martes, julio 31

'Negociadores' y ''petardos'

DE CALCUTA A DE LA VEGA, PASANDO POR CASTAÑO

Han de saber, eso no haría falta decirlo, que el Náufrago de esta isla es... ¿Cómo lo definiríamos...? ¿Un poquito... ‘esquizofrénico’? Suena un poquito así, pero podríamos decir que sí, ateniéndonos a la etimología (del gr. σχíζειν, escindir, y φρnν, inteligencia). O sea que tiene el intelecto un poco ‘desparramao’. De todas formas, si no lo encuentran apropiado, dejémoslo en peculiar (“dícese de lo que es propio o privativo de cada persona"). Así queda más apañao.

En virtud de ese desparrame o peculiaridad ha decidido hoy dividir los protagonistas de su historia en ‘negociadores y petardos’. La división viene a propósito de dos ‘textículos’ leídos en la prensa matutina. Empecemos por la categoría B, es decir la de los ‘petardos’.

- Un ejemplo patente de ‘petardez’ lo encuentra cada vez que se arrima a una ‘columnista’, 'ex viuda de'..., de profesión sus ‘sansiroleces’. ¡Ah!, el nombre: Maricastaña o Marina Castaño. Arriba, en su ‘columna’, por encima de su busto, aparece en letras grandes este título “Pedazo de bestia”. No crean que se trata de su propia definición, este título va referido al gran ‘asunto’ de su artículo.

La culta periodista (?) arremete sin piedad contra una jovencita que al parecer concursó en alguno de esos programillas de la tele en que hacen preguntas ‘culturales’. “La chica era muy mona, al parecer modelo de profesión e ignorante de vocación”, según la presentación que hace de la concursante la Castaño. Parece ser que debía adivinar el nombre de un personaje cuya foto aparecía en la pantalla. La joven miraba y pensaba... Aquel rostro le sonaba , pero el nombre no le venía a su cabeza de modelo. Alguien debió soplar “ María Teresa” y la joven, ya encaminada soltó: “María Teresa de Calcuta”, cuando en realidad se trataba de otra ‘personalidad’, algo menos piadosa, la vicepresidenta del Gobierno, María Teresa Fernández de la Vega

Este es el momento en el que la culta periodista se mesa los cabellos, se rasga sus vestiduras culturales, da rienda suelta a sus enojos y sus furias escandalizadas contra la pobre concursante. Según consejo ‘castañal’, a jóvenes así “habría que desasnar (sic) antes de salir a hacer el ridículo en público”. Quizá desee reservar ese ‘privilegio’ a alguna columnista.¡Toma castaña!

El Náufrago iba a contraponer a esta figura del, o de la ‘petardo’, la de un ‘negociador’, que ha descubierto en un par de ocasiones en las mañanas de TVE. Se llama Javier Capitán , un excelente profesional, competente, polifacético, con sentido del humor y de la profesión, pero piensa que esto se alargaría demasiado . Está cansado y tampoco quiere cansar más. Otro día será

De Mallorca al "Séptimo Sello"

  • Chez Menéndez y Pelayo

Les puedo asegurar, lo sé de buena tinta, que hoy, el Náufrago de esta isla no se había levantado con el pie izquierdo ni con el 'pijama a rayas'. Entre otras razones porque no usa esas cosas y no se fija con qué pie se levanta. Pues eso, que estaba de un humor normal, más bien tirando a bastante bueno.

Además había visto algo insólito esta mañana cuando se acercó a la biblioteca de don Menéndez y Pelayo. Tres chavalitos, no sobrepasaban los doce años, discutiendo sobre el jardín de bustos de ilustres personajes, que como árboles culturales ornan el patio de entrada. Hasta ahí, todo transcurría normal.

  • De Leonores y de 'abus'
La cosa empezó a torcerse cuando, en la playa, le dio por ojear la prensa. Da la impresión de que las chicas y los chicos de la pluma por estas fechas hacen también un periodismo de hamaca, nevera, sombrilla y tinto de verano. Hay que ver las cosas que hay que leer, y eso, sin necesidad de abrir los periódicos, simplemente leyendo las contraportadas. Dos ejemplos: leo el titular del primero y casi me da un pasmo: “ Leonor llama “ abu” a la Reina”, lo firma un tal EFE desde Palma. Ya les digo que casi me da un telele. No sentí ganas de leer más. Vamos con el segundo, también en la contraportada de otro ‘periódico’. Titular a cuatro columnas exentas: “No veremos a Doña Leticia con rulos”. El acabóse. Como no conocía a la ‘chiquita’ de 30 años que me miraba entre sonriente y contenta de sí misma, sentada en una escaleras, traté de averiguar quién era la autora de frase tan iluminadora.

Leí primero el antetítulo que la presentaba como Sara Magán: Consejera editorial y escritora. Más abajo en un recuadro para más señas el autor de la entrevista había anotado: “Sara (Madrid ,1977) , licenciada en Humanidades y Máster en Gestión Cultural ... Se confiesa monárquica y cree (“aunque soy fan”) que “tenenos una familia Real divina...) No leí más. Recordaba que hace un par de días había escrito una carta al señor ése de la ensaimada en la cabeza, a guisa de peinado, porque había escrito una cuantas lindezas , muy simplistas, contra esta misma Familia. He estado a punto de retirar todo lo dicho, cuando leo estas simplezas. No parece que en este país haya un lugar distinto para los que usan el botafumeiro o los que escupen bilis por la boca.

  • Sellos, Fresas y Manantiales
Y ya cambiando de panorama estival, resulta que se nos ha muerto Igmar Berman. Todo son, en general, laudes, loas y panegíricos de gentes del gremio y aledaños elevando al olimpo cinematográfico su compleja figura. El Náufrago me cuenta que él también fue un chico Bergman, cuando en aquellos soporíferos cines, llamados de 'arte y ensayo', se esforzaba por encontrar los últimos secretos de las preguntas claves de la vida, la muerte, jugando una partida de ajedrez con la Parca, o paseándose virgen por bosques interminables. Había que ‘entender’ las claves secretas de los últimos Sellos, los Manantiales, las Fresas salvajes donde se pierde la infancia y los amores de antaño. Al salir de la función había que demostrar que estabas ' en la pomada' si no querías ser lanzado al averno de los incultos, aunque te hubieras aburrido cual ostra en invierno, primavera o verano. Pensándolo bien, tampoco hemos evolucionado tanto , "tempus fugit, stultitia manet"

lunes, julio 30

Del "Global Express XRS", al 'Cayuco XXX'

Leyendo el periódico esta mañana, antes de recibir la ilustre visita, me encontré con dos noticias que figuraban en las páginas 13 y 17 del mismo diario. Me llamó la atención que a tan corta distancia nos ofreciera dos caras tan opuestas de este mundo de jets y de cayucos. La primera hablaba de la última 'ostentación' de "El Pocero", alias Francisco Hermando, magnate del chanchullo del ladrillo. Un jet privado de 30 metros de largo y 45 millones de euros de 'eslora'. De la embarcación no daban las medidas de longitud, y sí la de los 180 inmigrantes a bordo.

Se me ocurrió - hay ocurrencias particularmente inapropiadas en épocas de verano - comparar algunos datos que proporcionaba el mismo periódico y recurrir también al relato de un periodista del mismo diario, que quiso experimentar en sus propios vómitos y su hipotermia las ventajas de hacer un 'crucero' en ese tipo de barcazas.

He recogido sólo algunos aspectos que 'igualan' el Global Espress XRS y el Cayuco XXX que partió de Mauritania, con rumbos distintos.

***********

  • - PALMA DE MAYORCA: " El Global Express XRS, el jet privado más lujoso del mundo, aterrizó ayer en Son Sant Joan con su nuevo dueño: Francisco Hernando .
  • - LAS PALMAS:" Llega a Tenerife un 'cayuco' con récord:180 inmigrantes a bordo.


  • - El Global Express XRS es el avión privado más lujoso de cuantos surcan los cielos del mundo.
  • - " El Cayuco sólo medía 12 por 2,5 metros. Tenía dos motores de 40 caballos, uno de ellos, el de repuesto, viejo; como ellos dicen, «de gran ocasión».


  • - Los 45 millones de euros en los que está valorada la aeronave sólo está al alcance de unos pocos. Eso sí, de muy privilegiados bolsillos. El Pocero, por supuesto, no quiso ser menos.
  • - Una plaza en un cayuco cuesta entre 1.500 y 3.000 euros. Por nuestra condición de periodistas, a nosotros nos cobraron 18.000 euros.


  • - Tras hojear el último catálogo de la compañía aeronáutica canadiense Bombardier, El Pocero pasó sin demasiado interés sus páginas y se detuvo en la última. Allí estaba. Sin poder apartar la vista, sus ojos se fijaron en la fotografía del mejor avión privado que se ha construido jamás.
  • - Imaginé que la primera noche la pasaría contemplando las estrellas.Cuando arrancó el cayuco —00.00 horas del viernes 7, hora española—, se hizo el silencio. Nada más zarpar, el mar empezó a golpear violentamente el cayuco. Yo pensé que era un oleaje momentáneo, pero continuó hasta que nos rescataron, 16 horas después. A los diez minutos ya estábamos completamente empapados. Dos personas se turnaban manejando el timón de la embarcación.


  • - La aeronave, de un extremo a otro, mide poco menos de la mitad que un Jumbo o un gigantesco A 380.
  • - Al final, ni había sitio especial para mí, ni leche, ni comida para nadie. El bidón era de 50 litros de agua, ni siquiera potable y sólo había 760 litros de gasolina. El cayuco, por supuesto, no era nuevo.


