue aprendiendo del otro:

  • - L.C. Eres como mi hermano. Aunque, para serte sincero, siento que más que colaborar hemos colisionado, como si un iceberg hubiera chocado con un museo en la calle.

  • - P.G. Yo estoy convencido de que las diferencias son lo que hace que una colaboración sea especial y dinámica.
Hablaban de sus vidas y hablaban de la última colaboración. Un día, hace seis años, tuvieron un encuentro en Los Ángeles, sentados al borde de una piscina, leyendo poemas que Cohen había ido guardando a lo largo de los años. Hablaban de todo: de su maestro en el monasterio, del amor; unos eran largos y épicos; otros, cortas meditaciones o pequeñas canciones. Glass quedó sorprendido por la cantidad de emociones y de ideas que despertaba aquella lectura y le dijo “Tenemos que hacer algo”. “Just, do it”, fue la respuesta del ex monje poeta. Y así surgió un ‘concierto’ audiovisual que tomó el nombre del que antes fue un libro: “The book of longing” , el libro del ‘anhelo’, pero también de la nostalgia. Del choque del ‘iceberg contra el museo’ nace ‘un contraste de sentimientos y de estados de ánimo muy nuevo’, sentencia Glass

Y mientras, Glass habla del espectáculo que presenta estos días en Madrid en el Festival de Otoño, Leonard Cohen no estará en Madrid. Quizá como sospecha Pilihp, porque 'ha llegado a un estado de su vida en que puede hacer lo que desea'. Eso que el llama “dulzura de la vida”. Que el poeta recoge de esta forma: “Creo que cuando uno va envejeciendo no es que encuentre la paz, pero sí acepta la naturaleza de las cosas y de la vida”. Y añade: “Es una edad en la que nada se da por hecho, con la mente tranquila, en la que no tienes que agradecer todo, sino, simplemente, disfrutarlo; creo que estoy llegando a ese estado mental. He logrado cierta dulzura en el trato con la vida diaria”.

Quizá sea esto a lo que el Náufrago aspira y que, a ratos, acaricia. Otras veces piensa que nunca alcanzará ese estado, en la medida que desea. Pero ya el propio ‘deseo’ supone una impaciencia que no se acomoda con esa dulzura . Quizá por eso tendrá que escuchar a Piliph:

- “Yo no he alcanzado ese estado de armonía, de calma y dulzura; ni esa sabiduría que siento que has alcanzado tú, pero lo valoro y me llena de esperanza. Con el paso de los años me siento más intenso, más caótico, más complicado”

No hay como asistir a conversaciones de hombres que han ‘vivido’… o tratan de vivir.
------------------------------------

MI VIDA CON HÁBITO

Al cabo de un rato
No sabes
Si lo que añoras
Es una mujer
O lo que necesitas
Es un cigarro
Y un poco más tarde
Si es de noche
O de día
De pronto
Te das cuenta
De la hora que es
Te vistes
Te vas a casa
Enciendes un cigarro
Te casas.
L. Cohen: "El libro del anhelo"



Bird on the Wire

Like a bird on the wire,
like a drunk in a midnight choir
I have tried in my way to be free.
Like a worm on a hook,
like a knight from some old fashioned book
I have saved all my ribbons for thee.
If I, if I have been unkind,
I hope that you can just let it go by.
If I, if I have been untrue
I hope you know it was never to you.

Like a baby, stillborn,
like a beast with his horn
I have torn everyone who reached out for me.
But I swear by this song
and by all that I have done wrong
I will make it all up to thee.
I saw a beggar leaning on his wooden crutch,
he said to me, "You must not ask for so much."





domingo, octubre 28

Paraísos artificiales

Les paradis artificiels! Blondes fumées,
Acres saveurs, rêves divins, vivante mort,
Délicieux oubli des femmes trop aimées

C. Baudelaire

Esta noche el Náufrago estaba leyendo “Les paradis artificiels” de Baudelaire: el libro que el poeta parisino escribió sobre las drogas, en especial sobre el efecto del opio y el hachish, que le ayudaban a crear sus ‘paraísos artificiales'. Conoció perfectamente sus efectos y también sus consecuencias: “su efecto se extiende por toda la vida como un barniz mágico, la colorea solemnemente e ilumina sus profundidades”. Lo malo es que esta ilusión reservaba amaneceres terribles “la abominable naturaleza despojada de su iluminación de la víspera se parece a los melancólicos desechos de una fiesta”.

Dedica el libro a “J.G.F”, “su Electra lejana que antaño secaba su frente bañada en sudores y refrescaba sus labios apergaminados por la fiebre. Así verás la gratitud de un Orestes cuyas pesadillas velaste y de quien disipabas , con tu mano leve y maternal, los sueños espantosos”.

También el Náufrago se construye a veces sus ‘paraísos artificiales’, para aliviar sus tedios, sus melancolías o sus dolores del alma. Hoy se ha servido de estas ‘ingenuidades’ infantiles llenas de sabiduría…


SlideShare | View |


Para bajar la presentación y oír la música, pinchar AQUÍ

Declaración de amor del Náufrago a Maleni...

... alias, Magdalena Álvarez Ariza( Cádiz 1952)

Ya sé querida Maleni, que no está bien visto por los carcas del PP y allegados declarar su amor a una mujer casada, pero sé que tú eres liberal, progresista y echá p’alante como buena gaditana, aunque no te llames Carmen, ni seas cigarrera, sino ‘Doctora cum laude, Profesora de economía a distancia, Inspectora de la finanzas, ex-Consejera en asuntos de las perras, Diputada electa y erecta, hasta Consejera áulica de Josés Luis, alias Z)

La verdad, que al recorrer tu curriculum me da no sé qué presentarme con mi taparrabos de náufrago, sin más título que el que me dio Defoe, pero tu fuerte carácter, la contundencia con que respondes a esos plumillas que te hacen preguntas ‘inoportunas’ , o los envidiosos politicastros que desearían ver rodar tu cabeza sobre el cadalso de las dimisiones, la seguridad con que te defiendes cuando todos, incluso tu mentor , a quien tienes obnubilado, no sabe si cesarte o si inmolarse él mismo ante tanta seguridad… Todo eso, querida Maleni, hace que te admire y esté prendado de ti.

Quiero que me enseñes – no, no tengas miedo que no voy a pedirte eso, por ahora - , sólo quiero que me enseñes cómo puede tener uno tanta fe en sí mismo. Ni los trenes que no llegan, los andenes que se nos caen, las casas que se nos agrietan, las parálisis que nos paralizan, la cobardía de los que se esconden después de meter prisa, los ineptos que no saben hacer un carril con un canuto, los de los atascos que gritan, los que desde los escaños desean que te escoñes, los de la oposición que afilan sus colmillos diciendo para sí: “Ahora. Ya está, la tenemos acorralada. Ahora sí que cae. Este embate no lo aguanta…” nada quebranta tu ánimo.

