miércoles, enero 31

Acotaciones al margen de la página de un día

  • Sala de profesores.- 10:15 h.

Alguien toca con los nudillos en la puerta. El profesor se acerca, abre. Un chiquillo de tez morena le dice:

- "Me podría dar un ‘parte de faltas’, por favor". (Sorpresa mayúscula en la cara del profesor ¡todavía hay gente en este instituto que pide las cosas ‘por favor’!¿O es que estoy soñando?). Sin reponerse del susto , le da el impreso correspondiente al demandante.


- “¡Muchas, gracias!” (El profesor está a punto de desmayarse)

Aclaración: Era un chico ecuatoriano.

  • Última hora de la mañana:13:20 h
El profesor de guardia entre en el aula dispuesto a hacer su 'guardia'. Trae sus deberes hechos. Al fondo un chico moreno, cara redonda, pelo algo rizado, sigue charlando.El profesor de guardia se dirige hacia él.

-“ A ver , ese chico del fondo. ¿Podría callarse?”

- “¿Héeeee?”, es la respuesta-pregunta.

- “No soy ni una oveja , ni una vaca” , responde el profesor. (Cara de sorpresa en el interpelado)

- “¡Hombreee!", responde-pregunta?, el aludido

- “ No entiendo que quiere decir ese “Hombree”! ¿Hablamos el mismo idioma? (Risas en el del “ hombréee”, tapándose la cara y riendo)

- “ ¿De qué se ríe?”, pregunta el profesor

- “ Yo no me he reído”

- “ Sigo convencido de que no hablamos el mismo idioma, yo he visto unas manos que tapaban una cara y hacían un gesto de risa...” Y añade :tenía previsto bajar a la sala de ordenadores y hacer allí algunos ejercicios que he preparado expresamente para esta guardia. Pero he cambiado de parecer . Vamos a quedarnos aquí. Creo que he perdido una hora preparando lo que les pensaba proponer. Lo siento” (Una chica vuelve la cabeza para mirar la reacción de su compañero)

- “¡¡Y tú por qué me miras!!” le dice el ‘mirado’.

El profesor pide al alumno que le acompañe a la Jefatura de Estudios donde expone lo sucedido, y algo no contado, al Jefe de Estudios. Ambos deciden , después de una breve conversación - el alumno es un viejo 'conocido' de la casa - que el alumno se quede allí para no privar al resto de compañeros una actividad más provechosa que esperar 50 minutos a que suene la hora del final de la mañana. El profesor de guardia vuelve al aula y baja con el resto de la clase al aula de ordenadores donde había preparado una serie de actividades relacionadas con la asignatura que les correspondía.

La hora transcurrió provechosa y distendida.

(Ah, el chico en cuestión, se llamaba Kevin, era también ecuatoriano, tiene 13 años. Hay de todo)

NO a los políticos, NO a los que nos hablan de ellos.

Partamos de una experiencia que sin duda todos ustedes habrán experimentado. Han viajado al extranjero, han hecho un viaje turístico, han alquilado una casa rural en un pueblo perdido, han estado de camping en un rincón perdido, o sencillamente se han dado unas vacaciones. El período es lo de menos, 5 días, un mes, un fin de semana...basta que sea un lugar o que se dé una circunstancia que nos mantenga lejos medios de comunicación .Durante ese tiempo, no tienen oportunidad, ni ganas, de leer prensa, ver ninguna cadena de televisión , escuchar una emisora de radio, a no serque se trate de un caso de claro vicio y masoquismo, en absoluto recomendable.

En esos casos , es seguro que no echan de menos para nada las trifulcas políticas, se olvidan de las últimas peripecias de los ‘famosillos’ de turno, ni hasta se acuerdan de los partidos de fútbol, de los campeonatos del mundo de lo que sea y hasta del sudoku... En esas circunstancias, se siente una sensación de paz, de sosiego, de serenidad interior olvidada , que habíamos olvidado que existiera. Y es que estoy convencido de que los medios de comunicación son gravemente nocivos para la salud emocional de los españoles. Tanto “tú dijiste” , “yo dije”, “vosotros más”, “pues a mi ZP me parece...”, “¿los del PP qué quieren?”, “Proyecto de ‘ Paz’?, ¿De qué?”, “Farruquito se confiesa”, “Alcorcón sitiado”, “Ronaldo contra Capelo”, “Calderón contra todos”... Todo eso no puede ser bueno para el corazón , para los nervios, para el hígado, para los riñones. El sistema endocrino, el ‘exocrino’ y hasta el sistema decimal tienen que acusarlo.

No es por dar ideas a la Salgado, experta en prohibiciones de hamburguesas, tabaco , dietas y todo lo que pueda perjudicar el equilibrio biológico de los españoles, pero no estaría mal una campaña para la imposición de períodos de abstinencia mediática, durante los cuales estaría prohibido el leer la prensa, oír determinados programas de radio, y evitar ver casi todos los programas de televisión. ¿Se imaginan cómo cambiaría el humor de los ciudadanos de este país? No habría tantas broncas en los centros de trabajo, en los bares, sería casi una delicia viajar en el metro o en los autobuses municipales, reinaría una paz beatífica en los hogares. El sistema nervioso, el linfático, la tensión sanguínea, los dolores de cabeza, la necesidad de ayuda psiquiátrica, mejorarían notablemente.

No crean que hablo por hablar, a humo de pajas, sin ton ni son, es que lo he experimentado en mis propias carnes ‘tolendas’. Estos últimos días, por fas o por nefas, por esto o lo otro, me he abstenido de oír las tertulias radiofónicas, no he seguido la actualidad política y por supuesto no he visto la tele. Cuando hoy a la hora de comer me conecté de nuevo y vi la imagen del señor Ibarreche porque por lo visto iba a declarar ante no sé que juez , de no sé qué juzgado y que se paseaba triunfalmente entre besos, vivas, apretones de mano, con su santa esposa del bracete , orgullosa de su popular, perdón, nacionalista marido, comprendí que mi estancia en el paraíso había terminado que había expirado el pedacito de tranquilidad y de Felicidad beatífica que me había sido concedida como a todos los que se mantienen al margen de la vorágine de los mangoneos políticos. ¡¡Váyanse todos a la...!!

  • “Bienaventurados aquellos que hacen oídos sordos al graznido político, porque ellos alcanzarán la serenidad del ánimo” .

martes, enero 30

La respuesta 'sexual' de Douce

El otro día, como algunos de ustedes sabrán, se me ocurrió dar cuenta en esta bitácora de mi malestar y mi protesta por lo que yo estimo un caso flagrante, es decir claro, evidente, de la represión sexual de que soy objeto en esta casa donde vivo, por parte de mi amo. De momento lo de papá lo dejaré para cuando soplen mejores vientos , porque aún sigo notando las mismas estrecheces y rigores.

Creo que las razones que exponía aquí eran lo suficientemente claras para poder ser comprendidas por cualquiera que tenga voluntad de entenderme. Así ha sido por parte de algunas personas que me han animado a seguir con mi campaña “pro libertades de especie y de sexo”. Ha habido sin embargo quien, con cierto retintín, ha querido tocarme ligeramente los... pies aludiendo a no sé que razonamientos socioeconómicos que yo no manejo demasiado bien, porque , usando un palabro de mi amo ,que como siempre lo copió de otro y lo vende como propio, yo no me rijo por reglas económicas ni sociales. El único motor de mi conducta en todos aspectos de mi vida no es la lógica humana, sino mi cardiaca razón. Y ya puestos a plagiar yo también sé hacerlo, y si él echa mano de Unamuno yo retrocedo aún más en la historia de las citas y recurro a Pascal. Además se lo voy a decir en francés por si le suena mejor: “Le cœur a ses raisons que la raison ne connaît pas." O sea , que yo uso sobre todo mi ‘corazón’ a la hora de actuar y la razón la dejo en segundo plano.

Estoy segura de que eso mi ‘lametona’ comentarista sabe entenderlo y lo hace un poco para 'picarme'. Aún teniendo razón que en el reino de lo humanos pueda ser verdad que si no se es económicamente libre uno, o una en este caso, se ve obligado a aceptar las reglas que impone el dinero, yo me rijo por las reglas animales donde la economía no tiene nada que hacer y son otras las normas a las que nos acogemos. Por ejemplo al respeto de las libertades de unos y de otros.

Y si a criterios ‘humanos’ debemos acogernos diré a Mariluli que es la que me da esos consejos , no dudo que con la intención de mostrarme la realidad humana, he de decirle que si no tengo dinero es porque tengo mi salario mínimo congelado en minimísimos niveles. Mal puedo ir a que el ‘vete’ pueda intervenir para que yo pueda ‘veleidar’ según mis deseos si por todos los servicios que yo presto en esta casa , que son muchos, no soy remunerada por todas las tareas para las que mis múltiples títulos me capacitan y hago - gratis total- a esta familia.

Has de saber , querida Mariluli, que yo ejerzo de hermana, hija, psicóloga, chica de servicios múltiples, consoladora de afligidos, diversión de aburridos, calefactora de camas, perra de compañía, pretexto para paseos extraordinarios, relaciones públicas y otros más que podría citar pero no quiero parecer presuntuosa. Creo que si yo pasara factura por todos estos conceptos , el menguado presupuesto de esta familia haría agua muchísimo antes de fin de mes.

Así que, con todo mi respeto, ‘mona’, yo también te puedo decir que no hay ‘aguante’ que cien años dure . Yo también le puedo decir a este señor tan estrecho: “¡hasta luego, Lucas!”. Siempre tendré un Nagüy o un Jos que me reciban con los brazos abiertos y si no, tengo mis cuatro patas para ganarme la vida, aunque sea con cualquier borrachín callejero.

Espero que hayas comprendido la montaña de 'razones' que me asisten. Otro lametón para ti de parte de mi lengua .De todos modos gracias por escribirme porque me gusta que se acuerden de mí, aunque sea para darme esos consejos.