  • - El magnate comenzó su carrera desatascando a pulso las alcantarillas de Madrid. Fue al decantarse por el sector inmobiliario cuando logró amasar en poco tiempo una de las 10 mayores fortunas de España.
  • - A mí me dieron una habitación con una cama grande y a ellos(senagaleses) les metieron en un cuarto sin camas. El día de la salida estábamos solos en el piso, con una creciente sensación de que nos habían timado.


  • - El Global Express XRS permite desplazar hasta una veintena de familiares de Francisco Hernando a 51.000 pies de altura y a una velocidad máxima de 950 kilómetros por hora mientras les abronca, como tiene por costumbre.
  • - En el cayuco que llegó este fin de semana a la Isla de los cristianos, había cabida para 180 emigrantes a bordo

Depresión divina

Tampoco esta mañana amaneció muy ‘playera’, las nubes de nuevo se instalaron. Parecían sentirse cómodas y allí se plantaron, por lo menos el tiempo que el Náufrago permaneció en la playa. Por él podía seguir así todo el verano. Lo siente por los visitantes que vienen en busca de sol, pero para un Náufrago este cielo nublado y temperaturas suaves, es ‘buen tiempo’. Sobre todo porque la playa no se convierte en una exposición de toallas, hamacas, sombrillas y demás arrumacos.

Pues estaba el Náufrago echando un vistazo a los periódicos, cuando se acercó a él un señor que aparentaba unos 60 años. Quizá su barba blanca, aunque cuidada, añadía algunos años, porque conservaba su corpulencia, y un cuerpo perfectamente diseñado y bronceado. Se sentó al lado del Náufrago y preguntó cortésmente.

- ¿Puedo sentarme aquí? ¿Molesto?

El Náufrago quedó algo sorprendido por tanta cortesía y también por el timbre de la voz que era extremadamente agradable. El visitante guardó silencio durante un rato, mientras el Náufrago seguía enfrascado en su lectura del “Testigo Impertinente” (Carmen Rigalt) fustigando a Lladó y a Anasagasti ,contando cómo andaba la ‘cosa’ por Mallorca, mientras Raúl del Pozo hablaba de desnudos, danzas del vientre, chanchitas y chanchitos y otras frescuras veraniegas. En otras páginas del periódico, seguían hablando de ‘cayucos’, de incendios, de torturas en Guantánamo, de Irak, Israel, Gaza...
El hombre de la barba, que estaba al tanto de lo que leía el Náufrago, sin necesidad de leerlo intervino.

- Está mal el mundo, dijo, como queriendo iniciar un diálogo.

El Náufrago quedó doblemente sorprendido, primero porque se dirigiera a él como solicitando diálogo, y también porque hubiera adivinado lo que estaba leyendo o pensando.

- Pues sí, no anda muy bien que digamos, dijo, como para salir del paso.

El hombre se acercó un poco más y con voz pausada y algo triste, susurró más que decir:

- “ Me salió mal. Lo siento”

El Náufrago sintió como un latigazo, le miró, y vio algo especial en aquel rostro apesadumbrado, pero con un brillo especial. Algo se le iluminó en su mente, pensó en el “Me salió mal” y le dijo, casi temblando:

- No será Usted ...

- Sí, el Mismo. Soy Ése en el que estás pensando. Pero por favor, háblame de Tú .

(¡ J...! El Náufrago Iba a soltar un taco que expresara su sorpresa, pero se contuvo)

- No importa, puedes decir ese taco que te salía espontáneo. No me asustan los tacos. Estoy acostumbrado a oírlos. También los que lanzan contra Mí. Tampoco vosotros me salisteis muy bien.

- Bueno, trató de consolarle el Náufrago. A lo mejor la culpa no fue toda Tuya, también nosotros nos hemos esmerado en ser bastante cabrones... ¿Puedo decirlo?

- Claro que puedes, hoy estamos entre amigos y no apunto los tacos. A veces a Mí, también me desahoga soltar alguno que otro cuando veo ciertas cosas. Pero hoy tengo un mal día, y ni siquiera me alivia decir un taco. Me siento bastante deprimido y lo veo todo como este cielo que nos cubre: sólo veo densos nubarrones.

- Tampoco es para ver las cosas así, intervino el Náufrago, tratando de levantarle la moral, porque le veía bastante afectado, aunque mantenía una notable serenidad.

El Náufrago le habló del mar, de la maravilla del paisaje que tenían delante, de las rocas, de los árboles, de los peces, de las gaviotas... De todo lo que se le ocurría y que pudiera poner en su Haber. Él lo reconoció, le confesó que había tratado de hacer un mundo habitable, pero que también se le había ido de las manos. Trató el Náufrago de aliviarle del peso de la Culpa que sentía. Añadió que también los hombres habían contribuido a hacer este mundo más inhóspito con su codicia, su afán de progreso incontrolado...

- Lo sé, lo sé, trato de no castigarme en exceso, pero me siento Solo. Todos me piden responsabilidades y Yo no tengo a nadie que me ayude un poco, por eso he necesitado sentarme hoy aquí, para desahogarme un rato.

Como el Náufrago le vio tan Así, no se le ocurrió ni preguntarle ‘qué había de lo suyo’. Siguieron charlando un poco ya de cosas más banales, sobre Santander, el Racing, del tiempo... Cosas todas muy honestas. Luego el visitante se levantó, le estrechó la mano , esbozó una sonrisa, le dio las gracias y comenzó a caminar descalzo sobre la arena. Pero enseguida despareció de su vista.

El Náufrago se frotó los ojos, pero no vio nada, ni siquiera las huellas en la arena que había dejado. Entonces empezó a dudar de sí mismo y pensó que quizá debería a acudir a algún experto. No le parecía normal lo que había pasado por su cabeza. ¿O había sido realidad? Se quedó con la duda

Ojos que sí ven


Vestimenta 007

A esta isla llega también el ‘último grito en moda’, y aunque el Náufrago se pasea por la isla en taparrabos, le gusta estar al tanto de lo que se cuece en ese mundillo, por si alguna ilustre dama de la ‘Tontocracia’, le da por venir a pasar por aquí un fin de semana. Cada vez tienen gustos más raros. Así que ha tomado nota de lo que se llevará la próxima temporada:

  • Los trajes serán de “telas más finas y ligeras fabricados con tejidos que repelen el agua y no se arrugan.” La arruga ha dejado de ser bella
  • Según un tal Colby McWilliams, como el mundo está cada vez más caliente,"se necesita comprar un traje que se pueda llevar durante 10 meses al año". Ahorro, se llama esa figura
  • Habrá chaquetas “con paneles solares en el cuello que permite recargar un teléfono móvil o un iPod”. La chaquetita sólo cuesta 750 dólares de nada. Con la ventaja de que los paneles solares pueden separarse y utilizarse independientemente. Así se podrán utilizar para calentar la cama en invierno, si no hay otras energías alternativas a mano.
  • Y ya si uno tiene que asistir a un cóctel vespertino existe la chaqueta “en seda pespunteada con hilo de plata auténtica y que puede combinarse tanto con unos pantalones de esmoquin como con unos vaqueros”. Brioni que es el autor del hallazgo también ofrece “un abrigo tres cuartos de lana repelente al agua que se puede enrollar formando una pelota y no se arruga y una chaqueta sin forro que se guarda como una camisa.” Vamos que te puedes llevar el abrigo en el bolsillo (de la chaqueta).
  • Un tal Tom Ford que debe ser un carero ofrece por primera vez sus trajes de 3.400 dólares en Harrod's
  • Y ya, por fin, sepan que "Los dos botones son sexy (?), porque hacen a los hombres más delgados y altos".

Así que el Náufrago va a mirar cómo está su ‘fondo de armario’, y a ver si sale ya de una vez... de su vulgaridad.

Foto: Blomberg/El País

domingo, julio 29

Variaciones en si bemol

Cuando baja la marea


Regreso al ‘futuro’

Este ‘rememorar histórico’ en que estamos enzarzados o empeñados, podría parecer un capricho infantil si no hubiera tanto ‘niño’ que cada vez se aferra más a volver al seno materno, o a los brazos paternos. Me recuerda algunas discusiones infantiles , cuando a falta ya de argumentos, recurríamos a la argumentación de ‘autoridad’:
- Pues mi papá es Médico
- Pues el mío, trabaja en la Renfe
- ¡Y el mío es Policía!
Cada uno hacía hincapié en aquello que pudiera ‘sorprender’ más al oponente.Otro argumento muy eficaz cuando se trataba de ‘grandeur’ y posesión de ‘riquezas’, era el siguiente:
- Pues mi papá tiene un coche enorme
- Pues el mío, mucho más
- El mío, la bola del mundo de grande
Se trataba de llegar a ese punto que ya no admitía más “grandezas” y cerrar la escala de la ‘magnitud’. Esta medida servía así mismo para medir la 'gilipollez', la 'tontería' y hasta la 'cabronosidad' del adversario.

- Viene esto a cuento, o no, de la última ‘polémica’ regional (¿nacional?) que ha saltado - a estas alturas - a los medios de comunicación locales, sobre cuál deba ser la bandera de esta región. Porque también por aquí, faltaría plus, hay soñadores de un nacionalismo ‘cántabro’. Está visto que en este país el que no se proclama ‘nacionalista’ no es nadie, en esta febril carrera que no cesa de ¡maricón”, el último!" . Resultan enfermizos estos vacuos debates sobre banderas, himnos , símbolos y demás 'señas de alcurnia histórica'. Hay quien debe emplear todo su tiempo en buscar ‘peculiaridades’ que les reafirmen en su ‘identidad’, como si eso fuera cosa de emblemas y estandartes.