Y te veo ahí, Maleni de Cádiz mía, resucitando de las cenizas del silencio cual nueva Ave Feliz , Fenix , o lo que sea, con tu proverbial chulería por delante: “ Correr es de cobardes. No me voy a ir”, antes muerta que cesada o dimitida.

Esta es mi ‘Ministra’, esta es mi Maleni. Ante quien me veo pequeñín, pero esclavamente enamorado. Ánimo, y suéltales un par de “ Se lo han pedido a usted ( lo de la la dimisión)? Porque a mí no me consta.” ¿Has visto, querida Maleni, la cara que se le ha quedado a la ingenua periodista que ha osado preguntarte tal cosa?

Te lo pido, obnubilado, enséñame a quererme como tu te quieres, aunque todo el mundo envíe contra ti todas las oleadas de la envidia y de la maledicencia. Enséñame tu jeta y tu mala leche para acallar a todos los demonios de la culpabilidad y del chantaje.

Tuyo, secretamente enamorado,

El Náufrago
-----------
Ilustración : E-pesimo

Cambio climático, cambio horario

Hoy el Náufrago se ha levantado más raro y más incorrectamente político que otros días. No sabe si achacarlo al ‘cambio climático’, de a 200.000 euros por conferencia, o simplemente al cambio horario.La primera sorpresa con la que se ha encontrado es que aunque el reloj marcaba más o menos la misma hora que ayer, 7:45, había más luz y el día estaba más claro. Se sentía como esas vacas que cuando tienen lugar estos cambios no saben a qué hora tienen que dar las leches. No sé si también les pasa algo parecido a las gallinas con los huevos.

Estos efectos perturbadores empezaron ya anoche. Durante la cena tenía puesta la tele y aunque andaba más interesado en dar cuenta de unos mazapanes con huevos, perdón, con 'huesos' de santo incorporados, creyó ver en la pantalla a una especie de muñeco con todo el pelo blanco que se parecía muchísimo a Felipe González. El Náufrago trató de abrir un poco más los ojos, no fuera que el rioja hubiera enturbiado la visión, o se estuviera deteriorando aún más su ‘visualidad’, pero no, debía ser él. Un Felipe que quizá con las gafas, los mofletes algo caídos y unos labios finos que en nada se parecía a aquellos del ‘morritos’ que tantos deseos suscitaron antaño.

No prestó demasiada atención a lo que decía ya que el mazapán y los huesos de los santos se llevaban ya gran parte de la misma. Además, algo resabiado, cada vez presta menos atención a lo que sueltan los políticos y sobre todo si el ‘parlamento’ y el partido se juegan en casa. Así que como cualquier buen espectador que se precie, se quedó con la imagen y mandó a hacer puñetas al resto del discurso.

Antes de acostarse - esto es ya masoquismo puro - echó una ojeada a la prensa digital y a la empapelada, que andaba por encima de la cama. Topóse con un titular que más o menos decía que "el ex - coordinador de IU cree que ha llegado el momento de oro para preparar la III República”. Echar mano ahora a la excusa del efecto del rioja o de los huesos de santo, ya le parecía demasiado. En esa apresurada lectura su cerebro aún no había procesado que no se refería a don Gaspar (Llamazares), sino a aquel señor y tocayo suyo, Anguita, al que creía perdido en cualquier Instituto Lode explicando a sus chicos educación ciudadana.

Pensó entonces el Náufrago, con la poca capacidad pensativa que le quedaba después de un día ajetreado, que qué bien. Aún no hemos acabado de excavar túneles, desplomarse los andenes, agrietarse las casas, los trenes que no llegan, el cabreo que nos sale por los ojos y boca y tenemos que ponernos a pensar en preparar la tercera república. ¿Pero no estamos ya en ella? Podría preguntárselo a los 200.000 catalanes afectados, a ver si saben quién maneja la ‘res pública’.

Y ya puesto a pensar incorrectamente, al Náufrago le dio por imaginar si este pandemonio, carajal, follón, desbarajuste, o como quieran llamarlo, se hubiera producido durante el ‘reinado’ del señor Aznar. Sabido es que sólo este señor y sus secuaces son los únicos capaces de producir catástrofes semejantes en “Estepaís”. Imaginó la cantidad de protestas, manifestaciones, prestigiosos esemeses, que sindicatos, colectivos cívicos y demás democráticos protestantes hubieran ya montado. El Náufrago sintió ganas de escribir a sus amigos catalanes para decirles con admiración: "Queridos míos, sois unos santos y pacientísimos varones. Habéis dejado chico al santo Job, que dicen que tenía una paciencia a prueba de desgracias divinas. Su paciencia ha quedado corta ante vuestro paciente aguante. Amen"

Helos ahí, levántandose a horas inauditas para ponerse en carretera, corriendo de un autobús al otro, aguantando caravanas de no sé cuántos kilómetros, con un carril semi vacío y los otros procesionalmente avanzando en su Semana Trágica. Y ni un motín, ni una protesta, ni un ‘mecagoen’. No fotis, tú!.

Lo dicho , al Náufrago le afecta demasiado el cambio horario.

sábado, octubre 27

Santillana del Mar: casonas y blasones

Es un paseo relajante caminar por el empedrado de sus calles, sin prisas, los ojos bien abiertos, dejando que las casas, las cosas te llamen.

Aquí una ventana, allí las plantas que trepan por los balcones, los escudos, los blasones de antiguas glorias hechas piedra y recuerdo.

Dejar reposar un momento la vista, y seguir caminando, asomándote a cada puerta abriendo mil sorpresas.

Santillana de ayer, Santillana de hoy, Santillana del Mar de siempre


SlideShare | View |

José María Cossío y el mundo taurino

Perdona, Douce, esta mañana me hubiera gustado seguir hablando contigo pero desde hace unos días me venía rondando en la cabeza una idea y, ya sabes, cuando me ocurre algo así, hasta que no la llevo a cabo, no paro. Así que en cuanto terminé de hablar contigo salí pitando para Santillana del Mar y en un soplo llegué a esa villa que nunca me canso de visitar. Aproveché para recorrer una vez más sus calles, saqué algunas fotos de casonas, portadas, balcones y ventanas y fui directo a las llamadas “Casas del Aguila y la Parra” donde se exhibe una exposición titulada “Cossío y el mundo taurino”, con motivo del treinta aniversario de la muerte del escritor, crítico literario, estudioso, erudito y apasionado aficionado al mundo de los toros.