Un lugar sin nombre

( ADVERTENCIA : esta entrada no es quizá la más apropiada para empezar la mañana, pero el autor que me la sugirió sentía la necesidad de expresarlo)
-------------------------

Por la mañana, cuando llega ‘allí’, ese sitio para el que no encuentra ningún nombre apropiado – se le ha camuflado bajo tantos porque nadie sabe darle el nombre que le conviene, si es que lo hubiere – se le encoge el ánimo, por no decir el alma entera. Siempre le recibe una sonrisa fresca y amable. Es el rayo de sol encargado de velar por tanta sombra.

Traspasa este umbral luminoso por paradójico que resulto el adjetivo, se pierde por ese zigzagueo de pasillos desiguales que se entrecruzan como en un laberinto que quisiera atraparle y cerrarle la salida. Esa trampa que tendió a muchas de esas sombras con las que se cruza y que quedaron atrapadas en él para siempre. No se sabe si son sombras deambulantes o los restos que la marea de la vida depositó en esta playa. Esas siluetas que pasean apoyadas en el pasamanos para tratar que sus vidas no se derrumben del todo o que sostienen unos brazos jóvenes para tratar de que no se desplomen del todo y digan: “No puedo más, no quiero más .Aquí me quedo, aquí me quedo”

Pasa deprisa, como si esas miradas le reprocharan su caminar erguido, aparentemente más seguro de sí mismo, sintiéndose más o menos libre de marcar su paso, sin sospechar siquiera qué débil es la frontera que les separa. Parecen espectros, como sombras ausentes de la vida, distintos de los que alocadamente circula por esa avenida que pasa por delante de su ‘casa’. Junto a algunos de ellos, más algunas que algunos, por no sé sabe bien qué caprichos de la vida son ellas más presencia ausente, sosteniéndolas, alentándolas, sonriéndoles , acompasando sus pasos o sus rastreos, caminan vidas jóvenes. Quizás, ellos mejor que nadie, pueden insuflarles esa ‘vida’ tan poca o desgastada que les sostiene. Sus pijamas blancos son el punto de luz, la vida que ilumina y da fuerza a tanta derrota.

Fuera , indiferente, ignorante, olvidada y olvidadiza, la vida sigue su ritmo, llena de ocupaciones y de afanes, con sus gozos, con sus ilusiones, con sus agobios, con sus esperanzas, sus traspiés, sus ilusiones, tranquila o desasosegada, ignorante voluntaria o casual de esta otra vida. Hay que ‘dis-traerse’ para no ser engullidos, hay que taponar todos los huecos para no oír esos gritos extemporáneos o esos silencios que se pasean de un lado a otro lado de pasillos, de patios, de salas en un rito monótono e interminable. Hay que acallarlos, con tertulias, espectáculos, fiestas, viajes, comadreos, discusiones sin fin, con los asuntos de siempre, una manera como otra cualquiera de entretener todas las locuras, tratando de no ver LA GRAN ESTAFA.

Pero la ‘Estafa’ no es completa – falló el ESTAFADOR - sigue y seguirá habiendo unas siluetas blancas y azules que ofrecerán su brazo, su sonrisa, procurando que nadie se sienta TOTALMENTE estafado.
-------------------
Referencia: La ilustración pertenece al cartel anunciador de la película " El Laberinto del Fauno" de Gulliermo del Toro

lunes, enero 29

Impertinencias

DESPUÉS DE LOS GOYA

Como en este país hay licencia para escribir sobre lo que no se sabe,incluídos periodistas de 'investigación', obispos, políticos, sindicalistas, presidentes del Real Madrid, sus jugadores ... (añadan los que quieran a esta lista),también tiene uno derecho a soltar alguna impretinencia sobre lo que no sabe.

  • Por ejemplo, no sé dónde le encuentran el 'glamour' a 'Pe', Pe Cruz Sánchez, ¿sólo porque los americanos, que tienen un pésimo gusto, han dicho que es guapa? Pues con permiso de los que disientan yo la encuentro más sosita que un pan sin sal.

  • Y qué me dicen del Almodóvar que cuentan que tiene talento... Pues desde al "Borde de..." me parece que vive del 'marketing' , de los 'socios' y los amiguetes. Les gusta hasta a los franceses.

  • No hace falta que el "laureado" Juan Diego, el Modesto, diga "Los actores somos absolutamente prescindibles" no es algo que le honre aunque sea ABSOLUTAMENTE cierto. Lo que pasa es que no se cree lo que dice. Lo de la falsa modestia es un truco muy viejo. Lo hacen casi todos los premiados y echan pestes cuando se olvidan de ellos.

  • Según he leído Lola Dueñas decía antes de la famosa gala: "No me importaría quedarme sin el Goya". Vamos, que eso tampoco se lo creía y barría para "Volver" a las de casa. Pues a mí me gusta más Ariadna Gil ( que se quite la Pe)

Hay que ver las tonterías que uno puede decir y eso que no vi la "Gala". Pero es que me aburren muchísimos esos festejos, esa feria de todas las hipocresías y de todas las vanidades. ¡Qué le vamos a hacer!

Y que se chinchen porque no voy a poner ninguna foto. ¡Hale!

Ars amandi II

Seguro que los perspicaces lectores de este blog se habrán dado cuenta de que su autor es una especie de sanguijuela , una suerte de parásito que fagocita cualquier ser, noticia, asunto, texto, argumento que se le cruza en el camino y se nutre de ello. Un ‘chupúptero’ que diría un locuaz y cascarrabias periodista que en paz descanse en su casita. Últimamente, cual púber adolescente, digiere, bueno , más bien trata de nutrirse, de eso tan solicitado a cualquier ‘quiromante’, adivino o ‘psycopersonaje’ que haya tratado o piense tratar el delicado tema del amor, como si el amor fuera una cosa que se toma en píldoras en desayuno , comida y cena. Pero en fin, como dicen que vivimos en un país democrático, un sistema que permite que cualquiera de sus ciudadanos pueda llegar a ser el peor informado - veáse ejemplos recientes - él no va a ser menos y vamos a dejarle que se siga informando.

He aquí lo último que ha anotado sacado de un sesudo psicólogo alemán apellidado Fromm y natural de Frankfurt. Como teoría, si el amor fuera una teoría, que no lo es, no está mal y hasta tiene su aquel, otra cosa es cómo se siente en la práctica:

“El amor sólo es posible cuando dos personas se comunican entre sí desde el centro de sus existencias, por lo tanto, cuando cada una de ellas se experimenta a si misma desde el centro de su existencia. Sólo en esa “experiencia central” está la realidad humana, sólo allí hay vida, sólo allí está la base del amor. Experimentado en esa forma, el amor es un desafío constante; no un lugar de reposo, sino un moverse, crecer, trabajar juntos; que haya armonía o conflicto, alegría o tristeza, es secundario con respecto al hecho fundamental de que dos seres se experimentan desde la esencia de su existencia, de que son el uno con el otro al ser uno consigo mismo y no al huir de sí mismos”. (E. Fromm." El arte de amar".Pág.101)


De donde parece deducirse que sin ‘esencia’ , sin algo interior, algo que dar, algo que ofrecer, no hay tu tía. Si no hay ‘algo’ que comunicar no hay nada con que enriquecerse mutuamente. Uno no va al otro huyendo de sí mismo, sino para encontrase mejor a sí mismo, de ahí que parezca ser un trabajo siempre inacabado, puesto que en cuanto se dé por terminado y hecho, se acabó el festejo.

Y ya que antes citamos su afán ‘fagocitante’ he aquí un texto cuyo original figuraba en francés y que el ‘bloguero’ vertió a nuestra lengua romance:

- El amor no es vestido o traje “prêt-à-porter”
- Es un tejido que hay que diseñar, cortar, coser.

- No es un piso que se entrega llave en mano,
- Sino una casa que hay que, diseñar, construir, mantener y a menudo arreglar.

- No es una cima ya alcanzada,
- Sino la salida desde el valle, escaladas apasionantes, caídas dolorosas, en el frío de la noche o cuando quema un sol abrasador.

- No está permitido anclar en el puerto de la felicidad,
- Sino que hay que levar anclas y viajar en mar abierto, con brisa o con tempestad.

- No es un SÍ triunfante, un gran punto final que se escribe con música , en medio de aplausos y de “bravos”
- Sino multitud de “SÍ” que van puntuando la vida, entre una multitud de “NO”, que se van borrando al caminar.

- No es una aparición brusca de vida nueva, perfecta desde el nacimiento,
- Sino el brotar de una fuente y el largo curso de un río con múltiples meandros, a veces con desbordamientos, pero discurriendo siempre hacia la infinitud del mar.
(Referencia: http://j.m.martin.chez.tiscali.fr/diverses.htm )

De donde se deduce que se trata de un ‘proceso’, no de un estado. Amén

domingo, enero 28

¡Libertad sexual !

LA PROTESTA DE DOUCE

Vamos a ver, ya está bien que este señor hable de sus achaques, de esos amigos tan raros que tiene, de sus filosofías orientales, de sus cantantes y sus amantes y a mí me tenga relegada al ostracismo, que no sé bien qué es pero que queda muy reivindicativo. Ahora que hasta los del tricornio se manifiestan , las bandas latinas y las indígenas montan sus follones en la calle, no hay derecho a que me tengan a mí aquí, amordazada, secuestrada , negándoseme derechos civiles que no asisten a estos folloneros baratos y que podemos ejercer los ciudadanos honrados.

Yo, que soy la ciudadana más respetuosa de este reino, que no me meto con nadie, que cumplo con todos mis deberes de guarda y compañía, que cobro muy por debajo del salario mínimo interprofesional (SMI) , sin convenio sindical que me lo suba desde el año 99 en que llegué hasta casa, me veo privada por mi patrón - se acabó ya lo de ‘papá’ ¡qué leches! – de los derechos más íntimos y personales.