- No nací aquí, pero me siento un poco de esta tierra, como me siento de otros sitios en donde he vivido. Amo algunas ciudades más que a otras porque han sido parte de mi vida, pero no me importaría vivir en cualquier parte del mundo donde no estorbara demasiado mi presencia. Encuentro absurdo, ahora que se habla de utópicas ‘alianzas culturales’, pasarse la vida tratando de averiguar qué es nuestro papá, o las cosas que posee. Hace falta ser aldeano.

- La asociación ADIC (Asociación para la Defensa de los Intereses de Cantabria”) quiere prescindir de los signos de la actual bandera regional-nacional que huelan a cultura ‘romana’ y proponer signos ‘soi-disant’ cántabros-cántabros. Hasta , con recursos de todos los paganos de esta tierra quieren que presida las aulas un mapa con toponimia ‘cántabra’ . Al parecer, lo correcto sería hacer ‘uuuuu’: “Mar Cantábricu, Escobedu, Maoñu, Polancu o Vioñu. Y también localidades con el nombre que, al parecer, le dan los habitantes de cada una de ellas: Rinosa, Camargu, L´Hayuela y Santandé . Se han editado dos mil ejemplares, por valor de 3.000 euros, que serán distribuidos por centros públicos y privados de la región”. Se supone que las arcas públicas da para todo y el Consejero ‘cultural’ afirma ufano que es un trabajo de ‘gran rigor”.

Que el último, apague la luz. Yo me largo.

Una pequeña travesura .

BY DOUCE

Ayer, a pesar del ser el día de mi cumpleaños, di un pequeño disgusto a mi papá y a César, mi ‘amo’. Le llamo así porque fue él quién me rescató de la perrera , hace ahora 8 años. Les di un pequeño disgusto, pero sin querer. Mi papá se fue a comprar unos regalos y me dejó con César en la tienda donde vende discos. Como no estoy acostumbrada a estar en esos sitios, aproveché que estaba vendiendo un CD o como se llame, a una clienta y me fui a dar un garbeo.

Regresaba mi papá ufano con sus regalos, cuando vio a César que había salido en mi busca, asustado, por aquel dédalo de calles. (Lo de ‘dédalo’ lo he buscado en el diccionario: Dédalo era un arquitecto y artesano griego que se dedicaba a crear laberintos y luego la gente no sabía encontrar la salida.) Pues eso temía mi papá, que no acostumbrada a andar por la ciudad, no fuera capaz de volver a la tienda. ¡Cómo si yo no fuera una perrita lista...! El caso es que mientras mi papá iba hacia la tienda por sí volvía, César se dedicó a buscar por todos los alrededores. Me imagino lo preocupado que estaría, porque también a mí me pasa cuando no los encuentro. Afortunadamente, un señor indicó a mi papá por dónde venía, ya camino de la tienda, y me echó una buena regañina. Por el tono de su voz, entendí que había hecho algo que no le gustaba, y , asustada, me metí debajo de la mesa donde César tiene el ordenador. No quería salir de allí ni a tiros...

Luego mi papá cogió el teléfono para avisar que ya había regresado. César también se enfadó conmigo preguntándome que por qué me había escapado. La verdad es que , porque le vi así, pero me dieron ganas de decirle que yo no me daba cuenta de que eso iba a darles un disgusto. Así que luego me hice la buena, y estuve todo el día como una seda. Seguramente me olvidaré , pero de momento no me interesaba estropear el cumpleaños.

sábado, julio 28

Los poetas

Los poetas

Salí a buscar una sonrisa
... y el poeta lloraba.

Busqué entre las zarzas una flor
... y el poeta me mostraba las espinas.

Fui a la orilla del mar para encontrar descanso
... y el poeta me hablaba de tormentas.

Intenté volar, despegarme al menos de la tierra
... y el poeta me señaló el abismo.

Quise salir al encuentro de la vida
... y el poeta me indicaba la ruta de la muerte.

¿Por qué gimen,
por qué añoran,
por qué sufren,
por qué lloran,
qué les duele,
de qué huyen,

hacia dónde caminan, los poetas?

Sombras de verano

VIDA COTIDIANA

Pues parece que el verano viene, está dos días, y vuelve a marcharse. Entonces la gente abarrota las calles, va, viene, se aglomera, ocupa bancos, comercios y terrazas. Una enorme caravana de coches, se besan, aceleran, frenan, pero la procesión mecánica no avanza... Hoy la ‘Policía de movilidad’, está completamente inmóvil, no aparece. No hay uniformes negros y amarillos que hagan girar sus brazos como aspas indicando, “¡circulen, circulen...!”

Desde su ventanilla, un conductor armado de paciencia, observa una sombra que trata de moverse, vacilante, lentamente. Su largo bastón de plástico tantea y traza líneas en zigzag sobre el pavimento de la plaza. Al final del bastón el conductor reconoce una sombra oscura, gorro blanco que no se atreve a avanzar...La gente pasa, ni siquiera mira o hace que no ve, urgidos por mil preocupaciones. Juegan los niños en la plaza, pasan jóvenes, maduros, hombres, mujeres, esquivando la sombra que sigue intentado abrirse un camino en su densa oscuridad.

Es un hombre mayor, quizá sesenta años. Su sombrero blanco contrasta con su negra tez, y sus ojos que miran el vacío y no ven nada. Sigue trazando líneas quebradas en el suelo, pero apenas avanza. El conductor que sigue en la procesión mecánica, estancada, siente ganas de dejar el coche, coger por el brazo a aquella sombra que entre sombras se mueve, y ayudarle a abrirse algún camino...

Pero ahora, otra silueta alta, extremadamente delgada, anciana, se acerque a la sombra del bastón y le lleva unos metros ante las bandas blancas de un paso de peatones, para luego proseguir su camino. El conductor no vio más. No sabe si alguien ayudaría a atravesar aquel paso de cebra al hombre del bastón. No sabe si su caminar por la vida seguiría tan desamparada, sin una mano que le ayude cuando se pierda en el camino. O seguirá oyendo los pasos febriles que van y vienen a sus costados.

Son tantas nuestras ocupaciones, nuestros quehaceres, tenemos tanta prisa para ir a ninguna parte, que no podemos detenernos un minuto para coger del brazo a una sombra que entre otras sombras vaga.

Carta abierta al señor Anasagasti, senador del Reino

  • PROLEGOMENA

Pues va a resultar que lo del dibujito de marras, va a ser algo más que una cosa del otro Jueves. Al señor Anasagasti, don Iñaki, que debe ‘trabajar’ mucho como senador del Reino, ha aprovechado la ocasión de que ‘pasaba por allí’, y ha soltado sus históricos rencores contra el “Bribón” (no Borbón) y su familia.

Ya he expuesto aquí mi poco interés sobre lo que haga, diga o deje de hacer la Monarquía y todos los que acuden con sus cámaras a bautizos, comuniones, bodas y banquetes y los que siguen esos eventos. Pero, de momento, yo no menearía demasiado el árbol cuyos frutos conocemos. Siento mucho miedo a los posibles ‘reyezuelos’ republicanos, tal y como está el patio.

Pero volvamos a la ‘bilis’ del señor Anasagasti pues con la edad parece que le entran más prisas por recuperar sus ‘derechos históricos’ y asegurarse un puesto en la nueva Corte nacionalista, 'trabajando'.

Extraigo aquí algunos de los amables párrafos que le dedica al “Bribón”, en su blog:

  • LOS HECHOS

"Aquí se ríen de nosotros a cuenta de los derechos históricos y resulta que el derecho histórico de una pandilla de vagos, eso es intocable. Por eso lo que más me ha gustado ha sido eso de que el Príncipe Felipe diga que ese es su único trabajo.

... La cortesanía con esta familia es enfermiza y de ahí esa obsesión, cubierta de silencio, de decir que es la Institución más valorada.

... Luego, de vez en cuando ocurre lo de El Jueves y el rey se queda desnudo, o se descubre que está cazando y no acude el primero a la Clínica cuando nace su nieta y cosas así. Por cierto. Cuando nació Juan Carlos, en enero hará setenta años, su padre Juan de Borbón también estaba cazando cerca de Roma.
Esta es pues una familia impresentable, rodeada de censura de prensa y con un nivel de empalago de la mayoría hacia una institución caduca que clama el cielo.

... Dos meses de vacaciones, un Bribón nuevo, cacerías y ausencias pero lo importante es un dibujito diciendo que está trabajando. España sigue siendo diferente. Pero si sigue así, la estancia de esta familia en La Zarzuela y en Marivent, tiene fecha de caducidad. Que la gente empieza a despertar.

  • CARTA AL SEÑOR ANASAGASTI

Ilmo, Senador:

Desde luego su lenguaje, sus 'argumentos' populacheros y demagógicos hacen de usted un auténtico blogger.

La familia real me trae al pairo, pero pensaba que un 'elegido' democráticamente tenía argumentos de más peso para apuntalar su ‘razonamiento’ o emocionamiento. Se diría, por su formas, que la 'obsesión enfermiza' contra eso que usted llama 'familia impresentable' y 'sus' ( de ellos y de ustedes) derechos históricos - ¿o los suyos, los que fuere, no son 'heredados'?-, es la suya.

Hace usted alusión a lo de El Jueves. Ignoro donde estuviera esa 'pandilla de vagos' ( ¡Qué lenguaje tan fino, para todo un senador que lleva tantos años 'trabajando', pagado por el sueldo de los 'españoles'!) Pero estoy por asegurar que ellos no han movido un dedo para cometer el atropello de un secuestro publicitario. Debería usted felicitarse, porque no hay acción política que haya contribuido más a minar la reputación de esa 'familia impresentable, rodeada de censura de prensa' hasta el empalago.