Nada más llegar una más que amable señorita me preguntó si deseaba que me acompañara y me sirviera de guía en la visita. Se llamaba Anabella y la verdad que supo entusiasmarme y ‘vivir’ durante la media hora larga que duró el recorrido el mundo multiforme del vallisoletano-cántabro erudito. Subimos en el ascensor hasta la segunda planta donde han reproducido una parte del despacho de la casona de Tudanca en la que Cossío pasaba largas temporadas y servía de anfitrión a sus múltiples amigos de las letras, la pintura, o el mundo taurino: Unamuno, Alberti, García Lorca, toreros, pintores, ganaderos, eran recibidos en su casona con la hospitalidad y cordialidad de un viejo hidalgo.

Allí estaba su mesa escritorio del siglo XVIII, vitrinas y estanterías con los volúmenes de su ‘enciclopedia taurina ‘, conocida como el ‘Cossío’. Sobre la mesa, sus gafas, su tabaquera de puros, abanicos con motivos taurinos, aguafuertes, plumillas, carteles taurinos… Anabella, mi guía, trataba de que no viera aquellos objetos aislados, sino como formando un todo entre ellos, su propietario y parte de su vida volcada en el mundo taurino.

Bajamos por las viejas escaleras de madera de la casa de la Parra hasta la planta primera, ocupada toda ella por los grabados de Goya: “La tauramaquia”. Allí, debidamente protegidas en planchas de metraquilato estaban las 40 estampas que Goya trabajó a trazo de buril y punta seca. La verdad es que una muestra de una realidad cruda de esa lucha del hombre con el toro, el hombre, los, perros, los caballos. Por un momento pensé, admirando la fuerza del arte, en la vocación de un pueblo volcado hacia la muerte: la muerte del animal, atravesado de parte a parte con la pica, caballos descuartizados por las astas del toro, hombres hechos un pingajo volando desgarrado por los aires. Nunca había sentido con tanta fuerza la crueldad de esta lucha entre el animal y el hombre.

Pero dejemos este asunto, que queramos o no, forma parte de nuestra historia y ligado íntimamente al mundo de la pintura y la poesía. Porque la exposición no olía a muerte, sino a vida. A vida multiforme, hecha de amigos toreros, amigos pintores, amigos ganaderos, amigos poetas…Toda una letanía de nombres, de dúos, que como dice el catálogo:"El dúo que siempre es más que uno: Goya y Zuloaga, Alberti y García Lorca, Fernando Villalón y Conchita Cintrón, La Lidia y el Ruedo, Joselito y Belmonte, Ignacio Sanchez Mejías y Cayetano Ordonez "Niño de la Palma", Pepe Luis y Bienvenida, Enrique Herreros y Martfn Maqueda, Sebastián Miranda y Alipio Perez-Tabernero, Antonio Diaz Canabate e Ignacio de Cossío"

Pasear por la exposición es encontrarse con el manuscrito de Lorca dedicado a la muerte del torero escritor Sánchez Mejías “El llanto por Ignacio Sánchez Mejías”, cuando" Un niño trajo la blanca sábana / a las cinco de la tarde. /Una espuerta de cal ya prevenida /a las cinco de la tarde". O el de Rafael Alberti con sus “ Las Chuflillas al Niño de la Palma”. Textos de Fernando Villalón o de la rejoneadora peruana Conchita Cintrón , de Gerardo Diego homenajeando a Pepe Luis Vázquez o a Antonio Bienvenida.

Y entre fotos, carteles taurinos, abanicos, naipes , telefonemas, cartas, cuadros, recuerdos, hasta un kilométrico de ferrocarril donde figura el nombre y la foto del escritor como si fuera uno más de la cuadrilla de José Gómez Ortega “Gallito III”, Joselito.

Y ya, para culminar la visita, en la planta baja una reproducción de la Taberna de Antonio Sánchez que regentara el torero-pintor-tabernero y que daría origen el libro del amigo y colaborador de José Mª, Antonio Díaz-Cañabate. Los toros y los cafés, los toros y las tertulias, los toros y las tabernas, mundos de una España que quizá va desapareciendo pero que está lleno de vida, de amistades, de charlas, de alegrías y fatigas.



Niebla

- Gud mo:nin!

- ¡Hombre, Douce! ¿Qué haces por aquí tan temprano?

- Lo mismo que tú. Yo madrugo cuando me interesa. Siempre puede caer algún paseíto.

- Ya veo, siempre tan desinteresada.

- Soy desinteresada en lo principal, e interesada en las cosas cotidianas.

- Vale, no me lo expliques. Creo que te he entendido sin necesidad de que me digas qué es lo ‘principal’ y qué es lo ‘cotidiano’.

- ¿Y tú que haces? inquiero yo a mi vez. Últimamente te veo de un madrugón que me sorprende, teniendo tiempo como tienes para seguir disfrutando de la dulce calidez de la cama.

- Poética te veo. Pues estaba escaneando una foto.

- ¿Soy indiscreta si pregunto de quién se trata?

- Yo no te llamaría ‘indiscreta’, porque no sueles meter tu trufa donde no te llaman. Simplemente eres curiosa, característica ésa muy femenina. Bueno, de algunas féminas que conozco, por lo menos.

- Insisto en mi curiosidad ¿puedo saber de quién se trata?

- Puedes. Estaba mirando una foto de alguien que quisimos en esta casa, antes de que tú aparecieras por aquí.

- ¿Ah, sí? Nunca me habías hablado de ella.

- Quizá porque nunca se ha presentado una ocasión como ésta, con tu pregunta. Pero ya que ha surgido, te diré de quién se trata.

- Te escucho.

- Se llamaba Niebla. Era una gata siamesa, que, como es costumbre de la casa, fue traída por uno de los niños. Se la había regalado un amigo.

- ¿Y también la recibiste como me recibiste a mí?

- Pues verás, no. Creo que la admití con más naturalidad. Era el primer animal que recibíamos en casa. Bueno, aparte de los más o menos racionales que vivíamos ya en ella.

- No voy a preguntarte lo de Perales : “ ¿Y cómo era ella?” ¿a qué dedicaba su tiempo libre?”

- Douce, no te pongas guasona. Ella era… pues ‘ella’. Una gata, y como tal se comportaba.

- ¿Puedes aclararme eso? Ya sabes que yo no he convivido con los gatos. No me admiten. Sólo pude relacionarme con Calcetines y nuestra relación no duró mucho por lo que ya sabes. Además sólo nos veíamos un rato, en el patio. Y tengo curiosidad de saber como se comportaba … ¿Cómo has dicho que se llamaba?