Yo acuso, y por lo tanto protesto en este foro contra este dictador, déspota , autoritario que me tiene sojuzgada por muchos tés pacifistas que se tome, por mucho que hable de beatíficas filosofías orientales y otras mandangas que pinta muy bonito para quedar bien ante la opinión pública , pero que en nada coincide con su comportamiento y sus actitudes para con sus más allegados. Yo soy una perrita dulce, cariñosa, obediente (bueno, en general, tampoco vamos a pasarnos) , hago fiestas cuando es necesario, salgo de paseo cuando me sacan, como lo que me ponen y lo que cae... En fin, no voy a citar aquí todas las virtudes que me adornan, porque yo voy de sencilla por la vida y no me tiro pegotes como otros que no cito.

Y vamos por fin a la cuestión que me trae ante ustedes, benévolos lectores y lectoras ( a ver si haciéndoles la pelota presionan a mi papá y le convencen). Resulta que... a ver cómo se lo explico para que me entiendan... pues que , en fin, una es un animal, con instintos animales, es decir que siento, padezco, deseo, soy sensible... ( ¡A ver cómo se lo digo, porque parece que no captan mi pensamiento) Pues eso, que de vez en cuando, siento con más fuerza algunos deseos – bueno igual que ustedes, ¡que es qué ponen una cara!- pues eso : que me gustan mis amigos los perros . Bueno, gustar me gustan siempre, pero hay temporadas que me gustan más y claro, voy a buscarlos .Mi papá entonces, que es un estrecho, refuerza la vigilancia por si se me acercan demasiado , se muestran más cariñosos que de costumbre, bueno, no sé si la palabra ‘cariñoso’ es la más apropiada porque los veo demasiado ‘interesados’ y yo soy una perrita que sin desechar lo uno , ustedes me entienden, me gusta un poco que se acerquen con cariño. Pero ni por ésas, me controla bajo no sé qué pretextos de conveniencias que yo no entiendo porque me siento una futura madre responsable.

Todo este control me tiene de los nervios y cada vez que puedo le digo: “¡ahí te quedas, paperas, que yo voy a lo mío!”. El otro día la que pagó el plato fue mi mamá. Me sacó al jardín, cerró la puerta para que no escapara y me dejó corretear a mis anchas . Aprovechando un descuido cogí , pegué un brinco y salté el seto que nunca había saltado, y me fui derecha al Portalón, un bar donde vive un perro que es amigo mío y que siempre está preparado para esta circunstancias. Mi mamá , al ver que no estaba, salió preocupada a buscarme pero no me encontró porque cuando ella iba, yo regresaba por otro sitio y , cuando desesperada y nerviosa, volvía a casa me encontró a la puerta del jardín y me echó una filípica que yo aguanté como pude haciéndome la buena.

A mi papá también se la he jugado un par de veces estos días y siempre acaba encontrándome y fastidiándome todos mis planes. Esta misma mañana en la playa no me soltaba porque había por allí un colega suelto que aprovechaba mientras su dueño se bañaba (hace falta estar chinado para bañarse con 6 grados) para dejarse llevar por mis encantos. ¡Ya está bien que en pleno siglo XXI, después de la revolución sexual, los líos de las Anitas fantásticas, los matrimonios 'hetéreos y homogéneos,’- o como se diga- tenga una que aguantar a este inquisidor, tirano, dictador, opresor, autócrata ... y mucho más:

¡LIBERTAD SEXUAL, YA!

Pienso reunirme con Nagüy, Jos, Rita y otros amigos míos para redactar un manifiesto reivindicando algo tan elemental como nuestro derecho constitucional para hacer de nuestro cuerpo lo que queramos. ¡Nos ha merengao! Sé que Nagüy , Jos y sus amigos estarán encantados y se pondrán enseguida a repartir panfletos por el barrio. Ya les contaré.

La filosofía del té

No quisiera dar el té, pero cuando uno cree haber descubierto una pequeña ‘iluminación’ es conveniente que no quede difuminada sólo como una agradable sensación. Con “El libro del té” uno se acerca un poco, un poco tan solo, a una forma distinta de ver y vivir la vida: la filosofía del té expresa con su belleza, elegancia y simplicidad, toda una concepción del hombre, la naturaleza y la relación que existe entre ambos desde que ambos cohabitan. A la filosofía occidental, tan ‘racional’, quizá le falte ese halo de iluminación , se centre más en el hombre y se olvide de que somos un elemento más que formamos parte del cosmos en simbiosis íntima con la Naturaleza. Bueno, esto último que acabo de escribir pueden saltárselo porque a mí me funciona mejor la ‘cardíaca’ que la lógica como decía don Miguel... de Unamuno.

Quizá haga una ‘presentación’ ilustrada con las anotaciones que estoy subrayando en mi lectura. Creo que lo merece, de momento iré subrayando mis ‘hallazgos’. Pero no lo olviden, los escoge mi cardíaca.

Entre los ‘maestros del té’ se halla Lu Wu, un poeta chino del siglo VIII, primer apóstol del té. Nació en una época en que el budismo, el taoísmo y el confucionismo buscaban una síntesis. El simbolismo panteísta de la época exigía una representación que reflejara lo universal en lo particular y así lo plasmó en su obra “Ch’a Ching” ( La Sagrada Escritura del té), que, como deja entrever el título chino, es algo ‘ muy Cha-chi’.

Lu Wu,con sus sensibilidad oriental, habla así de las hojas del té: “deben tener pliegues como las botas de cuero de los jinetes tártaros, estar rizadas como la papada de un buey poderoso, desenrollarse como la niebla que se eleva de un barranco, brillar como un lago tocado por el céfiro y ser húmedas y blandas como la buena tierra regada por la lluvia”.Sólo quien tenga esa sensibilidad y capacidad de ver todas esas cosas en unas sencillas hojas de té será capaz de degustar el sabor de la vida en una taza de té, a ser posible compartido. Y no como yo anoche, que escogí cualquier taza – la porcelana china nació del té - cuando cada especie de té requiere una, ni supe ver en el hervor del agua el momento oportuno, ni utilicé casi ninguno de los veinticuatro elementos del equipo del té, desde el brasero de trípode hasta el armario de bambú donde se guardan todos esos utensilios. Con nuestras prisas, con nuestra falta de modales, hemos olvidado la belleza de los ritos.

Sólo en ese clima podremos entender lo que escribió Lu T’ung sobre este brebaje:
“ La primera taza me humedece los labios y la garganta, la segunda rompe mi soledad, la tercera busca en mis entrañas estériles y encuentra en ellas unas cinco mil volúmenes de ideogramas extraños. La cuarta me provoca una ligera transpiración, y todo lo malo de la vida se me va por los poros. En la quinta estoy purificado; la sexta me lleva a los reinos inmortales. La séptima taza...¡ah ya no puedo tomar más! Sólo siento el hálito del viento frío que hincha las mangas de mi vestido. ¿Dónde está Horisan (el Paraíso chino)¡Dejadme cabalgar sobre esta dulce brisa y que me lleve por los aires!”
Vamos , como para decirle eso a los que se acodan en la barra de nuestros bares cuando van por el cuarto ‘chiquito’ de la ronda. Y es que nosotros somos muy ‘castizos’

sábado, enero 27

El libro del té

Pues sienta bien que los hijos nos descubran cosas que ignorábamos... ¡Ignoramos tantas, afortunadamente! Lo digo, porque hasta ayer nada sabía de Okakura Kakuzo hasta que vi un libro sobre la mesa de mi hijo y empecé a ojearlo. Es un libro que se lee fácilmente y nos descubre un modo de ver la vida que los occidentales, tan presuntuosos, hemos desdeñado o nadie nos ha enseñado a descubrir, tan pagados como estamos – bueno, algunos ni eso – de nuestra cultura grecolatina y nuestra moralidad judeocristiana. “El libro del té” que es el título de este librito me está abriendo a ese mundo, a esa visión estética de la vida.
“Antes de convertirse en una bebida, et té fue una medicina. En la China, en el siglo VIII, penetró en el reino de la poesía como una forma de distracción elegante. En el siglo XV, el Japón lo ennobleció convirtiéndolo en una religión estética, el teísmo. El teísmo es un culto basado en la adoración de lo bello en medio de los hechos sórdidos de la existencia cotidiana. Inculca la pureza y la armonía, el misterio de la caridad mutua, el romanticismo del orden social. Es esencialmente un culto a lo Imperfecto, ya que es un delicado intento de realizar algo posible en esa cosa imposib1e que conocemos como la vida. (“El libro del té” . Okakura Kakuzo)

Así que con su permiso, antes de retirarme, me tomaré una taza de té, mientras aprendo algo de los Maestros de este arte y a lo mejor se lo cuento.

Nota : En el habla cotidiana japonesa para referirse al hombre que se muestra insensible al melodrama de la vida se dice “carece de té”, y de los ‘demasiado’ (?) sensibles se dice que tienen “demasiado té”. Yo no les doy más el ‘té”

¡Ay quién supiera escribir! (¡Quién supiera pensar!)

Conozco a alguien que todavía lee los periódicos con la esperanza de encontrar algo original, algo personal, algo nuevo y a pesar de darse cuenta de que las ‘noticias’ no tienen nada de nuevas, que se repiten, que podemos pasarnos meses diciendo lo mismo, él no se desanima. Sigue leyendo.