Ya me dirá usted, que al parecer sigue de cerca a esos personajes y sabe hasta lo que hacía su padre el día que nació su hijo , se interroga por qué no acude a la clínica, o tiene un completo dossier sobre todos los 'bribones' que han pasado por sus manos, quién es el que tiene obsesiones enfermizas.

No se preocupe, estoy deseando que hereden cuanto antes todos sus 'derechos históricos', su pureza de sangre, para que pueda tener usted su yate, y pueda huir muy lejos de ese Madrid que debe apestar a Corte y cortesanos.

Suyo afectísimo,

Julio

viernes, julio 27

Usted puede ser feliz . ( Albert Ellis )

ALBERT ELLIS (1913-2007)

A la isla llegan a veces noticias que no son recogidas en los medios españoles, más pendientes de lo que hacen o dejan de hacer las Calvo, los Pepiños, los Contador, los del Olmo, los Laporta, el Jueves, los reyes o los Anasagastis de turno. A muy pocos les interesa que haya cumplido su periplo vital un tal Albert Ellis, nacido en Pittsburg hace 93 años. Pero al Náufrago sí ha sentido, o al menos, ha recordado con simpatía y agradecimiento a este hombre que le ayudó en un determinado momento de su vida con sus controvertidas e 'irreverentes' teorías.

Luchó contra todas esas ideas que los totalitarismos de toda ralea, religiosos, políticos, educacionales, sociales o morales. El Náufrago no va a explicar aquí sus teorías que han constituído un giro profundo a las teorías psicoanalíticas y psicológicas. El hombre es un ser complejo hecho de emociones, de reacciones, de ideas racionales e irracionales, destructivas. A veces, por exigencias educativas, religiosas, sociales y hasta políticamente correctas, se olvida de lo que realmente es, de lo que él íntimamente desea, por encima de dogmas, preceptos, prejuicios, influencias y exigencias de todo tipo.

Sus lecciones son bien simples: sé tú mismo, no el que ‘debes’ ser, sino el que realmente eres: un ser complejo hecho de luces y sombras, de sentimientos nobles y a veces no perfectos. No hay Nadie que pueda imponerte y marcarte quién debes ser, salvo tú mismo. No hay sentimientos negativos que puedan ser capaces de destruirte por dentro:

  • “ Tu valía como persona no depende de tus éxitos o fracasos, ni tampoco de que recibas o no el cariño de los demás”.

  • “ Te gustaría conseguir lo que quieres, pero no hay motivos para ‘exigir’ que así sea. Puedes ser feliz, quizá no tanto como podrías serlo, incluso si no consigues las cosas que deseas”.

  • “Si a veces salen mal las cosas, no por eso eres un fracasado. Puedes llevar una vida razonablemente feliz, aunque no tan feliz como imaginas si tuvieras éxito”.

  • “Las valoraciones extremas, junto a los sentimientos que se derivan de ellas, son muy poco realistas y breves. ¡A no ser que te empeñes en que perduren!”

  • “ No conviene etiquetar las cosas como blancas o negras, sino hacer un esfuerzo para percibirlas como blancas y negras a la vez. O como grises, rojas, azules, amarillas... Tener rasgos buenos o malos, no significa ser una buena o mala persona. Quien tiene tendencia a etiquetar a las personas que conoce, es probable que fomente su manía de valorarse en términos absolutistas”.

Así podríamos seguir. Una buena lección para todos los que vivimos por estas tierras, de blanco y negro, de ‘buenos’ y ‘malos’, de ‘progres’ y ‘fachas’, de ‘rojos’ y ‘azules’. Quizá sea un problema ancestral que arrastramos, un país sin matices, sin modulaciones, de dogmas y anatemas, de “porque sí”, de “porque lo digo yo”, de “¡por que me sale de mis cojones!”, de “no sabes con quién estás habalndo”, de “me he quedado con tu cara”, de “porque me da la gana”, del “estás equivocado”, del “no tienes ni puta idea”, del “y tú, te callas!”.

Sería larguísima la retahíla de frases que nos definen.
--------------------------
Sobre Albert ELLIS: New York Times

Para 'mis' gatos

Homenaje a los gatitos. Porque nos apetece.


What's new pussycat?
Tom Jones

What's new pussycat ? Woah, Woah
What's new pussycat ? Woah, Woah
Pussycat, Pussycat
I've got flowers
And lots of hours
To spend with you.
So go and powder your cute little pussycat nose !
Pussycat, Pussycat
I love you
Yes, I do !
You and your pussycat nose !

What's new pussycat ? Woah, Woah
What's new pussycat ? Woah, Woah

Pussycat, Pussycat
You're so thrilling
And I'm so willing
To care for you.
So go and make up your cute little pussycat face !
Pussycat, Pussycat
I love you
Yes, I do !
You and your pussycat face !

What's new pussycat ? Woah, Woah
What's new pussycat ? Woah, Woah

Pussycat, Pussycat
You're delicious
And if my wishes
Can all come true
I'll soon be kissing your sweet little pussycat lips !
Pussycat, Pussycat
I love you
Yes, I do !
You and your pussycat lips !
You and your pussycat eyes !
You and your pussycat nose !



La confesión de una princesa ‘afortunada’.

CARMENCITA ESTÁ LINDA LA MAR

A doña Carmen Calvo, en su nueva singladura.

Carmencita, está linda la mar
y el viento
lleva esencia sutil de azahar;
yo siento
en el alma una alondra cantar:
tu acento.
Carmencita, te voy a contar
un cuento.

Esto era un ZP que tenía
un palacio de diamantes,
un escaño hecho de día,
un rebaño de elefantes,
un puesto muy cerquita,
un gran manto de tisú,
y una gentil princesita
tan despierta, Carmencita,
tan despierta como tú.

Una tarde la princesa
vio un sillón aparecer;
la princesa era traviesa
y lo quiso ir a coger.

Lo quería para hacerse
un precioso prendedor,
con un verso y una perla,
y una pluma y una flor.

Las frailas ferverosas
se parecen mucho a ti:
cortan lirios, cortan rosas,
cortan astros. Son así.

Pues se fue la niña bella,
bajo el cielo y sobre el mar,
a ocupar la ansiada silla
que la hacía suspirar.

Y siguió camino arriba,
por la luna y más allá;
mas lo bueno es que ella iba
por el favor del papá.

Hasta aquí, con permiso de don Rubén, el cuento de hadas. Al bajar de la luna y más allá, la princesa abrió su boquita de fresa y en su ingenua ineptitud reveló la verdad de su sueño:

“Estoy muy feliz. Yo soy una mujer muy afortunada. En política he estado casi doce años, haciendo política ‘cultural’: ocho años en el Gobierno Autonómico de mi tierra y tres años largos de Ministra. Ahora cambio de poder en el legislativo, pero soy una mujer muy afortunada. Me siento muy agradecida porque la sociedad me ha dado la posibilidad de servir a mi país y es lo que voy a seguir haciendo.”

Una breve confesión. No hace falta ser un agudo analista para ver el retrato que de sí misma y de su cultura hace. Esa insistencia en sentirse ‘feliz’, ‘afortunada’, ‘agradecida’, parece revelar la distancia abismal que existe entre la realidad y la generosidad que con ella ha tenido la fortuna de los favores políticos. Ese vaivén de ‘poder en poder’ que maneja como un juguete que le ha caído en sus manos, el agradecimiento a entes inasibles que le han concedido la ‘posibilidad de servir a su país', como si fuera su predio, la exhibición de los distintos ‘poderes’: ‘tres años largos de Ministra’... Son todo un retrato de una persona a la que esa ‘droga’ alucinante, la ha alejado de sí misma a años luz de distancia.

Un debate congresual en tales manos, debe de ser un espectáculo digno de contemplarse.

jueves, julio 26

Gatos

¿Por qué decir más, si ya lo dicen todo con sus ojos?
Sólo hay que dejarse llevar,
porque lo tienen todo:
ingenuidad,
espontaneidad,
provocación,
sorpresa,
precaución,
reserva,
candor,
belleza,
ternura...
Están abriendo, de par en par, las puertas a la VIDA.



Santander

OTRA CIUDAD BAJO TUS PIES

El Náufrago es a veces un ser imprevisible, él mismo se sorprende. Tan imprevisible, que a lo mejor le da por ir a clase en pleno mes de julio, cuando los escolares andanpor playas , bares, discotecas, festejos y conciertos. El otro día , a las 7 de la tarde, asistió a una lección de arqueología, impartida por una joven estudiante de Historia. Atento escuchó sus explicaciones a través de paneles y excavaciones realizadas en pleno centro de la ciudad, en la Plaza Porticada.

Al tratar de reformarla y levantar el antiguo pavimento, aparecieron restos de la antigua muralla que ciñó el recinto del Portus Sancti Emeteri medieval, antes Portus Victoriae, romano. La excavación llevada a cabo por un equipo de la Universidad de Cantabria está tratando de mostrar a sus ciudadanos actuales la vida que aún subyace bajo sus pies. Las ciudades que habitamos son seres vivos , que nacen , se desarrollan, tienen crisis, resucitan de sus propias cenizas y desgracias , siguen creciendo, alargándose, ensanchándose, con más o menos gusto, con más o menos acierto.

Escuchar en boca de una joven ‘profesora’ que vive los descubrimientos, que ‘ve’ apasionadamente la ciudad con los ojos de su historia íntima es poder pasearla, vivirla con ojos nuevos. Es tratar de revivir su periplo vital, imaginarla romana, visigótica, medieval, renaciente, moderna... Es verla pasar de aldea a villa, de villa a ciudad. Es revivirla interiormente, hacerla más propia, sentirla más viva.