- Niebla.

- Ah, sí. Niebla. El nombre es bonito, me gusta. Podría parecer un poco triste, pero yo no lo siento así.

- Mira, te voy a mostrar la foto. A lo mejor deduces algo.

- A ver, ¡ Ah pues sí! Creo que le va el nombre con ese pelo blanquinegro. Es guapa.

- Sí Douce, era guapa. Me has preguntado cómo era. Y la verdad es que la queríamos mucho. Pero no se parecía a ti en su manera de convivir con los de la casa.

- A ver, cuenta. Eso a las féminas nos gusta. Saber cómo se portan y son queridsas otras féminas.

- Quizá esa curiosidad no sea única de las féminas...

- Yo hablo de lo que yo sé, lo que os ocurra a los hombres me interesa, pero algo menos.

- Bueno, resumiendo era una gata. Y un gato es independiente, imprevisible a veces. Cariñoso, pero a su modo. Era lista, ágil, comodona. A veces, sin saber la causa se enfadaba y no reaccionaba bien ante algunos extraños.

- Voy entendiendo. Y no sé por qué yo quería compararme. Por un momento me he sentido algo celosa. Luego he pensado en como soy y he desechado ese pensamiento. No es propio de nosotros hacer ese tipo de comparaciones. Nosotros queremos a nuestro modo y lo hacemos así, porque forma parte de nuestra manera ser. Necesitamos dar cariño a alguien. Por supuesto que queremos que se nos corresponda, pero queremos gratuitamente, no por otros intereses.

- Douce, eso ya lo sé. Por eso te he dicho que nunca he necesitado hablar contigo de ella. Sé que tú nunca me harías ese tipo de pregunta. Pero para decirte la verdad, y con eso no quiero quitar ningún mérito a Niebla, me gusta más tu manera de querer. Tú nunca te has enfadado conmigo, no me has tenido en cuenta nunca el que no te recibiera de buen grado porque sabía que los que te habían traído a casa luego no se ocuparían de los cuidados que necesitabas. Podrías haberte sentido dolida por aquella bronca que les eché el día que te trajeron a casa. Te diré, que excepto ese día que me enfadé, no contigo, sino con ellos, todos los demás desde que estás en esta casa, no has hecho más que dar satisfacciones, a mí y a los que trajeron aunque a menudo ignoren los cuidados que necesitas.

- Vamos a ver, tío, no te me empieces a poner tierno porque la cagas. Sé perfectamente lo que sientes, lo que sentiste aquel día, sé lo que represento y estoy orgullosa de ello. Me halaga que me lo digas, pero por favor, no te me pongas melodrámatico. El cariño no necesita hacer grandes apologías. ¿Vale?
Venga, sigue poniendo guapa a Niebla y la pones aquí al lado de nuestra charla. Gud mo:nin!

viernes, octubre 26

Palabras a mí mismo

Hoy no es el Náufrago el que no entiende nada. Por un día voy a dejarle descansar en paz, con isla o sin ella. Hoy me dedicaré a mi soledad más íntima, ésa que no llega a entender algunas cosas. Quedan dispensados, más bien están invitados, a saltarse esta entrada y dedicarse a tareas más provechosas. No se debe perder el tiempo leyendo o escuchando lo que una persona, que no entiende muchos enigmas, puede contarse a si mismo.

Sigo dándole vueltas a la historia del agresor del tren, lo que le puede ocurrir a su víctima, o al infortunado espectador que odiará a estas horas el haberse subido a ese tren en aquella dichosa hora, y haberse sentado en aquel maldito sitio. He sentido por él una especial atención porque me parece que es el que peor parado ha salido de este episodio.

Le oigo hablar y maldecir sus 24 años que no se atrevieron o no supieron reaccionar como lo hacen ahora los que ven esa escena a través de un vídeo. Sólo lo que aparece en una pantalla es ‘real’, lo que nos pasa cada día y no recoge una cámara ‘no existe’, es una ficción que nosotros nos creamos. Sólo lo que muestran y cuentan los medios es la vida real’.

“Tan real, se dice a sí mismo, que desde que aparecí en la pantalla, mis vecinos de Olesa no me dejan en paz, me presionan, me insultan, se han constituido en jueces y conciencia de mí mismo. Jamás me había visto tan horrible, nunca me había sentido tan monstruoso. Si no se hubiera montado todo este miserable y cínico circo, a estas alturas ya me habría olvidado de lo ocurrido. Desde entonces, me siento mirado, juzgado, desnudado. Todos me señalan con el dedo y me asaetean con sus miradas acusadoras. No sé cuánto tiempo necesitaré para recobrar una imagen aceptable de mi mismo”.

No he pedido al joven que me hablara. Ha sido él el que me ha rogado que le permitiera echar fuera lo que le abruma porque es el personaje más indefenso de este drama. Ha insistido en seguir hablando, porque lo necesita: “Ella seguirá sintiendo miedo, estará durante mucho tiempo abatida, no se atreverá a salir de casa, quizá tarde mucho tiempo en volver a coger el tren. Seguro que durante mucho, mucho tiempo, no volverá a viajar sola. Pero aparte del miedo, de la angustia, que es mucho, no sentirá algo más demoledor que el miedo, el enorme y paralizador sentimiento de la culpa que se ha instalado dentro de mí. Tampoco el Agresor va a sentirse peor que antes de haber dado esa absurda paliza. Es más, por paradójico que parezca, ha salido reforzado en su ‘autoestima’. Antes no se quería, se sentía no querido, abandonado, tratado injustamente, ahora ha hecho una ‘hazaña’ por la que cobra 1.000 euros por entrevista, y esta suma podrá multiplicarse por no se sabe cuánto en cuanto cualquier periodista ‘de investigación’ quiera exponer sus miserias a un público necesitado de esos ‘modelos’ para sentirse aliviado de su mediocridades".

También tiene la ‘apreciación’ de sus colegas que gracias a él han montado su tingladito mediático: “Tú, periodista: te cuento su vida por 50 euros” (Este precio aumentará también. La carroña vende mucho) “Oye, te ofrezco estas fotos de la fiesta, ¿Cuánto me pagas”, dice otro. Y ya se han preocupado los ‘amigos’ de tomar algunas fotos de los periodistas que ‘cubren la información’, para intimidar y sacar pasta , si es preciso. Él, el Agresor, se ve ahora mejor a sí mismo. Tiene la atención que ha venido reclamando desde que se encontró sin madre, se vio obligado a convivir con su padre alcohólico, quedó en manos de una abuela incapaz de darle una seguridad ni emocional, ni económica, ni educativa. Sólo el alcohol y las drogas le permitían escapar transitoriamente de su infierno que debía soportar a solas. Ahora es ‘alguien’. Todo el país le maldice, pero eso no le importa. Ahora es buscado, fotografiado, hablan de él, jueces, políticos, médicos, amigos. Lo ha estado buscando desde que de pequeño los psiquiatras trataran de poner algún remedio a tanto desamparo. Sólo un poco, porque estos casos no ‘interesan’ y tampoco iban a preocuparse si acudía o no, a su tratamiento terapéutico. ¡Hay tanto trabajo!¡Tantos casos como éste!