Hoy se ha encontrado , una vez más, con la vacuidad de los discursos políticos, páginas enteras para no decir nada original, nada personal, fruto de una reflexión sobre el tema que escriben. Todo son refritos mal digeridos, llenos de ‘citas- pegote’ que tampoco añaden nada al ‘discurso’. Acaba de leer el texto que la señora 'Mini-ministra' de Educación del Gobierno de Educación debió soltar ayer con motivo de la celebración del Día del Maestro. El discurso, que me atrevería a afirmar fue redactado por algún currito, está lleno de frases vacías, citas mal traducidas, generalidades, sin ideas originales, ajustándose el corsé del lenguaje políticamente correcto. El susodicho me contaba:

“Si empezamos por lo último, por la forma, observamos que el autor o autora del texto hace malabarismos para evitar los deslices de género, los términos ‘profesorado’, ‘ciudadanía’ , ‘personas’, ‘profesión docente’ que siembran el discurso es el último grito en la corrección lingüística que supuso hasta ahora el plan A (véase F.G.) es decir las parejas: chicas y chicos, profesores y profesoras, alumnas y alumnos, maestros y maestras, puesto que de su Día y de su profesión se hablaba. Puesta en marcha la opción B, o sea la 'neutralización' de los géneros, las parejas alumnas /alumnos, chicos/chicas puesto que del "Día del Maestro" se trataba, se han convertido en ‘ciudadanía’: ['cualidad de ciudadano' 1. adj. Natural o vecino de una ciudad. U. t. c. s. 2. adj. Perteneciente o relativo a la ciudad o a los ciudadanos. RAE]. Si con ese lenguaje se proponía evitar la ‘invisibilidad’ femenina (Gorostiaga dixit) a fe que van a conseguir que nos diluyamos todos en las calles y monumentos de la Ciudad. Cada vez que oigo lo de ciudadanos, perdón ‘ciudadanía’ me dan ganas de ponerme a cantar eso “ Allons enfants de la Patrie... aux armes citoyens...”

La verdad es que sin darme cuenta me he liado con el primer punto de lo que quería decir y no quiero alargar también mi discurso. Así que lo ‘interrupto’ aquí, y si luego tengo ganas de comentar otros aspectos que afectan al fondo de la perorata, lo haré. Perdonen el coñazo. Es que a mí , como a mi Presidente , hay cosas que me ‘ponen’...de los nervios. Por cierto que él también abrió su caja de sorpresas y soltó por su boquita regional y patriótica. Pero esa es otra historia”.
------------
Referencia: Véase un párrafo del importante discurso:
"Pues, bien; la sociedad de Cantabria debe valorar que es fundamentalmente el profesorado de nuestra región quien, con su labor diaria, contribuye decisivamente a la construcción de ese capital; un capital humano, social y cultural que nos permitirá ser una región con una ciudadanía más y mejor informada; una ciudadanía con un conocimiento más profundo del saber y de la realidad social, política y ambiental; y, sobre todo, una ciudadanía más justa, solidaria y democrática.

La Academia de Pla(s)tón.

  • Hoy día todo el mundo quiere ser académico. Además de las Reales Academias de la Lengua, de las Bellas Artes, de las Ciencias, de la Historia, de la Medicina, Jurisprudencia ... y demás saberes, quien más quien menos monta su academia, para recuperar suspensos, dar clase de conducir, enseñar idiomas o para montar galas y poder gritar valientemente contra la guerra desde un escenario o bendecir los procesos de paz... Ponga una academia en su vida y será más ‘académico”
  • Si Platón se diera una vuelta por estos pagos estaría contentísimo, aunque seguramente daría algunos consejos a sus imitadores. Lo primero, que no hay academia que se precie que no tenga un lema que sirva de advertencia a los futuros ‘académicos’. Al parecer él había puesto en el frontispicio del terrenitoadquirido con el precio que se ahorró por su rescate aquello de : “No ingrese aquí si no es geómetra.” ¿Se imaginan si se pusiera algo similar en otras academias?

  • Es probable que les sugiriera que el que quiera una academia se la pague con su dinero, como hizo él para comprarse aquel terrenito con olivos dedicado a Academos, héroe griego. Es muy fácil llorar al Estado para que nos conceda un chalecito en Zurbarán 3 y luego bailarle el agua para agradecer los servicios prestados. Para sentirse libres es mejor no depender de ningún amo, de ninguna doctrina, ni de ningún credo, que es lo primero que debería aprenderse en las academias.

  • Además las ‘academias’ se copian unas a otras, si una concede premios, que es la finalidad de algunas : premiar con una estatuilla para satisfacer el ego de los amiguetes, las demás no tardan en copiarla. Si una regala una estatuilla de un hombre desnudo vestido de una capita de oro y lo llama tío ‘Oscar’, van otros que tienen aires de grandeur y lo llaman “César” y vienen los últimos y buscan otro que también sea bisílabo y lo apellidan “Goya”, sin saber muy bien por qué escogen esos nombres y sin que se pueda ofender Academos que para eso es el héroe de todo lo que se llame Academia.

  • Decía Platón, bueno eso me lo invento, que no había academia que se precie si no se dan diplomas de fin de curso, pings algún amuleto y no se monta la “Fiesta de Fin de curso”. Sin fiesta, desfiles, alfombras rojas, galas, vanagloria, discursos aburridísimos y nada originales, parece ser que no hay academia. Una gala sin escotes, sin vestidos rojos, esmóquines , trajes negros , vestidos largos, sonrisas cartón piedra, miradas asesinas, y envidias secretas... no es una gala. Se trata de que sin cantar demasiado bien, demos la nota. Y si encima nos empeñamos que eso lo retransmita cualquier Televisión Española el sopor de la feria de la vanidades puede estar asegurado.

Así que ya saben, no se pierdan el “Bienvenidos al Pla(s)tón de la Academia”

viernes, enero 26

A Luz Casal

De entre todas las noticias que oyes , mientras comes o lees , hay algunas que te punzan el corazón, y te detienes a escuchar. Normalmente son noticias que te duelen y por eso pones al corazón a la escucha.

Hoy me hablaban de Luz, de Luz Casal. No la conozco personalmente, pero sí conozco muy bien algunas sus canciones, me ‘sé’ muy bien su voz desgarrada y su modo de cantar por donde suben, bajan se adentran las emociones. Normalmente hablan de amores perdidos , rotos , de sufrimiento, de intimidad y desgarro, de ‘negras sombras’ como la que ahora se cierne sobre ella. Pero por encima de todas las sombras que canta siempre aparece una Luz, la luz de su voz, la luz de su fuerza en su apariencia frágil. Su voz sabe, huele a las nieblas y al mar de sus orígenes y muchas veces he soñado arrullado por esa atmósfera ‘casal’ que crea en todo lo que canta:

"Mi norte, mi guía, mi perdición,
mi acierto, mi suerte, mi equivocación,
eres mi muerte y mi resurrección.

Eres mi aliento y mi agonía,
de noche y de día.

Dame tu alegría, tu buen humor,
dame tu melancolía, tu pena y dolor.
Dame tu aroma, dame tu sabor
dame tu mundo interior."

"Te has parado a pensar
lo que sucederá,
todo lo que perdemos
y lo que sufrirás?..."

"Si juegas a tenerme yo juego a que
te creas que me tienes; serena y
confiada, invento las palabras que te
hieren, y no me importa nada..."


Ánimo, Luz, tú sabes muy bien que también sabrás iluminar esa “Negra sombra que te asombra”

Cando maxino que es ida,
no mesmo sol te me amostras,
i eres a estrela que brila,
i eres o vento que zoa

La frase del día

DE CIORAN A SARAMAGO ( Versión en prosa de la 'Alegría de la huerta')

Iba a comentar, ingenuo de mí, la frase del día recogida en un diario de la capital, dándome perfecta cuenta de por qué la había seleccionado en la presentación del último libro de José Saramago (¿lo escribo junto o separado, señora ex-Ministra? “Las pequeña memorias”... La frase seleccionada , mirando al ‘tendido’, decía así. “Sólo son los optimistas los seres insensibles, estúpidos o millonarios”, luego supe que en realidad la frase no es suya sino de alguien que me imagino que él conoce muy bien , Emil Cioran.

Después, leyendo el artículo, la frase quedaba mejor ubicada en su contexto donde explicaba que las lecciones que más le han marcado en su vida las aprendió del hombre más sabio que ha conocido en su vida y que no sabía leer ni escribir. Más adelante es cuando afirma: “ Ahora mi optimismo está por los suelos. Hoy estamos todos unidos en la mierda del mundo, y no se puede ser optimista. Sólo son los optimistas los seres insensibles, estúpidos o millonarios. Hay basura en la calle, hay basura en las pantallas de televisión y hay que ser pesimistas”

Admitiendo toda la parte de razón que asista al escritor ‘lusohispano’ me resultan más ‘humorísticos’ y más corrosivos los “silogismos amargos” de su maestro Cioran, de quien había recogido su frase y encontré algunos que navegan entre el humor , la lucidez y la mala leche que adornan al francorumano.

Atrofia del verbo

- Sólo nos interesa lo que un escritor se ha callado, lo que hubiera podido decir, sus profundidades mudas. Si deja una obra, si se explica, se asegura nuestro olvido.

- Magia del artista irrealizado..., de un vencido que desaprovecha sus decepciones, que no sabe hacerlas fructificar.

- ¡Tantas páginas, tantos libros que fueron fuentes de emoción para nosotros, y que releemos para estudiar la calidad de los adverbios o la propiedad de los adjetivos!

- Existe en la estupidez una gravedad que, mejor orientada, podría multiplicar la suma de obras maestras.

- Sin nuestras dudas sobre nosotros mismos, nuestro escepticismo sería letra muerta, inquietud convencional, doctrina filosófica.

- ¡Cuánto me atraen los autores de segunda fila (Joubert, sobre todo) que, por delicadeza, vivieron a la sombra del genio de los demás y que renunciaron al suyo por temor a poseerlo!

- Si Molière se hubiera replegado sobre sus abismos, Pascal, —con el suyo— habría parecido periodista.

- Desconfiad de quienes vuelven la espalda al amor, a la ambición, a la sociedad. Se vengarán de haber renunciado a ello.