Todos somos 'Rasmussen'

LA SOCIEDAD DEL ÉXITO

Lo bueno que tiene esta isla es que te mantiene alejado, de muchas preocupaciones, entre otras, seguir el deporte de competición. Los Tour, las Ligas, las Fórmulas de todo tipo. En la isla nadie compite con los demás, todo lo que vive en ella se ajusta a su propio ritmo, sin mirar para atrás para ver si alguien pretende adelantarle. Cada cual se esfuerza según se lo exige la vida, pero nadie siente el afán de superar a otro, ocupar un sitio más alto. Todos los seres vivos de esta isla saben que llegando a ‘su’ sitio, han logrado la victoria más importante, la de superarse a sí mismo.

Hoy, aficionados, periodistas, directivos, organizadores, hasta los que no tienen vela en ese entierro –nunca mejor dicho- se lamentan del ‘fraude’ que año tras año, van derribando a sus ídolos. Nadie se auto-culpa, cuando todos, aficionados, organizadores, corredores, directivos, medios de comunicación han colaborado desde ángulos distintos, a mantener esta farsa.

Vivimos en una sociedad hecha para la competición. En toda competición sólo se valora el triunfo. Los segundos de la liga, los segundos del pelotón, los segundones de cualquier competición ya no son nadie. Los tiffosi, los seguidores, los que están pendientes de quién sube al podio, o los que levantan la Copa, alientan y se identifican con los vencedores. Es la manera de ocultar nuestra realidad, nuestra mediocridad quizá, identificándonos con el Vencedor. Sus triunfos o sus fracasos los hacemos ‘nuestros’. Celebramos con euforia desmedida cuando ‘ganamos’ y nos hunde la frustración cuando nuestros ídolos pierden, o sea, ‘perdemos’. Vivimos ‘vidas prestadas’.

Todo en esta vida se ha hecho competitivo: el deporte, el arte, la literatura, la política, la economía... Sólo se valora al que triunfa. No se valora el esfuerzo, el coraje, la paciencia, la sencillez, el silencio del que trabaja sin hacer ruido, haciendo a conciencia su labor. ¿Quién valora el esfuerzo del último del pelotón que sigue pedaleando aunque llegue con veinte minutos de retraso, pero ha superado su propia decepción? Todas las miradas están puestas en quien recibe los besos de las guapas, en el que levanta el ramo de flores o la copa. Los demás, deben volver al hotel sin que ningún micrófono se acerque a preguntarle cómo se ha sentido, sin que nadie le pida un autógrafo, preguntándose si vale la pena seguir sentado en una bicicleta que nunca atravesará la meta la primera.

¿Quién o qué maneja el tinglado de la farsa de esta sociedad de triunfos o triunfitos? Mammon dirige, premia, aprecia, y da sentido a lo que ‘vale’. No importa lo que seamos, sólo cuenta lo que obtenemos o lo que tenemos.

Nadie, pues, puede rasgarse las vestiduras, tirar piedras contra los ídolos caídos a los que hemos exigido que ‘ganen por nosotros’, a los que hemos ‘victoreado’, porque sus victorias nos las apropiábamos, con los que nos sentíamos decepcionados cuando no ‘nos’ ganaban el tour del mundo. Sólo nos satisfacía su triunfo. Todos somos Rasmussen

miércoles, julio 25

Ultima hora

“El juez del Olmo se hace cargo de la Publicidad de “El Jueves”

Según noticias fidedignas, el semanal “El Jueves”, dado del éxito que ha obtenido su publicación con su 'secuestro', ha contratado para el servicio de marketing de su revista al juez Juan del Olmo. El magistrado ha renunciado a su cargo en la Audiencia Nacional y se encargará en adelante de aumentar el número de lectores del periódico humorístico. En su página web el Director del semanal, explica claramente los méritos de Del Olmo .

“Al cabo de tan sólo 24 horas de actividad en la web, hemos logrado servir más de 2 millones de páginas y más de 48 millones de hits. Si mantuviésemos la web con su contenido habitual, se colapsaría en segundos. Hemos tenido que reducirla al mínimo para que todos los que nos visitáis estos días podáis tener información actualizada.”

En su número de esta semana 'rectifican' y muestran la verdadera portada que, por 'error', no apareció en el número anterior. En realidad, lo que querían expresar de manera gráfica, era el tierno picotazo de una abeja al capullo más querido.

Ya llegó el verano

EXTRAÑO CALENDARIO
Hoy, por fin, con algo de retraso, ha llegado el verano a Santander. No es que este Náufrago estuviera haciendo rogativas a los dioses para que amaneciera de una vez, un día sin nubes, soleado, con las calores que por aquí pueden alcanzar los termómetros. Además, ya se sabe que estos aparatejos modernos son unos 'xageraos'.

Digo que ha llegado de verdad este tío, el estío. Muy de mañana apareció una bóveda azul, ni una nube viajera que turbara la luminosidad del cielo. La gente ha acudido a la playa muy de mañana, con sus sillas, sus sombrillas, sus esterillas, sus zapatillas, sus hamacas, sus cubos, sus palas y todo el kit veraniego que cada vez va añadiendo más objetos y cachivaches, perfectamente prescindibles. Pero ¿qué sería un veraneante sin tanto trebejo?

Me alegra que la gente pueda, por fin, disfrutar de eso que llaman un día de playa, que puedan salir de sus casas, de sus hoteles, sus 'roulottes' o de cualquier guarida donde han estado esperando a que, por fin, Sant Yago obsequiara a sus vecinos del norte un día de verano. Al Náufrago, como buen náufrago, le trae un poco al pairo que solee o que nublee, su vida no cambia gran cosa. Se baña, con nubes o sin ellas, sabe que no tiene que mirar el calendario para hacer las maletas y regresar al trabajo. Ventajas de ser náufrago.

Bienaventurado aquel que no tiene que mirar al cielo, ni al reloj, ni al calendario, ni a la agenda, para saber lo que 'debe' hacer. Un martes puede ser domingo, un domingo puede hacerlo jueves, o si lo prefiere, los lunes puede llamarlos viernes. Lo importante es poder nombrar como se quiera a los días de la semana, y dar nombre a los meses y hacer en cada hora aquello que le apetece.

Del rosa al amarillo, pasando por Marbella

Por muy náufrago que uno quiera ser, no puede impedir que las mareas veraniegas arriben a las playas semivírgenes de su isla. Pues sí, el náufrago se ha vuelto ‘rosa’, ‘amarillo’, o “Del rosa al amarillo”, como los amores del entrañable Summer, Manuel. El caso es que hasta la isla ha llegado el ‘Tornado Beckhams’, en plural , porque la ‘especiosa’ Victoria está dejando en un segundo plano al 23 de las pelotas.

La verdad es que no se sabe si ha fichado el británico por los Galaxy, o como se llame su equipo, o Victoria por el Hollywood Planet. Y es aquí dónde el Náufrago se ha puesto al día de las estrellas del firmamento ‘jolivudense’. De paso, y por el mismo precio, ha aprendido la jerga que se utiliza en las alturas por donde giran las ‘estrellas’. La picante girl acudió, según las entendidas, semicubierta con un LBD... ¿No les suena? A mi tampoco, hasta que me enteré de que se trataba de uno de los múltiples “little black dress”, (un vestidito negro de nada) que se ha comprado. También contaba la cronista del evento que para superar su metro sesenta y estar a la altura de posibles íntimas competidoras, se había encaramado sobre unas futuristas plataformas de un tal Nicolas Ghesquire compuestas por dieciséis centímetros de tacón de madera y una plataforma de cinco.

Además de estos pequeños secretos del glamour y de las modas que desconocía por completo, el Náufrago ha conocido a parejas de la misma galaxia: 'Brangelina' (Brad Pitt y Angelina Jolie), 'TomKat' (Tom Cruise y Katie Holmes), “WillJada” (Will Smith y Jada Pinkett), por no citar a otros astros como Demi Moore, Bruce Willis, Jim Carrey, Eva Longoria and so on...

O sea que esta isla se ha visto sacudida por un tifón, un tornado glamouroso que ha dejado al pobre Náufrago en coma veraniego, con tanto escote, tanta pierna, tanta espalda, tanta joya, tanto peinado, tanta chaqueta , tanta corbata.

Y al lado de la página “Vivir el verano”, para completar el terremoto mediático, otro huracán mucho más casero y más de andar por casa: Paquirrín – “¡hijo mío , no gano para sobresaltos contigo!” – enamorado de una ‘stripper’, en la variedad lésbica.

¡Qué calor hace en verano!

No conviene desvelar los misterios

Anoche, cuando a última hora descubría las primeras noticias reveladoras de la realidad que se ocultaba en torno al llamado Solitario, cuyo halo de misterio le había ido elevando a la mitología de los 'héroes' de la delicuencia, me topé con una sentencia de Bob Ezrin, músico y productor canadiense que saltó a la fama en los setenta como productor de grandes álbumes de Alice Cooper, Pink Floyd, Lou Reed, Kiss y Peter Gabriel. El disco más famoso, producido por él, es "The Wall" de Pink Floyd.

La frase la aplica a las 'ídolos musicales', pero encaja en cualquiera que es elevado a la cumbre de la fama, es decir, esas montañas de humo a las que el marketing eleva para mantenerlos por encima de las cabezas de sus admiradores. No es conveniente que ni los artistas, ni los políticos, ni cualquiera que pretenda estar por encima de los demás , sea 'descubierto' por la plebe.