Cuando el joven dejó de comentar sus sensaciones, se sintió algo aliviado. Oí luego a la voz de la Justicia.Esa es otra. Tampoco deberían sentirse muy orgullosos de sus rebuscadas argucias legales. “No concurre lesión física objetivable”. Es cierto. El miedo, la angustia, la impotencia y sus secuelas no tienen moratones, ni sangran, ni se inflaman. ¿Cómo se ‘objetivan’ las heridas del alma? No se les ponen vendas, no se escayolan, ni siquiera hay ‘betadine’ que las desinfecte y ayude a cicatrizar. Eso sí, hay una serie de medidas que solucionarán el caso. 'El agresor sólo podrá pasearse por los bares y calles de ‘San Boi, Santa Coloma de Cervelló o la Colonia Güel donde reside’. Provisto del metro o GPS correspondiente ‘se mantendrá alejado de su víctima a más de 1.000 metros, debidamente medidos o calculados’.

No voy a decirme más cosas. No era todo lo que quería decirme, pero tampoco me quedan más ganas de escribir inútilmente.

Asturias

UN PAISAJE Y UNA CANCIÓN

Esta entrada es un homenaje personal del Náufrago a esta hermosa tierra en este día de premios y celebraciones.

Nada más bello que contemplar estas imágenes y nada más emocionante que oír a este pueblo cantando, acompañando a su paisano Víctor Manuel

SlideShare | View |

Photo Sharing and Video Hosting at Photobucket



Un premio para el coraje y el humor desengañado: Amos OZ

Pues parece ser que hoy tiene lugar la entrega de los galardones de los Premios Príncipes de Asturias.En esta isla no se es muy amigo de ceremonias, discursos, fastos y demás parafernalia, así que se prescindirá de ello. Una vez más, el bosque no permitirá ver a los árboles, y los flashes y las cámaras nos hurtarán lo esencial.

Entre las varias preguntas que se hace el Náufrago que hasta hoy, hay que decirlo, no se había enterado quiénes eran los galardonados en las diversas áreas es la de que, según lo visto en los periódicos, si sólo había un galardonado. No sé , si, sin pretenderlo, una metedura de pata del señor Rajoy y de su famoso primo, han concedido un relieve especial a un tal señor Al Gore que con eso del ‘cambio climático’ está haciendo su octubre.

El Náufrago no va a entrar en esa polémica, para no alimentar más la simplicidad mediática que todo lo reduce a una frase. No tiene interés ninguno en seguir ese camino. Ha preferido enterarse un poco más por todos y cada uno de los homenajeados. Ha procurado informarse de lo que cada uno ha aportado al mundo de la ciencia, de la literatura, de la música, de la comunicación, de las humanidades o de la concordia y se ha interesado un poco más por aquellos cuyo mundo le es más afín.

El que más interés personal ha suscitado es el escritor israelí Amos Oz. Había leído algo de él, su personalidad y su manera de escribir le seducen. Le gusta por lo que intuye que es, por lo escribe y por lo que dice, con sencillez, sinceridad una nota de peculiar humor y escepticismo. Le encuentra afín en los personajes que describe: Fima que ‘es como un niño, tiene la inocencia que también le procura mucho éxito con las mujeres’. Y añade: “Todos podemos tener un niño dentro, sólo que algunos optan por matarlo y otros prefieren mantenerlo vivo”.

De todos modos, no sé si esto de conservar la niñez es una preferencia o una necesidad que algunos sienten. También al Náufrago le interesa su humor, el humor para poderse reír de todo, empezando por sí mismo: “Nunca he conocido a nadie que sepa reírse de sí mismo que sea un fanático… Daría un brazo por inventar esas pastillas y ganar con ello el premio Nobel de medicina, no el de literatura. No me fío de esa gente que camina como un signo de exclamación”.

Al Náufrago le hubiera gustado hablar de otros galardonados, pero haría esto demasiado pesado y ya lo es, bastante. Así que se contentará con tener un recuerdo agradecido a otro de los premiados, de Bob Dylan, y repasar la letra de sus canciones para recordar aquello de:
“How many roads must a man walk down
Before you call him a man?
Yes, 'n' how many seas must a white dove sail
Before she sleeps in the sand?
Yes, 'n' how many times must the cannon balls fly
Before they're forever banned?
The answer, my friend, is blowin' in the wind,
The answer is blowin' in the wind.”

¿Cuántos caminos tendremos que seguir pateando, antes de que podamos llamarnos “Hombre”?/ ¿Cuántos mares tendrá que surcar una paloma blanca, antes de descansar en la arena? / Sí, ¿ cuánto tiempo necesitarán las balas antes de desaparezcan para siempre…?

No sé si el viento se llevará alguna de las respuestas.

jueves, octubre 25

Una pregunta tonta

No sé si alguien tiene una respuesta a una pregunta que llevo haciéndome desde que empezaron su guerra las empresas , 'soi disant' dedicadas a la comunicación. Y perdón por ese gabachismo que me apeteció introducir en mi soliloquio.

La pregunta es sencilla (pronúnciese algo parecido a 'sensiyya'). Y pongo esa pésima transcripción fonética porque es como hablaba la señorita a quien acabo de colgar amablemente el teléfono. Supongo que no soy el único que periódicamente, amablemente, recibe una llamada ( o 'shamada') solicitando hablar con el 'jefe de la casa' para venderle un 'paquete comunicativo', cojonudo y baratísimo, con todo tipo de 'implementaciones' que no sé bien a qué se refieren.

Como el Náufrago no suele ser grosero, aunque a veces pueda serlo, nada más oír esa voz, generalmente femenina y muy melodiosa, procura no cortar ipso facto diciendo hispanamente " ¡no me interesa!". Normalmente le deja que exponga brevemente el motivo de su 'shamada', para interrumpirle diciendo que está satisfecho - aunque no sea del todo verdad - con el servicio que ya recibe y que no quiere probar gollerías , ni gangas económicas.