- La historia de las ideas es la historia del rencor de los solitarios.

- Plutarco, hoy, escribiría las Vidas paralelas de los fracasados

- Algunos seres deberían haber vivido en ciudades alemanas de la época romántica. ¡Imaginamos tan bien a un Gérard von Nerval en Tubinga o en Heidelberg!

- La capacidad de aguante de los alemanes no tiene límites; y ello hasta en la locura: Nietzsche soportó la suya once años, Hölderlin cuarenta.

- Lutero, encarnación del hombre moderno, asumió toda clase de desequilibrios: un Pascal y un Hitler cohabitaban en él.
---------------------
Referencias:
José Saramago: "Las peqeñas memorias". Alfaguara
E. Cioran: “Syllogismes de l’amertume” Gallimard. Pág. 4 y 5

El Licenciado Malestares

Como tengo tantos amigos raretes no sé si les he hablado del que yo llamo Licenciado Malestares. Este tipo mezcla de ternura, cierto estoicismo castellano , ingenuidad e hipocondría en dosis proporcionales, no me cae mal pero a veces me da algo la paliza con sus malestares, de ahí, como habrá deducido su sagacidad, lo de Licenciado etc...

Ayer me lo encontré a altas horas de la noche ¿o son bajas?. Bueno a las diez y media, que no sé si están arriba o abajo. Yo iba a recoger mi coche y coincidí con él parking. Charlamos un rato de sus últimos malestares y dejamos aparte sus problemas auditivos, los propios de la edad y otros malestares más personales. Al preguntarle qué hacía a esas horas con el frío que pelaba, él que es muy 'de casa' me dijo que venía de rehabilitar sus maltrechas lesiones musculares. Preguntarle eso y soltarme su discurso fue todo uno. La culpa la tengo yo por haber abierto la espita de las lamentaciones del Licenciado.

Me habló de 'Epifanio', y yo como un tonto le pregunté si se trataba de su fisioterapeuta. Casi se me ofendió al preguntarle esto porque enseguida me dijo " Un respeto para la 'fisio' que se llama Vero y es fisioterapeuta muy 'diplomada', además de que tiene unas manos divinas..." y no sé cuántas 'virtudes' más que no dejé que me enumerara porque le veía disparado. Así que insistí en quién era el tal "Epifanio". En mala hora, porque me soltó un rollo.

- "Epifanio, me dijo, es el 'robot' que me 'ultrasona' mis maltrechos músculos, que como usted sabe viene de 'mus' 'ratón' y culus (diminutivo:'pequeño'). Está dotado de un brazo articulado con un apéndice en forma de micrófono que aplicado en la parte correspondiente 'habla' con mis 'minúculos ratones', es decir mis músculos. Lo que ellos se digan para mí es un misterio porque, como le he dicho emplean un lenguaje 'ultrasónico', que ni usted y mucho menos yo, podemos captar, porque son eso: muy 'ultras'. "

Como vi que se iba a enrollar y hacía un frío que pelaba le rogué que abreviara y que me contara otro día con más calma lo de su fisioterapia. Me temía que a continuación de hablar de Epifanio le iba a tocar el turno a la tal Verónica así que le dije que terminara con Epifanio y que ya seguiríamos otro día con lo del hielo y los masajes. Al ver que me estaba quedando pasmado (por el frío), me dejó un apunte que había leído sobre los ultrasonidos y nos despedimos prometiéndome que el próximo día no hablaríamos sobre el Gobierno, sino sobre la fisio y sus masajes.

Bufff... ¡Qué alivio! Por curiosidad leí por encima el papel que me había endosado y lo dejé porque hablaba de " de cavitación que aumenta la permeabilidad de la membrana celular así como precipita la degranulación de los macrocitos y la liberación de histamina para, de una manera controlada, iniciar la respuesta inflamatoria previa a toda regeneración fibroblástica" y sólo de leerlo ya sentía que mis macrocitos se me degranulaban...

jueves, enero 25

Ars amandi

A mi amigo don Inseguro Impertinente no le gusta hacer aseveraciones categóricas sobre nada y menos sobre algo de lo que no tenga algo de experiencia y conocimiento. Todo lo que expone lo hace como hipótesis verosímiles, de acuerdo con lo sabe o experimenta y sobre eso del amor tiene apenas tiene opiniones balbucientes. Alguna vez leyó este texto:

“Supongamos al hombre como hombre y su relación con el mundo en su aspecto humano, y podremos intercambiar amor solo por amor, confianza por confianza, etc. Si se quiere disfrutar del arte se debe poseer una formación artística; si se desea tener influencia sobre otra gente, se debe ser capaz de ejercer una influencia estimulante y alentadora sobre la gente. Cada una de nuestras relaciones con el hombre y con la naturaleza debe ser una expresión definida de nuestra vida real, individual, correspondiente al objeto de nuestra voluntad. Si amamos sin producir amor, si por medio de una expresión de vida como personas que amamos, no nos convertimos en personas amadas, entonces nuestro amor es impotente, es una desgracia.”

Don Inseguro se atrevería a afirmar que quién no conozca de antemano al autor de este texto, no lo relacionaría con el autor de El Capital. Pero así es, el texto pertenece a Carlos Marx (“Economía Nacional y Filosofía”).

La cita es de Fromm en “El arte de amar” cuando afirma que amar es sobre todo dar, pero no como un sacrificio, como quizá lo entienden algunas personas, sino como un don gratis fruto de la riqueza interior:

“Qué le da una persona a otra? Le da algo de sí misma, de lo más precioso que tiene, de su propia vida... Da lo que está vivo en él, da de su alegría, de su interés, de su comprensión, de su conocimiento, de su humor, de su tristeza, de todas las expresiones y manifestaciones de lo que está vivo en él. Al dar así de su vida, enriquece a la otra persona, realza el sentimiento de vida de la otra al exaltar el suyo propio. No da con el fin de recibir, dar de por sí es una dicha exquisita. ...

Dar implica hacer de la otra persona un dador, y ambas comparten la alegría de lo que han creado” (Eric Fromm: “ El arte amar”. Paidos. Pág.33)

El hombre del Sahara

El hombre del Sahara es un hombre ‘peculiar’ por poner un adjetivo que en principio correspondería a cada uno de los hombres, porque ser peculiar es aquello que es propio de cada cual. Cuando lo aplicamos es como si quisiéramos decir que alguien es más ‘peculiar’ que los demás, aunque suene a redundancia. Quizá, en el caso al que nos referimos serían muchos los calificativos que necesitaríamos para definirle, si ‘definir’ en el sentido de poner límites no fuera ya una manera de limitar a las personas. Resulta más difícil acotar cuando de hecho todos somos contradictorios. Y el hombre del Sahara resultaría contradictorio si quisiéramos limitarle, porque es cercano, entrañable y al mismo tiempo se te antoja inasible, cuando crees tenerle cerca es como si te escapara, huyera a refugiarse en sí mismo. Un mundo que percibes complejo y múltiple o quizás sea el respeto de acercarse a él, por miedo a sentirte desnudo ante su dictamen claro y sin ambages.

Las relaciones humanas cuando aspiran a ser eso, relación, comunicación, son quizá así de complejas, si pretenden ir un poco más allá del “quetal”, “muybien”. No sabemos si los demás se nos escapan o somos nosotros los que nos resistimos a dejarnos coger. Pero eso no es lo más importante en este momento, se trata de él, no de nosotros. Lo más importante es que él sea como es . Creyente escéptico de todo y sobre todo, agnóstico con fe acendradamente dudosa, generoso, cercano de todo aquel que le necesite de su hospitalidad, de sus cuidados, de sus dineros y , sobre todo, de él. No hay entrega mejor que la que se da a sí mismo, no sus cosas.

Creyente fiel y pertinaz seguidor de la Belleza como único Dios tangible, la busca allá dónde crea que se encuentra o se encuentran: paisaje hermoso o desolado, animal o mujer, niño, obra de teatro, poema, silencio, danza o texto desgarrado. Cree en esa Diosa porque allí encuentra lo mejor de él, lo mejor del hombre. Ser de emociones intensas, calladas , contenidas, que se abraza a Ella en la más estricta intimidad, esa porción íntima que guarda para sí y lo más cercano.

El hombre del Sahara volverá una vez más a la cita que tiene en el desierto. Irá, a pesar de extrañas e incomprensibles rémoras que en varias ocasiones han estado a punto de dar al traste con sus deseos. Una vez más la llamada de ese desierto que es algo más que un puñado infinito de arena, ha sido más fuerte. Le ha llamado el desierto y sobre todo la miseria, la desolación, el hambre , el olvido de centenares de miles de personas vergonzosamente olvidados por los que les dejamos abandonados a su suerte. Esa es la voz que le llama: la de una entrañable y triste realidad del otro lado de la frontera de los protocolos, las ceremonias, las miradas hacia otro lado y la desesperanza.

Irá del nuevo al Sahara que muchos desearían que no existiera para que no les señalara con el dedo de la vergüenza.

"Savoir aimer"... saber expresarlo sin palabras

miércoles, enero 24

La ley del silencio

ANÉCDOTA ESCOLAR

Son las 13:20h horas de la mañana, las terribles 13:20h horas en todos los relojes de la tarde. Pero para qué vamos a andarnos con pamplinas poéticas: es la última hora de una mañana que empezó a las 8.30 h y terminará a las 14:15 h de la mañana o de la tarde, como prefieran.

Por supuesto hablo de un Instituto de Secundaria, lo de secundario casa muy bien con las prioridades que rigen en este Reino. El profesor de guardia se dirige hacia el aula de donde cree que parten los chillidos, las carreras y otros ruidos propios de estas horas. Abre con cuidado la puerta, por simple precaución, para no ser arrollado por algún corredor de fondo o que viene desde el fondo de la clase.