La frase es la siguiente:
  • " The key to building a superstar is to keep their mouth shut. To reveal an artist to the people can be to destroy him. It isn't to anyone's advantage to see the truth.
  • "La clave para forjar una superestrella es no dejar que abra la boca. Dejar al descubierto a un artista ante el público puede acabar con él. No interesa que la gente conozca la verdad"

Hay otra versión más castiza, que les dejo que completen, porque a veces el Náufrago es políticamente correcto: " Cuando habla la c.....". Por cierto , que la frase no es sólo aplicable a folclóricas y similares, pueden ascender - o bajar, según se mire - a políticos y otros próceres que cuando abren la boca descubren quiénes son. Es el momento de llevarse las manos a la cabeza y exclamar: " ¡En qué manos estamos!"
..............................
Imagen: La Fama

martes, julio 24

La Soledad del Misterio

Está visto que nada hay tan intrigante como el misterio. Lo desconocido atrae, despierta curiosidad. Ese halo invisible que le rodea marca una distancia y hasta un respeto temeroso. Es como una barrera protectora que pone cerco a todo aquel o aquello que no quiere darse a conocer. Las religiones, el Poder, siempre han recurrido a esa distancia, reservada quizá a unos pocos ‘iniciados’. Es importante mantener al hombre alejado de lo misterioso, oculto, arcano, para que sea temido, respetado, hasta admirado.

En cuanto el misterio se quita su careta, su peluca, sus gafas de sol, como le ha ocurrido al recién apresado “ Solitario”, ha desaparecido todo ese halo de desconocimiento que le rodeada y le elevaba en cierta forma por encima de los mortales, aunque fuera por acciones violentas , incluso mortales.

Ha bastado conocer una parte de su vida, su domicilio, su carácter, su verdadero rostro para que el misterioso Solitario haya descendido al nivel de los vulgares atracadores. El toque definitivo lo ha marcado, más que su cara, sus palabras, entre retadoras y orgullosas: "Hola a todos, soy el 'El Solitario', ¡Salud españoles!". Quizá junto al dinero y la sangre lo que perseguía era un afán de protagonismo de su yo. Él mismo se sentía orgulloso del nombre que le había dado la prensa: “El Solitario”.

El misterio de su ‘soledad’ parece más hondo aún que la de sus ‘actuaciones’

Otra de perritos.


By DOUCE

Hoy me toca a mí hablar de mis amigos. Lamento no poder contar buenas noticias, pero desde esta isla quiero que se oiga mi voz, aunque sólo llegue a unos pocos. Contaré escuetamente las cosas porque hablan por sí solas, sin adornos de ninguna clase.

- Sucedió en Baiona,( Pontevedra). Una villa que a mi papá le trae hermosos recuerdos. Allí descubrió el mar por primera vez, él que es de tierra adentro. Tenía trece años. Recuerda aún la impresión que le produjo aquel intenso olor a salitre y aquella extensión de agua donde su vista se perdía. Pero no era eso lo que yo quería contar, era tan sólo para decir que el sitio añade para él algo más íntimo a lo que allí sucedió anteayer, según ha podido leer.

- Así que volvamos a empezar. Baiona (Pontevedra). Los vecinos alertan al amo y a la Policía local que encuentra a la perrita en un bosque cercano después de haber sido arrollada por un vehículo.

- Los agentes llegan, según ellos, a las 22:30 horas. La perrita dolorida mira a los agentes esperando quizá que la recojan y la lleven a un sitio donde pueda ser curada. Sin embargo los agentes ven al animal y lo dejan allí desangrándose: "No podíamos hacer otra cosa", se justifican (!!!). Al parecer en la villa marinera el Ayuntamiento no dispone tampoco de un servicio de acogida de animales. (La cronista, no indica qué tipo de 'animales').

- El vecino acude a la Policía local que en un primer momento niegan los hechos, luego indican al dueño el lugar dónde se encontraba el animal que habían dejado abandonado. Al llegar su amo "la encontró moribunda, muy asustada y dolorida", explican desde 'Animais sen Fronteras'. La perrita tiene la cadera destrozada y podría tener que ser sacrificada.

- Reflexiones: todas las que quieran. Sobre la actuación del conductor que atropellara al animal, la conducta de los agentes, sus mentiras, la falta de un servicio de recogida y tantas otras que puedan pasar por su cabeza.

  • España, a 24 de julio del Año de Gracia de 2007. Atapuerca, me queda más cercana.DOUCE

Un perro llamado Zarc

Hola, de nuevo. Soy Douce, la becaria de esta bitácora. Los que se pasan por la isla ya me conocen. Si no escribo más es porque este Náufrago no me deja meter baza, y sólo puedo meter mi pezuña cuando él no tiene nada que criticar. Pero bueno, no vamos a ponernos a malas con él, no sea que no me deje escribir, con lo que a mí me gusta.

Esta mañana, cuando regresaba de paseo con uno de los chicos, olí que había llegado a casa desde la puerta del jardín. Corrí precipitadamente hasta el ascensor, inquieta, nerviosa, por saludarle. El se mostraba ufano y me decía que nadie se alegraba tanto de verle como yo. Pero, dejemos nuestros amores, porque tengo historias más interesantes que contarles.

En realidad es él el que me la ha dado a conocer. Esta mañana me dijo que había leído varias historias que hablan de nosotros. Como siempre, los periódicos en verano, cuando los políticos se van de vacaciones, largan algo menos y se quedan sin noticias que llevarse al ordenador, entonces se acuerdan de que nosotros existimos. No somos ‘serpientes de verano’, pero lo parecemos. La verdad es que, como casi siempre, somos noticia por acontecimientos tristes más que por la cantidad de cosas buenas que hacemos.

Somos un poco la canción del verano:"Perros abandonados". En 2005 se contaron 200.000 y eso que sólo se contabilizan los que sobreviven y son llevados a alguno de los centros de acogida. Los otros, o mueren tirados en la carretera, los arrojan a un pozo o les hacen “tocar el piano”. La verdad que al contar en qué consiste esta ‘gracia’ humana, se me encoge el estómago y se descontrola mi corazón, pero quizá deba decirlo para mostrar hasta dónde puede llegar la crueldad de los que se denominan humanos. Emplean esta expresión porque mis amigos, cuando los cuelgan, tratan de tocar el suelo con las patas delanteras y a ellos les parece que estamos tocando el piano el Réquiem de Mozart. ¡¡¡Buffff!!! Déjenme respirar hondo, porque sólo al escribirlo e imaginarlo, se me ha revuelto todo por dentro.

Vayamos a un caso menos trágico y, aunque triste, más esperanzador porque mi intuición canina me dice que volverá a encontrar a su amo. Se llama Zarc, es madrileño y su amo, Sergio , desolado, está buscándolo. Zarc es un ‘basenji’, una raza bastante exótica de la que hay muy pocos ejemplares. Los ‘vetes’ que son los que saben un poco de ello, calculan que apenas nacen 20 de ellos cada año en España. Por supuesto, yo nunca me he cruzado con un ‘basenji’. A ninguno de mis amigos le pido su ‘pedigree’, es algo que me trae sin cuidado. Yo quiero a mis amigos por los que son y si digo la verdad, siento más simpatía por esos perritos que vete tú a saber de qué raza son. Yo no hago ese tipo de distinciones.

Pero ya que hablamos de Zarc, he tratado de saber algo más de los perros de su raza, aunque lo que más me ha emocionado es lo que Sergio cuenta de él: “Zarc me ayudaba mucho a llevar una vida ordenada, sobre todo desde que diagnosticaron diabetes”. Esa frase me ha conmovido y me ha llamado más la atención que otras características de una de las razas más antiguas de nuestros antepasados Estos perros son originarios de África, de la región central. En su país natal, el Congo, lo utilizaban para cazar presas menores, pero para los faraones egipcios fue un perro querido en la corte. Estoy viendo una foto de Zarc frente a la Puerta de Alcalá, en Madrid. Es muy guapo, tiene las orejas puntiagudas el pecho y el morro blancos y el resto del cuerpo negro con el rabo enroscado. Como es fuerte, ágil y juguetón es fácil que se haya recorrido todo Madrid, desde que se alejó de su amo, pero tiene un chip y está registrado, así que cualquiera que lo encuentre puede llevarlo a cualquier veterinario y lograr que él y Sergio vuelvan a encontrarse.

Yo sé lo que es la alegría del reencuentro cuando mi papá o alguno de los chicos, se marchan de viaje. A veces me paso horas sobre la alfombra, vigilando la puerta, esperando a que lleguen. Y sé que Zarc regresará a su casa.
DOUCE
Foto: Sergio Palacios /La Razón

lunes, julio 23

¡Bienvenido al Club!

¡Bienvenido al Club!

Photo Sharing and Video Hosting at Photobucket

Carmen Rigalt y la Cultura veraniega

Cuando leo los periódicos, suelo pasar por encima las noticias que hablan de política nacional. Me basta saber qué periódico estoy leyendo para conocer el sesgo que le van a dar al asunto. Suelo detenerme un poco más en las páginas que más o menos tratan de ‘cultura’ y leo las columnas que mantienen algunos periodistas. Tengo un reducido grupo de columnistas a los que suelo leer por diversos motivos que no es el caso de explicar aquí ahora.

Una de esas firmas, no sé si lo he dicho ya alguna vez, es la de Carment Rigalt, ‘Testigo impertinente’ de lo que se cuece en eso que se llama Sociedad, con mayúsculas. Se mueve con femenino desparpajo, sin caer en lo zafio y el chismorreo como otras colegas suyas, ‘investigadoras’ de oficio. Sabe guardar la distancia, observar, y lanzar los dardos con agudeza, haciendo la pupa necesaria, sin cebarse en las víctimas.