Podría contar a la cantarina y amabilísima señorita viejas historias habidas con unas operadoras y con otras hasta que un buen día decidió , haciendo caso al poeta, apartarse del camino y " decir no puedo más , aquí me quedo". Así , que tras breve intercambio de pareceres, y sin dejar que acabara de explicarme el plan que me proponía con sus 'implementaciones', le dije que no quería que perdiera más un tiempo que para ella podría ser 'precioso', de precio.

Ahora que ya he colgado el teléfono, me he arrepentido un poco. Quizá debería haberle dicho que estaría encantado de oír su melodiosa voz durante un buen rato, siempre que cambiara de asunto y me hablara de otros 'planes' o simplemente comentar lo hermoso que puede llegar a ser el otoño, con sus atardeceres cortos, la sinfonía de la lluvia, o la nostalgia de las hojas muertas
Les feuilles mortes se ramassent à la pelle
Les souvenirs et les regrets aussi
Et le vent du nord les emporte
Dans la nuit froide de l'oubli (Jacques Prévert)

¡Ah!, y la pregunta. Se me olvidaba: ¿Por qué las empresas de telefonía y comunicación escogen operadoras o comerciales con acento argentino, chileno, colombiano , o lo que sean, para vendernos sus productos? ¿Quizá para que nos engañen más 'dulcemente'?

¿‘Incidente’, o “Metáfora”?

BREVE DRAMA EN UN ACTO


LA METÁFORA
Actores:
  • El Verdugo (un chico que pasaba por allí )
  • La Víctima ( un extranjero)
  • El Espectador callado (alguien que estaba sentado)
  • El Ojo: ( estaba allí, ojeando)
  • Otros: Doña Justicia, El Oyente…
(La escena transcurre un domingo, en un vagón de tren. Es de noche. Unos pocos viajeros regresan a sus casas)

Photo Sharing and Video Hosting at Photobucket


El Náufrago había decidido no hacer más comentarios sobre lo sucedido en el ya famoso tren. Pero pensando, a veces el Náufrago piensa, o más bien dando vueltas a la cabeza para averiguar por qué este hecho ha sido como una señal de alerta que nos ha despertado, por un momento, de nuestro cómodo letargo, decidió escribir esta 'metáfora'.

-El Náufrago cree que si este…,‘incidente’ lo llaman algunos, ha conmocionado tanto a la atención pública es porque ha pasado de ser ‘incidente’, un suceso más, a la categoría de ‘metáfora’ de la sociedad que vivimos , aquí, ahora, en esto que ha venido en llamarse “Estepaís”. El Náufrago ha ‘congelado’ gráficamente lo que parece el clímax del ‘drama ferroviario’. Escribe ‘drama’ en el sentido que le da el diccionario: “suceso de la vida real, capaz de interesar y conmover vivamente” y en ese sentido lo toma y analiza 'La Métafora’.

- Si observamos bien la imagen, el actor A de este drama o suceso es “ La Víctima”: persona que padece la agresión gratuitamente, sin culpa alguna, sin siquiera capacidad para defenderse y rebelarse, como si hubiera venido al mundo para eso: para ser objeto de abuso, de maltrato, debiendo aceptar una realidad agresiva que se arroga todos los derechos sobre ella. Las víctimas, son tan víctimas que hasta, a veces, llegan a pensar qué parte de culpa tienen cuando son agredidas. Su actitud de seguir sentada, cubriéndose la cara con los brazos, sin poder ponerse en pie y hacer frente al atacante expresa gráficamente lo que siente.

- El actor B de este drama es “El Verdugo”, el Agresor, el que por sinrazones oscuras, ataca, maltrata gratuitamente, saldando sus cuentas personales con los íntimos odios, rencores, frustraciones que le habitan. Desata sobre su víctima, todos los males que le conforman, vierte el desamor que se tiene a sí mismo escogiendo a una víctima propiciatoria que sospecha no podrá hacerle frente y mostrarle el espejo de quien es. Tiene cuentas que saldar con esta sociedad que no le ha dado, a su parecer, lo que él necesita, el amor, la comprensión, el perdón. Quiere que los demás vivan el infierno que lleva dentro, incapaz como se siente, de querer, de quererse. Es la víctima de sí mismo, víctima del desamor, del desamparo más absoluto. No se aguanta.

- El actor C, es ese muchacho que ve, “ El Espectador callado”, y que gira la cabeza hacia otro lado, pero en este drama-metáfora, no es sólo él. Somos muchos de los que contemplamos lo que pasa a nuestro alrededor y por cobardía o por esa 'oportuna prudencia' que aconseja no buscar más líos de los que ya tenemos, dejamos que el Verdugo se cebe en la Víctima. Permitimos que el Mal, con mayúscula, imponga su ley que se enseñoree y poco a poco vaya sometiéndonos a todos. Son muy pocos los que se rebelan contra lo que ocurre, somos más los que aceptamos, rechinando interiormente, contra las injusticias que nos rodean, contra el Poder de todas las clases que intenta someternos.

-El Actor D es “El Ojo”, el Testigo mudo que deja constancia del drama, el que señala lugar, día, mes, año y hora. Su testimonio es fríamente útil.

- Pero aquí no están todos los actores. Hay dos, muy importantes, que no aparecen en la imagen. Al primero lo llaman “ La Justicia”, una justicia que no es justa, que sólo actúa forzada por el desbordamiento de los hechos, pero que sería otro Actor C si D no hubiera dejado constancia de los hechos. Este drama ha llamado a la puerta de todas las conciencias porque D lo ha mostrado. Es entonces cuando todos los C del mundo levantan levemente el culo de su asiento. Ese culo que ni siquiera se levantó cuando vio pasar a “La Víctima” delante de él, lejos ya la amenaza de “El Verdugo”.

- El otro actor secundario, pero importante también, es “El Oyente”, el Oyente, no aparece tampoco. Está al otro lado del teléfono que en ningún momento abandona “El Verdugo”, el que sin duda oye los insultos, los tortazos y no reprocha nada. Quizá hasta le anima a que prosiga, que continúe maltratando a La Víctima. Jalea la acción y da más sinrazones al que agrede.

Esto no es un ‘incidente’ aislado, es una metáfora de la sociedad que hemos creado.

miércoles, octubre 24

En la columna de Umbral: CULOS

También en el Náufrago, como en cualquier ser humano normalmente constituido, hay facetas que no da conocer normalmente al público. Pero hoy ha leído en el periódico esta 'columna' en la que fuera página de Francisco Umbral que le parece un excelente ejercicio literario de homenaje a ese oscuro objeto de deseo que todos albergamos.Y he decidido transcribirlo.

Fíjense sobre todo en el artículo y no descompongan la palabra.