Muy digno él, muy circunspecto, se sube a la tarima porque lo considera más conveniente que tirarse al suelo y ponerse a patalear como la mamá del anuncio televisivo en el supermercado ante los alaridos de su hijo. Esa presencia no debe intimidar a cuatro cinco que siguen corriendo por el aula, charlan con algún compañero, empujan a alguien o hablan en voz alta. Poco a poco algunos o algunas van comprendiendo algo o es que se aburren de ver al profe con gesto adusto y sin proferir palabra . Intriga en algunas, algunos. Indiferencia en otros que siguen a los suyo, sin instalarse aún en su sitio.

Para romper el silencio intrigante del profesor entarimado una alumna pregunta :

-¿“ No viene Nieves?”. Nieves es la Srta, Nieves Rodríguez, profesora de Lengua . El profesor espera un poco más fingiendo una tranquilidad que es cabreo sordo por dentro, hasta que van callándose el resto de las voces.

- “ No acostumbro a hablar cuando otros hablan.” Dice escuetamente. Mira su reloj : “Habéis necesitado 5 minutos para callaros”, dice a ojo de buen relojero.

En estas estamos cuando viene “Nieves”. El profe de guardia le dice : “Estos jóvenes – bueno, tienen 12 y 13 años- han necesitado cinco minutos para cerrar el pico". La profesora, quizá para abundar en el hartazgo, comenta.

“- ¡Uyy! Eso es poco, a veces necesitan más ”. Y añade. Es un grupo , podemos decir ‘pasable’, pero hay tres o cuatro personajes que lo ‘fastidian’ un poco para decir de una forma suave" El profesor de guardia le dice : “ ¿Y por qué no dices ‘lo joden’ bastante?"

- “ Quizá es que no me atreva a emplear esas palabras”
- “Pero es que a lo mejor ese lenguaje lo entienden.”

Y sin más , muy digno, pero en el fondo satisfecho por haber reñido esta batalla con pocas palabras. Total si se hubiera puesto a dar el par de voces que le pedía el cuerpo hubiera sido más cruenta la batalla, y no están los tiempos para gastar la pólvora en salvas(e) la parte.

Pensamientos en SI bemol

Todo lo que hacemos tiene sus ventajas y sus inconvenientes. ¿Por qué no arriesgarnos? Si por prudencia no arriesgamos, nunca ganaremos. Además, si no salimos de la rutina la vida puede ser deliciosamente aburrida.

Tomar la decisión perfecta no deja de ser algo utópico, a lo mejor más Allá puede que se den esas cosas. Lo malo es que queda algo lejos.
  • Podemos controlar a los demás hasta hacerlos ‘perfectos’. Cuando lo consigamos puede que estén cansados de tanta perfección y decidan seguir siendo imperfectos.
  • En busca de proyectos imposibles y perfectos conseguiremos recorrer un largo camino ... que nos llevaran a ninguna parte.

  • Con frecuencia la vida no nos trata como merecemos, al menos eso pensamos, pero a veces lo trágico, sabiéndolo ver, puede tener su lado cómico. Sólo se necesita un poco sentido del humor.

  • Hay personas inaguantables sin necesidad de ser suegras o petardos de cuñados, pero siempre hay maneras de tenerlos a cierta distancia. ¡Pesados!
    A propósito, ¿ has pensado en los que te ‘aguantan’ a ti, majo?

  • La vida no es un camino de rosas, dijo uno. Dímelo a mí, que me paso las mañanas y las tardes entre gente que está al borde del camino.

  • Si pensamos en lo terrible y angustioso que es deprimirse y en lo inútil que me vuelvo cuando me deprimo, lo más probable es que nos volvamos aún más inútiles de lo que creemos que somos cuando nos empeñamos en deprimirnos. Y es que somos cabezotas.

  • Y ya puestos ¿ por qué no escuchamos algo para que no siempre sea el Bisbal o alguno de ésos?

De colores

A veces ocurre que nos empeñamos en verlo todo negro y hasta puede ocurrir que nos parezca que nos sobran 'razones' para que así sea.
Hay días que vemos la vida en blanco y negro, pero también podemos ver la vida 'de colores'.
Es cuestión de punto de vista, todo depende del color del cristal que usemos.
¿El color está en las cosas, o lo llevamos dentro?
¡Qué preguntas!

martes, enero 23

Zoom sobre un punto diminuto

Somos lo suficientemente insignificantes como para no tomarnos tan en serio y lo suficientemente importantes para vivir intensamente de lo que disponemos




...¿ Y si ahora regresáramos al punto de partida?

Ha muerto el "Trapero de Emaús"

Henri Groués, más conocido bajo el nombre de "l'Abbé Pierre", nombre que escogió en la clandestinidad durante la ocupación alemana, buscado por la Gestapo mientras acogía judíos, falsificaba pasaportes, y huía de Francia para unirse en Argel con de Gaulle. El creador en 1949 de los "Traperos de Emaús", que cuenta con centenares de centros de ayuda a los 'sin techo', diputado promotor de la "Insurrección de la bondad" o del 'Manifiesto contra la pobreza', ha sido y es uno de los personajes más queridos en la Francia laica, ha muerto ayer en el Hospital parisino de Val de Grâce.

Son 94 años de lucha y rebeldía contra la injusticia , y al lado de los pobres: "hay que abrir los corazones a las hambres y sed de justicia, a lo que podemos llamar la cólera del amor". Un hombre que libró la batalla del amor por su cuenta, fuera del encorsetamiento y las moralidades de su Iglesia, poniendo de relieve la hipocresía eclesiástica.

Cuando se mueren hombres así, perdemos algo muy valioso. Pero su obra y su Pensamiento no se mueren: " On ne possède vraiment que ce que l'on est capable de donner. Autrement on n'est pas le possesseur, on est le possédé"

"Sólo poseemos de verdad nuestra capacidad de dar. De otro modo no somos poseedores, sino poseídos"

No son noticia

Se han ido casi en silencio, han tenido que salir por la puerta de servicio. A su salida no se han agolpado esos ‘audaces’ reporteros que micrófono y cámara en mano corren tras la ‘Noticia’ que llega o parte desde cualquier aeropuerto, los que se patean los andenes del AVE adonde llegan o desde donde salen las viudas y los viudos, los farruquitos o las obregón y sus muchachos. No estaban allí, esperándoles a la llegada de sus ‘chaleses’, en el caso de que los tuvieran, o poniendo el micrófono en el ‘telefonillo’, para preguntar si el señor había llegado ya a casa.

Los últimos días del año recogieron los cuatro papeles que le quedaban en la Casa, guardaron las fotos que había encima de la mesa de su despacho, echaron una última mirada a aquellas paredes desde donde les contemplaban, extrañados, los cuadros, los carteles que a lo mejor algún día trajeron de un viaje a Nueva York, Colombia, o los campamentos del Sahara. Con el alma un poco encogida dijeron un adiós callado a decenas de año de trabajo, de éxitos, de zancadillas, de premios, a miles de hora de preparación de entrevistas, a viajes, a voces emocionadas... Encerrar en unos minutos tanto recuerdo era imposible, y sólo quedaba una sensación difusa que no se sabía muy bien si era de alivio, de rabia, de añoranza , o de nada. Quizá en el fondo , preferían una salida así, sin homenajes, sin discursos vanos, sin abrazos de cartón, sin regalos de compromiso, acribillados por decenas de miradas no se sabe si amistosas, indiferentes o hasta regocijadas.

Se han sin ruido, o al menos sin que la inmensa mayoría de los que les oyeron en la radio, los vieron en la tele, leyeron sus artículos, soñaron con sus voces, se enternecieron con sus entrevistas, se hayan enterado. Los más asiduos vieron que de repente su voz, su imagen no aparecía en su programa preferido, ya no envían sus crónicas desde muy lejos y lo fueron aceptando con más o menos resiganación. El lunes 1 de enero, algo más de ochocientos trabajadores tuvieron que abandonar TVE o RNE, dicen que para ‘sanear económicamente’ la empresa, que pronto volverá a sufrir los mismos males. Rostros , voces conocidas como la de Andrés Aberasturi, el ex presidente de la Academia de la Televisión Ignacio Salas, a los que seguirán pronto los Julio César Iglesias , Beatriz Pécker, Pedro Erquicia, Antonio Gasset, el hombre del cine, y los eternos ‘deportivos’ Miguel Ángel de la Casa, Pedro Barthe o los sucesores de los Medina, Maldonado y Montesdeoca. Ya no nos llegarán las noticias de Asia, París , Bruxelas, Israel, contadas por las voces y los rostros de Rosa María Calaf, Angel Gómez Fuentes, Luis de Benito o Agustín Remesal.

Para los que hemos ‘vivido’ el sol, la lluvia, la nieve y los puertos del Padornelo y de la Canda cerrados en esas voces, ya no serán igual los días soleados o de mar rizada. No nos sabrán las noticias venidas de muy lejos de la misma manera cuando no oigamos a Rosa María o los festivales de Cannes o de Venecia no tendrán ese tono y timbre de voz ‘gassetianos’ que suenan a cine.

La edad, la cochina edad, los jodíos números que todo lo simplifican e igualan a los manta y a los talento, el puto dinero que no tiene ni ojos, ni oídos, ni vista, ni corazón y mucho menos talento.

Desde aquí mi recuerdo, mi respeto, mi admiración, mi cariño por estos rostros, por estas voces, por estos periodistas, pero sobre todo por aquellas personas que me mostraron una manera de comunicar , me acompañaron y me mostraron aspectos de la vida a su modo.Hoy que no son 'noticia', ni siquiera para sus compañeros. Quizá no interese que lo sean.

lunes, enero 22

De Alcorcón a Azuqueca

De vez en cuando, uno de los personajes que frecuentan esta bitácora desaparece sin que nadie sepa nada de él. Misterioso como es, no le gusta comunicar a nadie sus ausencias y aparece cuando menos se piensa. Esta mañana la lluvia y el frío hicieron que se volvieran a encontrar D. Uno y él, en la cafetería que ambos frecuentan. Don Otro leía en la prensa los sucesos del fin de semana en Alcorcón cuando su amigo se acercó a él:

  • Don Uno: ¡Cuánto tiempo, Don Otro! ¡Felices los ojos!