Esta ‘jodida catalana’ , como se autodenomina, maneja con maestría un lenguaje que no es la de su Vinaixa natal. Es catalana de alma y corazón, pero lo suficientemente abierta para que quepan en ella dos ‘culturas’ que se complementan y no se contraponen como pretenden otros paisanos suyos en los que no caben dos lenguas, dos 'matrias'... Como los hay del otro lado del espejo. Esta apertura de espíritu, su timidez osada, su racionalismo emotivo, su ordenado desorden, sus creencias descreídas, su humor ácido... La Carmen "susceptible, orgullosa, depresiva, maniática, asquerosamente descreída, asquerosamente responsable, asquerosamente celosa, asquerosamente insegura”, como ella misma se define en su último libro: “Diario de una adicta a casi todo”, es la que me hace leer lo que ella escribe.

Me gusta esta mujer que ‘ a veces es la que no es, que en resumidas cuentas, no sabe lo que es’. Al fin y al cabo no es una mala manera de andar desnuda por la vida, sin que nadie se dé cuenta, ni ella misma.

Ayer, en su crónica dominical, hablaba de esta “Cultura de verano”, de cómo el nuevo ministro del ramo no está dejando títere con cabeza del teatro de marionetas montado por Pixie Dixie. Habla de la fauna de las letras que hacen sus bolos de verano siguiendo un ‘tour’ por las universidades veraniegas que parece que no dan tanto ‘juego’ como antaño, pero sí jugo para estos ‘artistas’ de la pluma. De alguna manera tienen que completar su ‘budget’, porque debe ser muy duro eso de escribir para ganarse las lentejas. Ya se ha montado un “Gran Hermano” cultural que recorrerá la ruta marítima jacobea en el 'Barco Escuela MIR'. También son ganas de ir tan lejos a buscar un nombre para la nave, teniendo otros más cerca y más ‘xacobeos’.

Esta “Traslatio Literaria e Xacobea” zarpará el 4 de agosto, gracias a los 450.000 euros que aportará la Xunta gallega. El barco cultural partirá desde Valencia y recalará en Cartagena, Málaga, Cádiz, Lisboa y Vilagarcía. Para terminar la ruta, los peregrinos literarios recorrerán a pie ‘el camino’ desde Padrón hasta Compostela y dar el cabezazo al Santo dos Croques. Allí llegarán, ‘fervorosos’ imagino, los Juan Manuel de Prada, Rosa Regás, Fernando Marías, Espido Freire, Marta Rivera de la Cruz, Luisa Castro, Fanny Rubio , Xulio López Valcárcel y alguno más.

No hay como el ‘Santo Matamoros?, para reunir a tan piadosa y variopinta cofradía.

Negocios celestiales

Photo Sharing and Video Hosting at Photobucket

El Poder de poder y el poder de la Mentira

Hace ya unos cuantos siglos...

- “A ver, Google, dime cuántos”

- “... Cuatro, querido”.

Pues ésos, los que dice Mister Google, recurso de ignorantes. Como este Náufrago, por ejemplo. Pues eso, allá por el décimo séptimo siglo, un Rey ‘soleado’ o calentado , dicen que pronunció aquello de “L’État, c’est moi”.

Es lo que piensan, aunque lo disfracen de ‘democracia’, todos aquellos que son lo suficientemente ineptos para que el poder se les suba a la cabeza. Podríamos citar a tantos , pero dejo que cada cual cubra la lista como le plazca, y recordaré una frase de otro “Rey Sol”, o “Presidente Sol” que dijo lo siguiente: “Comme un homme politique ne croit jamais ce qu’il dit, il est étonné quand il est cru sur parole”...

Traduzcamos la frase de un señor que se llamaba Carlos y se apellidaba De Gaule, o sea Carlos de la Galia. Otro gallo u otro pollo: “ Como el político no se cree nunca lo que dice, se extraña cuando le creen, así, por las buenas”.

No está mal que al menos, alguno, no son tantos, revele los secretos del arte de engañar. Hay tontos, de todos modos, que todavía los creen o los creemos, no excluyamos a nadie del país de la Tontería o la Tontuna.

Y ya que hablamos del lenguaje del ‘mentiroso’, les propongo este acertijo que me he encontrado por ahí. Y si están de vacaciones tratan de resolverlo.
********


"Juan es un mentiroso con una peculiaridad. Él miente 6 días de la semana , pero hay un día de la semana ( siempre el mismo , claro) en el que dice la verdad.

En tres días sucesivos , nos dijo lo siguiente:
  • Dia 1: "Miento los lunes y martes"
  • Dia 2: "Hoy es jueves, sábado o domingo"
  • Dia 3: "Yo miento miércoles y viernes"
¿Qué día de la semana es el que Juan siempre dice la verdad?"
********

[Habrá premios fabulosos. No lo olviden , lo dice un metiroso.]

Línea de fugas

No sé si es la línea quebrada de las rocas,
o la cercana línea del horizonte lejano
o el barco que por un rato se relaja.
No sé si es la isla con su faro
faro de isla, isla de Mouro,

No sé si las leves siluetas de montañas difusas
o las rocas, el barco, la isla , el mar,
el juego de las líneas que trazan
el marco que encuadra la bahía,
las que me hacen entrañable la mañana.

Pero es mi refugio cotidiano,
es mi costumbre hecha yo mismo.
Son ellas yo y yo soy ellas,
las que me enmarcan


domingo, julio 22

Don Jesús y el Gran Poder

Debo decir que me sorprendió, como una especie de latigazo, leer en la portada del periódico local D.M. este título, a dos columnas: “ Fallece Polanco, Hijo Adoptivo de Cantabria." Arriba, a gran tamaño, la foto de su potente cabeza, en su despacho, con una sonrisa difusa, como si lo de sonreír no fuera lo suyo.

Fue una sorpresa, porque no conocía su enfermedad, que fue seguida de una asociación inmediata: Poder-Muerte. Me resultaban dos nombres opuestos, difícilmente asociables. Pero de nuevo, la fría Parca había impuesto su trágica superioridad y dejaba en casi nada lo que había sido el símbolo de la Sombra poderosa que durante más de treinta años había trazado parte de la trayectoria de este país. Jesús del Gran Poder fue el nombre que muchos temieron, que otros adularon. Y a él no le disgustaba, al parecer, que así le consideraran, los que se decían amigos o a los que él anatematizara.

Quizá fuera la revancha de aquel huérfano, vendedor de libros a domicilio, de campamentos del Frente de Juventudes, de sesiones continuas en cines de barrio, de pensiones modestas que iría ascendiendo, peldaño a peldaño, hasta la cumbre del poder mediático. Sin duda se necesita un carácter, una capacidad de lucha, intuición, acuerdos con el poder, atrevimiento, maniobras nocturnas, capacidad de liquidar a los adversarios, resolución, frialdad unida a la ambición.

No voy a hacer aquí la glosa de sus méritos, lo dejo para los panegiristas, hagiógrafos y estómagos agradecidos que no faltarán y que le deben cuanto son . Deberán seguir viviendo a la sombra del gigantesco árbol que plantó con su vida. Con el respeto que me produce una persona igualada en la eternidad ya por la muerte, no me privaré de decir que este Jesús del Poder no lo sentía mío.

Por supuesto, no lo conocía personalmente, pero su simple imagen, sus maneras de pisar por la vida, no encajan en mis afinidades. No me gustan los que hacen ostentación del poder y lo ejercen sin la menor vacilación. Quizá sea así como se labran los grandes poderes, cosa que la verdad, ni me importan, ni siento atracción alguna hacia ellos. No me gusta nada, alguien que es capaz de lanzar retos como: “El que se me enfrente, que se vaya de España”. Y mucho menos el que hace alardes de otros 'poderes' de esta guisa: “Yo echo cinco polvos sin sacarla” ante una joven periodista que, al parecer, le entretenía demasiado.

De todos modos, don Jesús, le deseo un descanso en paz. Es el destino inexorable de todos y hacia él vamos, más deprisa de lo que podamos imaginar.

La generación H.P.

EL FENÓMENO HARRY POTTER

Desconozco absolutamente la vida y poderes de este héroe llamado ‘Enrique el Alfarero’, alias Harry Potter. No conozco el colegio en el que se formó, nada sé de sus poderes mágicos, de sus amigos, de sus encarnecidos enemigos, de sus amores si los tuviere. Sólo conozco la magia del marketing y del dinero, el Mago que consigue que el mundo discurra por los caminos que indique su varita mágica.

Me he preguntado por qué cientos de miles , de millones de adolescentes y más maduros, esperan ansiosos que las nuevas aventuras del mago de poderes superiores, debele a sus astutos enemigos, y logre derrotar a la maldad, a la astucia y al ‘Volador de la Muerte’. En Londres, Madrid, Nueva York, Pekín, Tokio o Karachi, miles de personas han esperado, durante horas, a que el nuevo maná descendiera a saciar sus espíritus y les hiciera volar por encima de la maldad, los peligros, las trampas y sobre todo la rutina asfixiante, que les rodea.

Carmen, una venezolana de 21 años, que ha viajado desde su país hasta Londres para poseer el libro en primicia, hace sus propias profecías sobre el destino del héroe mientras espera que el céntrico Waterstone de Piccadilly, abra sus puertas: “ No tiene una familia, ni una vida normal... es mejor que muera”, afirma convencida, matando a su héroe. Valle, la chica que se ha desplazado desde Málaga también llora por su héroe: “ Harry morirá, es demasiado vulnerable, no puede sobrevivir”.