Photo Sharing and Video Hosting at Photobucket
CULOS
Francisco Sosa Wagner


Una empresa de lencería ha convocado un concurso de culos, buena noticia para quienes tememos que las delgadeces puedan conducirnos a un declive irreversible del culo y con ello a un naufragio social de imprevisibles consecuencias Gómez de la Serna, a quien tanto admiró el inquilino de esta columna, dedicó un libro a los senos, pero esta por hacer el de los culos.

Los culos han de ser vistos como un calidoscopio porque son capaces de fabricar infinitas combinaciones. Hay culos asimétricos, que se dividen en dos nalgas, caprichosas, incoherentes, con un punto de adorable desorden. Sin embargo es simétrico cuando las porciones carnosas se manifiestan en ejemplar concierto y en sutil armonía.

El culo describe una curva que es redondez y esfera. Una observación que el culo nos depara es.esta: el culo alberga muchas geometrías pues se apropia de ellas para saciar su apetito geométrico. De ahí que se pueda sostener que hay en él redondez, esfera y curva. Pero también describe un arco formado por dos porciones que se cortan componiendo una punta en la parte superior, flecha que nos indica el camino del abandono de un espacio para entrar en otro, el de la espalda, pleno de enigmas y de vibraciones. Arco pues el culo. Y aro iris, lo que se observa cuando, en la playa, vemos un culo desnudo sobre cuya superficie reverberan los reflejos del sol y de ojos sedientos, ojos que emiten cuchillos como destellos.

Hay también, ay, el culo plano, un descampado que descubre demasiadas carencias a un tiempo. El culo, por su sagrada condición, debe ser un arcano, superficie donde aterrizan audaces cabriolas imaginativas, promontorio para las hipótesis y las conjeturas. Pues bien, en el culo plano todo se ve de antemano. De ahí su fracaso al ser explanada donde se pueden realizar ejercicios simulados con balas de fogueo pero nunca un lugar apto para entrar en batalla con fuego real. El culo plano es culo de desmonte, encalladura de la anatomía y de las ambiciones.

Ahora bien, un respeto para el culo plano. Porque es también un monumento a la virtud: inspira la practica de las cardinales, prudencia, fortaleza y demás, pero también de las teologales; esperanza, caridad, fe. Es un acicate para la practica de la oración y a quien propenda al ascetismo puede conducirle al cenobio, al apartamiento puritano de las tentaciones mundanas con todo lo que ello alberga de edificante.

El culo es asimismo circulo. Ha de saberse que el circulo vicioso es en puridad el culo, escenario donde se pueden practicar varios de los mas acreditados en el enredado mundo de las licencias. El culo, bien usado, nos pone en órbita y, si nos evoca por su redondez al anillo, es porque este es el adorno de respeto que usan los obispos y los planetas de prestigio como Satumo.

Nos sentimos atrapados por el culo-circulo. Hay que tener en cuenta que en circulo se torea y se juega y que en el centro del circulo mágico es donde se convoca a los espíritus para que no vaguen sin ton ni son. El círculo es cerco y a la mujer se la conquista cercándola con albórbola de señuelos. Solo cuando se la tiene cercada entra en el círculo de nuestros deseos, es decir, se esta en condiciones de llegar a su culo.

Culo, alarde de geometrías, eslabón de eslabones. El culo es la corona que ciñe el cuerpo en un punto delicado, allí donde corre el riesgo de desparramarse y de perderse en inútiles huidas.

Diario El Mundo 24/10/2007
*********
Apéndice: (Aquí tienen la 'Portada' o 'salida' del concurso al que hace alusión el columnista. De esta manera podrán completar 'biblioculografía' sobre el tema. La verdad es que los premios que ofrece la firma patrocinadora de tan original concurso son una caca, nunca mejor dicho)

Douce y sus reivindicaciones

El BURRO MATÍAS
By DOUCE

Pues aquí me tienen de nuevo, rebelada y remontanda contra este papá mío que pareciera que sólo se acuerda de mí cuando me necesita. Nada sorprendente en el género ‘humano’ al que voy conociendo a medida que voy conviviendo con ellos.”Ellos”, son los humanos. He de advertir, además, que un año mío equivale por lo menos a 7 de ellos en sabidurías varias .Nosotros aprendemos en todos los sentidos de la palabra ‘aprender’, es decir ‘apropiarse’, ‘atrapar’, hacer nuestras, las vivencias. Bueno, que me enrollo. Vamos al grano.

Ayer mostraba mi papá el caso de ese salvaje, cabrón, hijo de tal…, que yo no me muerdo la lengua como él, que se liaba a mamporros y patadas contra una casi niña que se veía impotente ante aquella lluvia de porrazos y vejaciones que se le venían sin poder defenderse y sin que nadie en el vagón moviera un dedo por ella. Aún siento escalofríos cada vez que veo a otro joven, compatriota de la chica, que miraba para otra parte – no quería ver – cuando aquel energúmeno soltaba todo su inmenso caudal de odio y mala leche, siendo benévola en mis palabras.

Frente a eso, y es a lo que iba, frente a ese mundo que han creado los humanos, yo seguía admirando a todos los habitantes del “Refugio del Burrito” y de los que se ocupan de ello. Por culpa de mi papá que pone en esta bitácora cualquier chorrada, he dejado yo de dar cuenta de las cosas que allí pasan. Y pasan cosas que reconcilian a una con la vida, y con algunos humanos que también hacen habitable la vida a los burritos. Una de las últimas historias que me ha conmovido, es la del Burro Matías que fue recogido en un estado lamentable, cubierto de sarna por todo el cuerpo, con unas pezuñas completamente deformes y que a base de cuidados y atenciones se está recuperando. Cuando veo cosas así me reconcilio un poco con esto que llamamos humanidad y sigo pensando en que los animales nunca hemos llegado a ese grado de violencia gratuita, absurda, chulesca como la de ese joven.

Y lo que es más grave aún, seguro que ahora hasta se cree más importante, viendo su foto en todos los periódicos, entrevistado por todas las televisiones, como si de un ‘héroe’ mediático se tratara. Con tal publicidad que nunca habría soñado, seguro que cualquier día se ‘emborracha’ de nuevo – hay que tener jeta para decir eso – y hace una ‘hazaña’ aún más ‘impactante’.