  • Don Otro: ¡Hombre, Don uno! Pues sí, desde el año pasado nada menos. Ya sabe usted que de vez en cuando me apetece desaparecer de la escena pública y dedicarme a mis “Rêveries” , como decía Jean Jacques.

  • Don Uno: ¿Y quién es el tal Jean Jacques, si puede saberse? A ver, que yo me entere

  • Don Otro: Un señor que usted conoce quizá mejor por su apellido. Un bicho raro como yo, medio filósofo, medio filantrópico soñador , amante de la música , de las artes y las letras y un pelín atrabiliario. Ya sabe, J.J. Rousseau de quien me gusta leer de vez en cuando sus “Rêveries d´un promeneur solitaire" porque en ese libro , entre la poesía y la filosofía, habla de sus ‘rêveries’. Mientras pasea reflexiona sobre la moral, la religión, la mentira, la felicidad, la bondad, los beneficios de la soledad y de la amistad...

  • Don Uno: ¿Y por qué se ha acordado usted de él?

  • Don Otro: En realidad no es que me haya acordado ocasionalmente, me refiero que participo de mucha de las ideas de las que habla. En estos momentos , como él, reflexionaba un poco sobre cómo trata la prensa hechos como los sucedidos en Alcorcón este fin de semana y me decía: “ Ya están los chicos de la información o desinformación montando su tinglado para unos días"

  • Don Uno: Ya sé que no le caen del todo simpáticos estos chicos, de la pluma, la cámara, el micrófono y la pantalla.

  • Don Otro: No es que me caigan mal, en parte, sólo en parte, comprendo su oficio, pero es que creo que se exceden en la parafernalia con que ‘adornan’ sus noticias, sin importarles las consecuencias la repercusión que su modo de tratar las noticias puede alcanzar. No me gusta que se llamen Medios de Comunicación, preferiría que se denominasen Medios de Información , por no decir ,muchas veces, de desinformación.

  • Don Uno: Le encuentro un poco severo para lo moderado que usted suele ser.

  • Don Otro: Mire, don Uno, si me pongo un poco intransigente es porque a la inmensa mayoría de ellos no les interesa ‘comunicar’, trabajan demasiado presionados y con demasiadas prisas para reflexionar y hacer reflexionar a sus lectores, escuchantes o espectadores.

  • Don Uno: Creo que en eso estoy de acuerdo con usted. Les gusta ‘épatar’, si me permite usted el galicismo ya que hablamos de Rousseau que, aunque suizo, era más francés que otra cosa , y su lengua materna fuera la francesa y se expresara muy bien en ella.

  • Don Otro: Así es Don Uno. Quieren sorprender, llamar la atención. Ya verá usted como tenemos una temporada en que vamos a descubrir a todas las bandas de Latin King, Ñetas, Skin Head y demás que hay por el país y que esporádicamente aparecían en las noticias. Aparecerán casos en Alcorcón, Azuqueca de Henares, Mataró o en cualquier barriada de Valencia o de las grandes ciudades.
    Verse en la pantalla como héroes de una película rodada en el Bronx es una publicidad gratuita que les costaría una pasta si tuvieran que promocionar su ‘producto’, la violencia gratuita. Los medios de ‘comunicación’ se la hacen ‘por de gratis’, con planos de noche, persecuciones policíacas, sirenas, bastonazos, carreras en la noche.

  • Don Uno: Se diría que está usted escribiendo una novela o haciendo el guión de alguna película.

  • Don Otro. No se crea que exagero. Entre los jóvenes que ven la tele, habrá algunos, que esto les parece más atractivo que aburrirse horas y horas sentados en las sillas de un aula, no interesándoles nada esos rollos de los sintagmas, los anhídridos, las ecuaciones, el Siglo de Oro, las corcheas o la semifusas explicaciones de los profes. Y el próximo 'finde' irán a la 'zona' a ver si pueden montar alguna movida de éstas y darse a conocer un poco. Si no sales de triunfito, en la cama del Gran Hermano o en un follón de estos no eres nadie, tío.

  • Don Uno: Pues me lo pone usted bien ahora que tengo que ir clase. No veo a mis chicos metidos en esos berenjenales.

  • Don Otro: No digo que sea el caso de sus alumnos, aunque por su Instituto ya habrá algún candidato. Seguiremos hablando, porque ahora vendrán los comentarios y ahí sí que habrá para todos los gustos, que si xenofobias, que si provocaciones y de paso los políticos que pescan en todos los ríos revueltos, empezarán que si vosotros, que si fachas, que si progres. Y así vamos, del “Pacto” al “Bombazo”, de las manifestaciones a las reuniones, de la calle Boroka a ver si “me los enchironas”. En fin, nuestra vida de cada día. Pura gloria.
Nota:Buscando más información sobre los hechos comentados por Don Uno y Don Otro, me he encontrado con esta perla lingüístico-ortográfica que ha hecho estremecerse al corrector de Word, pero es bastante ilustrativo. Dejo a Don Otro que lo repase en sus “Promenades”. (Biba Internés i la cultura)

"Los alkorhooligans somos un grupo antifascista k vamos a animar a nuestro ekipo los del alkala (brigadas alkalainas) son SKINS NAZIS pork no se si sabres k la palabra SKINS no solo agrupa a los k son NAZIS sino k los ai apoliticos y de izkierdas.

otra kosa ser anarkista no significa k seamos subnormales , si un fascista(o algun otro) intenta agredirnos se va a encontrar a un ser humano k le va a acer frente kon uñas y dientes , solo te digo una kosa seremos tolerantes kon los tolerantes y esa palabra no incluye a los k son de derechas, pork son los primero k no respetan .POR k??se cren superiores?? la respuesta es si, vuestro racismo solo os llebara a vuestra destruccion"

domingo, enero 21

Un baño de nostalgia o cómo cualquier tiempo pasado es diferente

Ahora que está de moda mirar para atrás en lugar de hacia delante , mientras unos se dedican a remover viejas cenizas y de paso levantar antiguos enconos, los hay también que buscan su clientela entre los que les gusta recordar aquellos años duros de escaseces, represiones, necesidad de aire fresco y primeras ilusiones.

Andamos ahora - me refiero a este ‘recuerdo periodístico del pasado’- al principio de los 60, cuando José Escobar da vida a Zipi y Zape que como hispanos, son mucho más traviesos que Tom y Jerry , Chip y Chop o Daniel el Travieso, sus competidores extranjeros. Son tiempos de suecas que revolucionan las playas y que atraen las miradas sobresaltadas del macho ibérico que hasta ahora creía que las mujeres sólo llevaban peineta. Los burro-taxis de Mijas, Granada, Málaga o Sevilla pasean sobre sus pacientes y torturadas espaldas por Bib Rambla, Larios o el Barrio de Santa Cruz a esos orondos turistas que nunca habían montado en vehículo tan ecológico. Años de ‘Nodos’, de obreros en la calle, de tardes de radio, fútbol, toros y Bahamontes, de procesiones y sermones, de muros en Berlín y bahías de Cochinos, de Plácidos y El Cid, de Rock & Roll , Estudiantes, Brincos y José Luises con su guitarra.

Hasta allí he vuelto en esta tarde, a ver esa película en blanco y negro que entre sus tonos grises hablaba de esperanzas, de tiempos mejores, con músicas que querían ser nuevas. Están invitados al guateque, José Luis y su guitarra, con Mariquilla: “Mariquilla bonita,/ graciosa chiquita, /tu eres mi querer./Yo te doy mi vida,/mi alma y mi sangre/ y todito mi ser...” una canción simple y cursi pero que tarareábamos al son del ‘mmm... mmm... pam nara, pam nara’.


Blessed Art Thou, Angelina Jolie

¿Quién dijo que Dios había muerto? ¿Quién afirma que nuestra sociedad es atea, descreída? Nunca hubo más fe en cantidad de ‘dioses’, ‘santos’ ‘profetas’ y ‘apóstoles’ que en estos tiempos que se proclaman ateos. No hay nada más que mirar la gente que se concentra en los estadios para ver a sus ídolos hacer ‘milagros’ con el balón o cantar sus canciones. Allí una especie de fe colectiva les hace entonar cantos , vestir los ‘hábitos’ de sus religiones o corear las preces de sus ‘profetas’. Es un sentimiento de borrachera y de éxtasis cuando esos dioses cantan y entonan juntos la canción que les salvará de la opacidad de sus vidas y se transformarán y levitarán por un momento. Y leerán sus hagiografías, y querrán que sus manos les toquen y les bendigan, y les pedirán una mirada, una sonrisa, un beso... ¿Qué darían por un beso de sus santas y sus santos?

Está sociedad de seres solitarios nunca ha sentido tanta necesidad como hoy de ‘religarse’, unirse a sus dioses y profetas para sentirse menos solos. Los nuevos Murillos, los Ribera, los Velázquez ya pintan sus santos y su vírgenes y estas estampas están en las paredes de las habitaciones, les acompañan en sus puesto de trabajo, están a la cabecera de sus camas.

Así lo ha entendido la pintora americana Kate Kretz y ha pintado su ‘Virgen’ con un título que no deja dudas: “Blessed Art Thou" , glosando el “Bendita tú eres” cristiano. Es como si ante este cuadro de Angeline Jolie , cual una nueva ‘Inmaculada de Murillo’, con su hija Siloh en brazos, escoltada por ‘anjolines' Maddox y Zahara, sus hijos adoptivos, presidiera las nuevas iglesias del ocio y el consumo, donde los nuevos fieles acudimos en días festivos y también entre semana a los nuevos ritos. Y allí, juntos pero aislados, poder rezar a la nueva Madonna:

Divina Angelina
llena estás de encantos
la Belleza y Brad Pitt están contigo
envidiada eres entre todas las mujeres
y en tus brazos sostienes a Siloh, tu hija.