No sé si Harry es poderoso o vulnerable, si es audaz y al mismo tiempo frágil. Quizá sus admiradores necesiten un héroe así capaz de amistad, de coraje, de crecimiento, de amor, de responsabilidad, de luchar contra los protagonistas de la muerte. La generación Potter, necesita que alguien les descubra que se puede volar sobre las nubes, que pueden huir de un mundo donde se les da todo hecho para no sentir nada. Todos los hombres, no sólo los niños y los adolescentes, han necesitado a lo largo de sus vidas de ‘historias sagradas’, de ángeles que les protejan de los demonios que les son familiares, necesitan guías que les indiquen cómo atravesar el desierto hacia la tierra prometida que mana leche y miel.

El hombre, desde siempre, ha necesitado quien le libere de diablos, de enemigos, que le ayuden a liberarse de sí mismos, a veces sus más cordiales enemigos. Necesitan magos, gurús, maestros, imanes, sacerdotes, dioses que les indiquen el camino del cielo, ese lugar ‘donde reina el amor y el conjunto de todo bien sin mezcla de mal alguno’.

Y mientras las gentes buscan ansiosamente superar la realidad de la vida, habrá siempre un “Bloomsbury” que rentabilicen la necesidad de evasión y sueños del hombre, desde su adolescencia. También existe eso que llaman ‘iluminación’. Puede ocurrir en cualquier momento, por ejemplo en las cuatros horas que tarda un tren repleto, en el trayecto de Manchester a Londres.

sábado, julio 21

Mirando al mar

¡Y uno....! ¡Y dos...! ¡Y uno...!



Un salto a Salta (Argentina)


  • Poder viajar sin moverse del sitio donde vives y te acuestas, es sin duda un privilegio... es el consuelo de los pobres-ricos, capaces de trazar rutas imposibles , rutas recordadas, o itinerarios que te cuentan.
  • Poder viajar sin coger ningún avión, sin perderte en ningún aeropuerto, sin subir maletas a ninguna habitación.
  • Cuando no subes a las montañas, ni caminas por los valles, ni contemplas los lagos, los salares...Y los salares, los lagos, los valles, las montañas, vienen hacia ti.
  • Cuando resuenan en tus oídos los sones de la quena y el charango y oyes nombres que algún día sonaron a canción: Tucumán, Jujuy, Catamarca, Salta...
  • Quiere decir que alguien te habló de montes, de valles, de quebradas, de gentes amables, de decadencias con encanto, de “un derroche de generosidad de la naturaleza, esa hija de puta”.
  • Estoy hablando de un viaje que he hecho sin moverme, de un viaje que ha venido a ‘viajarme’, mientras el Cóndor pasa y Los Calchakis tocan

Prefiero ser un cóndor que un gorrión
y volar sin soñar y sin canción.
Prefiero ser un árbol que una flor
y crecer sin temer y sin dolor.
Buscar sin encontrar jamás
sin descansar sin fe ni paz.
y así pasar. Y así pasar.

Prefiero ser el beso que el amor
y morir sin sufrir y sin cesar.
Buscar sin regresar jamás
sin encontrar sin fe ni paz.
Partir y nunca descansar y así vivir
y así pasar. Y así pasar..



Los Chalchaleros de Salta

¡Qué culpa tienen las chufas!

  • Evocaciones

Ya sé que estamos de vacaciones - algunos, de vacaciones ‘ad perpetuam...’- , y resulta de mal gusto evocar recuerdos escolares. Lo que pasa es que en esta isla cada vez se respetan menos cosas cuando al Náufrago le apetece recitar su pertinaz salmodia: evocar hechos pasados. Sean benévolos con él, al fin y al cabo, es su segundo corazón el que evoca y habla.

Y es que a veces, como ayer con el ‘aro’, cualquier nimiedad le retrotrae a momentos vividos. Debe de ser cosa normal, cuando al mirar hacia delante y hacia atrás ves que el trecho delantero se hace cada vez más estrecho, mientras se va alargando el tramo recorrido. Es una evocación de vida, más que de nostalgia. El haber vivido, te proporciona al menos lecciones que pueden ser válidas y de provecho para recorrer más lúcidamente el camino que reste. Se trata sobre todo de usar el retrovisor vital para no tener demasiadas sorpresas con lo que va delante. Vaya, ya me he enredado, como siempre.

  • Nuevas costumbres
Quería decir, que hoy en día, en tiempos de abundancia y de consumo, las costumbres escolares son bastante diferentes de aquellos años de miserias de posguerra interminables. Hoy, las chicas y los chicos entran y salen del Instituto en sus horas de recreo, lo aprovechan para visitar la ‘cantina’ del Instituto o se reparten por los bares o tiendas de chucherías de la zona. Allí, según los gustos, se zampan un bocadillo de tortilla, a lo “Chez Jean”, se toman un donuts, una caña de chocolate, una bolsa de gusanitos o de palomitas, o dan cuenta de palmeras y toda la bollería que se ponga al alcance. A veces, cuando te cruzas con algún jovencito de ésos, en edad crecedera, te puedes topar con un bocadillo, ‘así de grande’, tras el cual aparece una boca enorme en trance.

Y ahora va la ‘comparanza’. Recuerda el Náufrago, que los Hermanos Maristas no dejaban salir del recinto escolar en horas de recreo, y ay de aquellos que ‘formaran corrillos’ durante el recreo. ‘Vete tú a saber qué ‘secretos’ estaría comentando su adolescencia’. Así que había que jugar a algo. Para eso había un patio enorme donde darle a las pelotas. Eso, si no te hacían recorrer el perímetro del recinto recreativo, dando vueltas al patio, por cualquier ‘incumplimeinto’ en las clases anteriores.

  • Las chufas de la señora Engracia .
Pues allí, en aquel santuario de virtudes, disciplinas y estrecheces, no había ni bar, ni cantina, ni tiendas donde comprar caprichos ni chuches. Sólo, a la entrada, se hallaba una señora de pañuelo a la cabeza, toquilla y falda larga, que a su lado tenía una cesta de mimbre que albergaba, palos de regaliz, o regaliz ‘regalizado’, chufas secas o remojadas, algún chicle, chochos (altramuces) y alguna golosina más. Era todo el surtido del que los chicos del cole se podían surtir para matar, o al menos herir, el hambre de aquellos años.

Hoy, sin saber cómo, vi que mi hijo mayor, doblada ampliamente la edad adolescente, al hacer la compra, había decidido traer chufas a casa, y las había puesto en un cuenco con agua. Al levantarse, el Náufrago vio aquellas chufas, y sintió un poco la sensación de Proust con su socorrida magdalena... Cual nuevo Adán, no pudo resistir la tentación de probarlas. Hacía años, docenas de años, que no había vuelto a comer las chufas como las que vendía la ‘señora Engracia’. Cogió una, pensando quizá que al probarla volvería a sentir aquel mundo de sensaciones distintas asociadas a este tubérculo. La mordió, y enseguida sintió un gran desencanto, aquella trufa sabía sólo a trufa y la notó áspera, reseca, menos dulce que las trufas de sus recuerdos. Es más, no fue capaz de acabar de degustarla y echar a la basura las asperezas que no era capaz de digerir.

  • No vuelvas a las chufas de antaño
Entonces encontró la lección de la trufa: “No vuelves nunca con tu corazón de ahora a tus chufas de antaño". Nada volverá a ser igual. Ni tú, ni las chufas, sois los mismos. No se te ocurra nunca tratar de revivir el pasado. Ese ‘tiempo’ ya no existe. No volverás nunca a bañarte en las mismas aguas, aunque te parezca que el río sigue siendo el mismo. No regreses nunca adonde fuiste feliz, la vida tiene un solo sentido, hacia adelante.

viernes, julio 20

Libertad de expresión. Secuestro. Respeto y buen gusto.

En los tiempos que corren, antes de que la ‘educación para ciudadanía’ logre sus ‘benéficos’ resultados, tendremos que bailar en la cuerda floja o la invisible frontera que marca dos valores : la libertad de expresión, la libertad de los demás a su honor. Esta frontera de difícil definición muchas veces, no le compete a la policía, sino a la justicia, en caso de que ésta exista. Tengo mis dudas, que le voy a hacer.

Estamos ante un caso que es lógico divida las opiniones, porque se combinan distintos aspectos: la libertad de expresión, la trasgresión del arte, el buen gusto, la oportunidad, el oportunismo y la publicidad gratuita.

Expondré mi opinión: el dibujo que aparece en la portada de una revista, a la que no le haré la publicidad gratuita, me parece de muy mal gusto. De que eso 'venda', estoy seguro, y supongo que es lo que busca una revista de humor gráfico. Que se decida su ‘secuestro’, me parece contraproducente si lo que se pretende es que el dibujo en cuestión no llegue a sus destinatarios. Es más, aumentará el número de curiosos, entre otros, el que esto escribe , porque si no hubiera sido ‘noticia’ de portada en los telediarios no sabría ni que esa revista seguía existiendo.

Ahora la he visto y me sigue pareciendo de bastante mal gusto, pero creo que son otros poderes los que tienen que decidirlo.

Esto es lo que los mismos ‘humoristas’ gráficos alegan:

"Somos humoristas gráficos y trabajamos conscientes de que nuestra obligación, lo que nos piden los lectores, es que exploremos el límite de la libertad de expresión. Podemos aceptar que, incluso, en alguna ocasión, lo podamos traspasar . Gajes del oficio. Si nos pasamos para eso están los tribunales pero...¿un secuestro? ¿ la policía recorriendo los quioscos de todo el país retirando nuestra revista? ¿ De verdad escribimos esto el 20 de Julio del 2007?"