Todo se convierte en ‘noticia’, es decir simple ‘exposición’, escaparate que todo lo iguala. Soy perra, pero ver esa sonrisa como de ‘macabro héroe’, me revuelve por dentro. Matías, me gustas muchísimo más tú .

martes, octubre 23

Xenofobia, paranoia o simplemente una incomprensible 'REALIDAD'

Desde que ayer lo vi en el telediario no he dejado de dar vueltas a la cabeza para ver si era capaz de cupieran en ella. Les aseguro que por más vueltas que le he dado sigo sin poder comprender qué motivos, pulsiones, complejos, odios secretos, rencores, pueden dar origen a estos comportamientos.

  • LOS HECHOS.

-Un vagón de los Ferrocarriles de la Genenalitat. Son exactamente las 22:40:41 en el reloj de la cámara que graba las imágenes. Una joven ecuatoriana sentada cerca de la puerta del vagón se entretiene con su móvil. Entra en cámara un joven con camiseta y pantalón vaquero. Habla y gesticula nervioso móvil en mano. Se sienta en un asiento cercano.Ve a la joven, y sin mediar palabra le da una bofetada, le toca su pecho, la increpa. Va hacia la puerta del vagón y sin dejar de hablar, se vuelve y lanza una patada a la cara de la joven, que no sabe cómo defenderse. Siguen los puñetazos, las bofetadas. Nadie en el vagón se da por enterado. Cerca, otro joven ve la escena y ni se inmuta. Asiste al 'espectáculo' con una lejanía que asusta.

El agresor se va. La chica se levanta buscando la puerta más lejana para no encontrarse con el bárbaro. Llamarle bárbaro es casi un piropo visto lo sucedido.

El joven hoy hace declaraciones con una frialdad que pasma. Anda libre por la calle. La Justicia no puede hacer nada' -explica- porque nadie ha mostrado 'daños', ni ha presentado querella alguna o cómo se llame.

La ley del Silencio. Todos mudos. Muy escandalizados, pero callados. Todos somos ese joven que lo ve y CALLA.¡Qué asco!

Oigan a la menor que ahora no se atreve a salir sola a la calle: " Yo quiero irme de aquí".


Los paraguas son para la lluvia

Pues sí, los paraguas son para la lluvia, como las bicicletas son para el verano. No sé quién inventó este artefacto,pero si le preguntáramos a Tip o Coll responderían que "mesié parapli", seguro.

El Náufrago nunca ha hecho buenas migas con los paraguas, tampoco los encuentra nada simpáticos. Podría escribir casi un libro con todas las peripecias, aventuras y desencuentros que ha tenido con ellos, a costa de ellos, a pesar de ellos, gracias a ellos... Por sus manos han pasado, no voy a decir centenares, porque sería una clara exageración, pero si varias decenas. No hay ni uno solo que le haya durado. La mayoría quedaron olvidados, o 'desaparecidos' en cualquier cafetería, sala de espera o paraguero improvisado. Nunca ha podido decir éste es MI paraguas , unos veces porque le habían dado el cambiazo, otras porque ni siquiera le daba tiempo a sentirlo suyo.

El último pereció, es decir, murió descangallado, en una papelera de Salamanca, hace tan sólo pocos días. No recuerda si es el que había comprado en París un día que le sorprendió la lluvia en pleno mes de agosto o alguno que le habían cambiado en casa.

Como tenía ganas de desprenderse de él - no se puede comprar un paraguas en Paris por 8 €uros - esperó tan sólo a que aquellas varillas ya no varillearan y acabaran diciendo "hasta aquí hemos llegado" o que aquella leve tela que al menor golpe de viento se invertía, dijera '¡basta!' para comprarse uno nuevo. La ocasión la pintaban calva. En una oficina moderna de turismo en la Plaza Mayor salmantina encontró la ocasión que buscaba: un señorial paraguas con motivos de la plaza charra.

Hoy ha tenido la ocasión de abrirlo y lo mostraba muy ufano. En manos del Náufrago no se le puede garantizar larga vida, pero sí que va a ser objeto de un cuidado que no han tenido muchos de sus antepasados. (Además, si ven la animación que acompaña a esta entrada,no dará ocasión a malas interpretaciones. Vean y sabrán lo que le sucedió un día al Náufrago)



El jardín marino

LES RÊVERIES D'UN PROMENEUR SOLITAIRE

Siguiendo los sabios consejos de Douce, su perra, el Náufrago decidió dar un paseo ‘sin prisas’. No pensaría en qué iba a hacer después, olvidaría lo que había hecho antes, borraría de su mente cualquier otra evocación que no fuera lo que estaba viendo.

Acompañado de su fiel compañera, dio un paseo bordeando del mar, allí donde su amigo el jardinero, cual nuevo Valéry, ha plantado su “Jardín marino”. No era la mejor época para ver sus plantas en toda su eclosión de olores y colores, pero allí estaban, con sus nombres, con su verdor o durmiendo su sueño otoñal. Lucía el sol, por la escalera hecha de planchas de piedra se podía descender hasta el rumor del romper manso de las olas. Dos barcos de verde y azul, se habían detenido a descansar. El horizonte marino se extendía en horizontes imposibles.

El Náufrago había parado su reloj y sólo pensaba en aquella luz, en aquella calma, en recorrer uno a uno aquellos nombres que el jardinero había rotulado para sus plantas. Los leyó uno a uno y su simple lectura, su sonido era como una floral melodía. Sacó un papel y fue anotando: PELARGONIO, HORTENSIA, CALÉNDULA, CINTIA, DALIA ( aquí se detuvo unos momentos porque este nombre, estos colores, y el dibujo de las flores le retrotrayeron a tiempos muy lejanos) Y siguió leyendo y recordando sus días de joven regador de plantas: COLIO, GERANIO, ROSA, CLAVELINA, CURALOTODO,DAMASTINA, TUYA, ALTEA, TOMILLO, ROMERO… De pronto, un nombre cien veces visto pero nunca en la realidad de su esbelta verticalidad: PAPIRO. Quedó un rato pensando y sin querer viajó hasta Egipto, y se remontó a milenarias escrituras. Hubiera seguido allí, mientras Douce iba y venía oliendo todos los rincones.

Terminó el paseo visual por el “Jardín marino”: CACTUS, YUCA, HIGUERA, RICINO, LANTANA. Siguieron caminando, se asomaron a la barandilla desde donde se divisaba el faro. Luego, al regreso, el Náufrago se sentó un momento en un poyo en el que aún se podía leer: “Cabo Menor” y vio, como el Creador, que en aquella mañana: ‘Todo era bueno’.

Y ahora, en la bruma de esta tarde otoñal, ha reservado unos momentos para seguir un consejo: “Disfruta de estas imágenes y del sonido con tranquilidad. No seas ‘cagaprisas". Les invito a que hagan lo mismo.

SlideShare | View |

-------------------------
Pulsar AQUÍ, para obterner 'luz y sonido'