Santa Jolie,
los pecadores de hoy
creemos en el paraíso donde moras.
Ten piedad de nosotros ahora,
y sobre todo en la hora de nuestra muerte.
Que así sea.

-------------------
Kate Kretz: http://katekretz.blogspot.com/

sábado, enero 20

A la búsqueda de las emociones dormidas

Estos días, sin saber exactamente por qué, se me han colado por las tuberías del recuerdo letras o melodías oídas hace algún tiempo. Con ellas se han filtrado, como sin querer, las emociones de antaño lo que me ha hecho pensar que guardamos dentro de nosotros una especie de mapa de canciones ligadas a un mundo de sensaciones que nos pueblan sin que a veces nos demos cuenta, hasta que un acontecimiento tonto las hace salir del baúl de los recuerdos.

La vida de todos nosotros ha pasado por diferentes circunstancias que han dibujado el mapa de sensaciones que nos pueblan y que va apareciendo en diferentes momentos. Este poder del mundo emocional que nos conforma tiene una variedad de matices del que sólo nosotros mismos somos los conocedores y reconocedores, ni siquiera las personas que compartieron con nosotros algunos de ellos los evocarán de la misma manera. El volver escuchar a Jarcha después de mucho tiempo, dibujó en mí ayer con bastante precisión la atmósfera que vivía mediado los 70 y se reveló no sólo mi ‘cliché’ emocional, sino que apareció nítido el ‘clima’ de aquel país que se sentía como recién nacido a una nueva vida. Al oír distintas canciones asociadas a diferentes momentos hace que afloren cada una de las emociones que en principio aparecen apelotonodas, en tropel, y hay que hacer un llamamiento a la memoria ‘racional’ para que trate de poner orden en este amasijo de emociones complejas que constituye la memoria ‘irracional’ o emotiva.

Al escribir esto me viene a la memoria el conocido pasaje de Proust cuando al principio de “Chez Swann”, de la novela-río “ En busca del tiempo perdido”, trata de reconocer toda la serie de emociones que un día le trajo el simple sabor y olor de aquella magdalena en forma de concha de Santiago que mojaba en el té. Era una tarde en el frío invierno de Combray, su madre le propuso que tomara, en contra de su costumbre, una taza de té junto con una magdalena ...

“... en el mismo instante en que aquel trago, con las migas del bollo, tocó mi paladar, me estremecí, fija mi atención en algo extraordinario que ocurría en mi interior. Un placer delicioso me invadió, me aisló, sin noción de lo que le causaba. Y él me convirtió las vicisitudes de la vida en indiferentes, sus desastres en inofensivos y su brevedad en ilusoria, todo del mismo modo que opera el amor, llenándose de una esencia preciosa; pero, mejor dicho, esa esencia no es que estuviera en mi, es que era yo mismo. Dejé de sentirme mediocre, contingente y mortal. ¿,De dónde podría venir aquella alegría tan fuerte? Me daba cuenta de que iba unida al sabor del té y del bollo, pero le excedía en mucho, y no debía de ser de la misma naturaleza. ¿De dónde venía y qué significaba? ¿Cómo llegar a aprehenderlo? Bebo un segundo trago, que no me dice mismo que el primero; luego un tercero, que ya me dice un poco menos. Ya es hora de pararse, parece que la virtud del brebaje va aminorándose. Ya se ve claro que la verdad que yo busco no está en él, sino, en mí.” ("Por el camino de Swann" . Alianza Editorial P. 61)
Las sensaciones no están en la canción, están en nosotros, arrinconados ‘del salón del alma, en el ángulo oscuro’ de nuestra memoria dormida esperando la mano de nieve que acierte a despertarlos.
---------------------
Ilustración: Stéphane Heuet

viernes, enero 19

Doña 'Ségo' se fâche (enfada)

Mientras por estas tierras, después de fracasado el plan A, pasamos al B y al C, allende los Pirineos la señora Ségolène sigue su campaña Royal para ver si le rebaja los humos al Sr. Sarkozy.La candidata socialista a la Presidencia francesa ha puesto firme a su portavoz Arnaud Montebourg y le ha sacado 'cartulina amarilla' por haberse hecho el 'gracioso' en una entrevista en 'Canal +' francés. Así que su pupilo se quedará un mes castigado sin puesto y si sueldo para que aprenda a no irse de la lengua, porque con el 'pan' de la política no se juega ha venido a decir la bella candidata.

La 'metedura de pata' se produjo cuando el periodista preguntó al joven porte-parole si su jefa tenía algún defecto. Ingenuamente respondió: "Ségolène Royal solo tiene un defecto, su pareja", y enseguida añadió: "era una broma". Pero la broma le ha salido cara porque ni a la Ségo ni a su compañero Mr. Hollande, Secretario general del PS, les ha gustado la gracia y le han dicho que durante un mes cierre el pico.

Así se las gasta la hija de militar que ha añadido: "Quand le moment vient, je rétablis de l'ordre juste, j'exerce mon autorité juste". O sea , "aquí mando yo"
-----------------------
Fuente: TV5.org

Salón de belleza

Contemplar la belleza
es asomarse a un pozo
cuyo fondo no llega a verse nunca,
porque es el fondo de nosotros mismos


Los pensamientos que no aspiran a la belleza
no pueden sino ser expresados
mediante enunciados
afectados de alguna falsedad


Fernando LLorente




He recibido la invitación de un esteta para visitar su particular "Salón de belleza". En tiempos de fealdades es bueno visitar estos salones si no queremos que las arrugas del alma nos hagan insensibles a estas 'iluminaciones'.
--------------------------
N.B.Esta presentación, imágenes, textos y música (el silencio) tienen como autor a Fernando Llorente, poeta, asceta y esteta... y más ta, ta, ta

De viejas jarchas

EL RECUERDO DE UNAS VOCES QUE CANTARON LIBERTADES

¡Qué culpa tengo yo de haber nacido temprano y aprender tan tarde que la vida no es de inocentes sino de los que van de espabilados. ¿He dicho ‘aprender’? pero si aún no me he enterado. Sigo balanceándome entre el ensueño de la inocencia y el más realista de los pesimismos, una extraña pareja que se dan la mano. La primera me sirve para seguir idealizando y pensar que aún se puede ir desnudo de maldades por la vida, la otra me impide que me dé el cacharrazo. Quizá porque me prohibieron casi todo, puedo soñar que todo se me debe y aspirar a ello caminando por el pasillo estrecho de normas que alguien trazó y soñando el más amplio de los campos.

Quizá por eso , sin saber cómo, ha vuelto a mi mente esta música y esta letra, que me sabe a ‘nuevos tiempos’, a aire más libre, en la equidistancia entre viejos temores y un futuro que se abría joven. Hoy, este país de democracia de dientes retorcidos, me parece mucho más viejo. Pero a lo mejor soy yo el que ha envejecido, aunque no creo que tanto como los que nos gobiernan.

La copla que esta en mi boca
a punto de ser del viento
qué lejos de aquella copla
que estaba en mi pensamiento.

La copla que imaginé un día
poder cantar de una vez
tal como yo la sentía
tal como yo la soñé


Esta pena que vive aquí en mi pecho
ya más que pena manda como un deseo
y es que desea dejar de ser deseo para ser pena

Là où je t'emmènerai...

DONDE COMIENZA EL SUEÑO...

C'est au bout du regard
Là ou les bateaux quittent la mer
Là, où l'horizon est tellement plus clair
Sous la belle étoile celle qui te dit que la vie ici
ne sera jamais rien que ton amie

...C'est là que te t'emmènerai

Allá, donde la vista se pierde,
allá donde los barcos abandonan el mar
Allá, donde el horizonte se despeja
bajo las estrellas que te dicen que la vida, aquí,
no será, siempre, más que tu amiga

Allí es dónde te llevaré...


jueves, enero 18

Revilla vuelve a la carga

Ya he contado en esta bitácora la ambivalente sensación que me producen ciertas 'salidas' del presidente de mi región, señor Revilla. Mis sentimientos van desde una cierta simpatía hasta el rubor y la vergüenza ajena.

Las apariciones de nuestro presidente son siempre esperadas y muy celebradas por los periodistas de la capital que deben ir a la estación de taxis más cercana a su punto de llegada a Madrid. Después no sé si le siguen hasta la Moncloa para ver si en su 'bolsuca' está la lata de anchoas de Santoña que ofrece en cada visita al Jefe del Gobierno.

También sus ruedas de prensa son celebradísimas porque siempre hay alguna 'revelación' jugosa que llevar a las páginas de sus periódicos o a sus micrófonos :ya sea sobre los problemas de vejiga de ilustros personajes del reino,ya sobre el menú de las bodas reales, o quién se fue de la lengua sobre los 'lapsus linguae' zapateriles en lo de los 'trágicos accidentes'. Este último comentario me suena ya a escolar chivato que dice al profesor: "Presi, no fui yo, yo sólo fui a lo del riñón. Fue Pedrito Rioja que salió primero,el que largó. Además estuvo fuera de clase 20 minutos, que miré mi reloj".

Con todo esto, Revilluca, tiene dividido al personal de esta tierra. Hay unos que festejan y aplauden estos numeritos y otros tipos raros, como este servidor, que se pregunta qué significa de verdad lo del taxi cuando no se escatiman otros gastos superfluos, que es eso de tanto besuqueo de banderas cuando hay cosas más importantes y no digo nada de las anchoas porque podría parecer que tengo envidia de Zapatero. Y es que esas anchoas son mucha anchoa y España le pone.